Estado

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  12° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 18° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  12° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  18° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  18° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  18° C
Inicio | Comunidades | Estado |

Llegan los migrantes

Hoy serán enterrados los cuatro guanajuatenses identificados en la fosa de Nuevo León

Los cuerpos de Jaime Linares Murillo y Jorge Luis Aguilar Linares llegaron a La Purísima en Villagrán (primera foto de la izquierda); en Rincón de Centeno, Juventino Rosas, sus familiares recibieron a José Inés Ramos Moreno (centro) y finalmente después d

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

ESTADO, Guanajuato.- Retornan a casa los cuerpos de los cuatro migrantes que fueron identificados en las fosas de Treviño, Nuevo León.

El secretario del ayuntamiento de Acámbaro, Vicente Espinosa Rangel,  informó que está en proceso la identificación de otros dos migrantes acambarenses que tenían su destino a Houston, Texas. Estos podrían ser Raúl Martínez Reséndiz e Hilario Hernández, vecinos de la privada de Dorados de Villa y que partieron junto con Octavio Martínez Hernández.  
 El gobernador del estado, Miguel Márquez Márquez, dice que en el caso de los migrantes “hay una comisión integrada tanto por autoridades estatales como federales, para dar seguimiento a las personas desaparecidas.

Los repetidos tañidos de la campana de la pequeña capilla de La Purísima Concepción y el lúgubre aullido de un perro que fue acallado de inmediato, fueron la señal de la llegada de los restos de dos migrantes, originarios la esta comunidad La Purísima de Villagrán. Gran cantidad de familiares y vecinos acudieron a recibirlos y se desató el llanto de las mujeres cuando fueron depositados temporalmente en el recinto religioso.

A las 10:20 de la mañana, en una caravana de vehículos en la que iba el alcalde Rubén Villafuerte y representantes del Instituto Estatal de Atención al Migrante y sus Familias, la carroza que transportaba los cuerpos de Jaime Linares Murillo y Jorge Luis Aguilar Linares, llegó a la Purísima.

La comunidad, en la que todos son familiares, recibió los dos ataúdes, uno gris y otro café, para colocarlos provisionalmente en el interior de la capilla dedicada a la Purísima Concepción, donde las mujeres parecían estar esperándolos para llorarlos y desahogar su dolor, como ocurrió, luego serían ubicados en los hogares de los difuntos en donde los velarían durante la noche de ayer y día de hoy viernes

Se informó que el sepelio podría ser al medio día en un caso y entre las 15:00 y 16:00 horas en otro.

Sebastián Aguilar, padre de Jorge Luis, dijo que su hijo se fue al norte porque “ya ve, son jóvenes y tienen las ilusiones de irse para construirse una casa, un jacalito, se van y hacen su casita, yo tengo ya tantos años viviendo aquí y nunca pude hacerla, él me la hizo”, refiere y añade que no era la primera vez que se iba a los EU, ya había tenido otra estancia.

Agregó Sebastián Aguilar que Jorge Luis deja un hijo con una mujer de allá, ella se quedó en Estados Unidos y… “ya para qué regresaría”, concluye.  

Sólo la familia

La misma funeraria, una empresa de Silao que trasladó los cuerpos desde Monterrey, hizo la entrega de los restos de José Inés Ramos Moreno de 29 años, vecino de la comunidad de Rincón de Centeno, sólo sus familiares estaban presentes en un domicilio de la calle Benito Juárez, en donde ya se había habilitado en el patio el lugar donde lo velarían, se improvisó con una cortina un altar rematado con un cristo y al pie del mismo se colocaron dos retratos de José Inés, cuando estaba con vida, y unas veladoras.

En Acámbaro

Entre llanto y dolor llegaron los restos del migrante Octavio Martínez Hernández, de 53 años de edad, los vecinos y familiares esperaban este día el momento de sus llegada y desde muy temprano se reunieron en la casa marcada con el número 14 de la privada “Los Dorados de Villa, de la colonia “La esperanza”.

     Después todo fue llanto por  esta desgracia que enluta esta colonia donde  “don Octavio” fue uno de los iniciadores y gestores  para algunos servicios.

La carroza proveniente de Celaya, de la funeraria “El Carmen” de Acámbaro, llegó a las 13:45 hasta el sitio donde vivía don Octavio Martínez, y quien en aquella tarde del 14 de septiembre del 2011, partió a Houston, Texas para trabajar en la construcción.

Los familiares colocaron el féretro en el patio de la casa que con un moño en la entrada señalaba el luto de esta familia, que  vive en el dolor después de más de dos años de zozobra y que hasta ahora tendrán la oportunidad de darle cristina sepultura, la cual será este viernes en el panteón municipal; los vecinos mostraban su solidaridad y llegaban con arreglos florales en honor a don Octavio. 

Su hijo, Octavio Martínez Vera, de 28 años de edad aún con el cansancio del viaje de 10 horas  hasta Monterrey, comentó que su padre salió el 14 de septiembre del 2011, acompañado por otras dos personas de esta misma colonia.   Cuenta que su padre iba en dos ocasiones al año a ganarse la vida como constructor, “somos seis hermanos yo soy el menor, y tengo dos hermanos allá”.

Refiere que esperan que ante estos hechos las autoridades que les han dado el apoyo para el traslado y gastos funerarios, también pudieran lograr una indemnización porque fueron muy fuertes los gastos para los trámites antes de que el gobierno interviniera.

 

Califica este artículo
1.00

Más de Estado

  • disqus
  • facebook