Celaya

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  18° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 14° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  16° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  14° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  14° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  14° C
Inicio | Celaya |

Fallas amenazan con echar abajo viviendas

El director de Protección Civil dice que hay seis puntos de derrumbe en zonas rurales y urbanas

Al paso de los años calles de algunas zonas se han ido hundiendo por la indiscriminada explotación de mantos acuíferos. Foto: Daniel Peña

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

Un total de 623 inmuebles han sido afectados por las fallas geológicas que atraviesan la zona urbana, 43 requieren ser demolidos pues corren el riesgo de venirse abajo. Sin embargo y por tratarse de casas abandonadas los propietarios no han sido localizados y Protección Civil no cuenta con el presupuesto para hacerse cargo de la demolición. 

También en otros municipios
  El problema no es exclusivo de Celaya, ya que según Protección Civil estatal hay 15 mil inmuebles afectados en 21 municipios por una causa similar.     Según el Atlas de Riesgos elaborado por PC estatal, en la entidad hay 70 fallas geológicas que atraviesan 21 de los 46 municipios, entre ellos Abasolo, San Miguel de Allende, Celaya, Dolores Hidalgo, Guanajuato, Huanímaro, Irapuato, Manuel Doblado, Pueblo Nuevo, Romita, Salamanca, San Diego de la Unión, San Francisco del Rincón, San Luis de la Paz, Juventino Rosas, Silao, Tarimoro, Uriangato, Villagrán y Yuriria, localidades donde se mantiene vigilancia constante.

Este es sólo uno de los problemas que los hundimientos de tierra han causado en la ciudad y uno de los factores que generan este fenómeno es la sobreexplotación de los mantos acuíferos.

En el municipio existen 3 mil 600 pozos para aprovechamiento de agua subterránea, agrícola y urbana, de donde se extraen 600 millones de m3 mientras que la recarga es de 400 millones lo que ha acumulado un déficit por años.

Los agrietamientos y asentamientos de terreno han afectado a más de 600 construcciones como casas, comercios y escuelas además de provocar rupturas en las redes de drenaje y tuberías de agua potable, provocando la contaminación de mantos freáticos.

Como ejemplo, la escuela secundaria federal “Francisco Villa”, en Avenida Irrigación, debió ser reubicada en 2012 a otro lugar pues la atravesaba una falla geológica.

El director de Protección Civil, Iram Álvarez de la Rosa, informó que en el Atlas de Riesgos municipales están las fallas geológicas con 623 inmuebles afectados entre viviendas y comercios, de los que 43 deben de ser demolidos por el riesgo de un derrumbe; este año se demolieron sólo dos por falta de recursos.

Riesgosos
43 domicilios
tienen la urgencia de ser demolidos.

Dijo que hay seis puntos de riesgo en zona urbana y rural, donde algunos inmuebles afectados se han modificado y en otros las familias han sido reubicadas, y las construcciones demolidas; en la mayor parte de los casos las fincas están en abandono y sus dueños no se han localizado.

Los puntos problemáticos de comunidades rurales están en La Luz, la Cruz y los Mancera, Moralitos y Rancho Seco. En colonias urbanas se encuentran en Villas del Sol, Zona Centro, Barrio de El Zapote, Colonia Alameda, Alfredo Vladimir Bonfil, Bosques de la Alameda, Fovissste, Ciudad Industrial, Lázaro Cárdenas y Pelavacas. 


Algunas casa presentan grietas notorias en sus fachadas.   

El antecedente

Los primeros signos de hundimientos se registraron hace más de 40 años, especialmente en el lado oriente. Según cifras oficiales, la máxima velocidad de hundimiento es de 15 centímetros por año y el mayor salto acumulado es de 3.5 metros, lo que ha afectado una superficie de 36 mil m2 y ha dañado unos mil inmuebles. Esto, tomando en cuenta que en las últimas tres décadas fueron demolidas residencias individuales, e incluso bloques habitacionales completos como ocurrió a principios de los 90’s en la Manzana 19 del FOVISSSTE, donde se demolieron 21 casas y un edificio de 16 departamentos nunca habitado luego de constatarse que fueron construidos sobre una falla. Desde los 70’s comenzaron a observarse grietas profundas en el pavimento de algunas calles y en los ochenta se reportaron agrietamientos severos, desplazamientos y se abrieron hoyancos en algunas avenidas.

En el Plan de Ordenamiento Territorial del municipio hay la prohibición de construir sobre las fallas geológicas, sin embargo recientemente se ha permitido erigir estructuras ligeras, como ocurrió en Bulevar López Mateos y Luis Cortazar

 

 

Califica este artículo
0

Más de Celaya

  • disqus
  • facebook