Noreste

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  26° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 28° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  29° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Inicio | Comunidades | Noreste |

Sepultan al cura Marcos Granados en San José Iturbide

Familiares, amigos y excompañeros lo acompañaron

Le rinden homenaje al padre fallecido. Foto: Ernesto Méndez

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

SAN JOSÉ ITURBIDE, Guanajuato.- La tarde de este lunes sepultaron los restos del sacerdote Juan Marcos Granados Álvarez, en San José Iturbide, de donde era originario.

El viernes falleció el sacerdote de Doctor Mora, Juan Marco Granados Álvarez, quien se accidentó en la mañana en el vehículo que conducía al caer 50 metros en un barranco, en la carretera que va de Victoria a Tierra Blanca. 

A las once de la mañana en la parroquia del Señor San José, el obispo de la Diócesis del estado de Querétaro Faustino Armendáriz Jiménez, celebró una misa en honor del fallecido padre Juan Marcos Granados, en la cual también estuvieron más de 70 sacerdotes presentes que fueron en algún momento sus compañeros de estudio o amigos. 

El templo mayor de San José desde temprana hora se abarrotó por pobladores de  este lugar así como del vecino Doctor Mora, donde Juan Marcos ejercía su ministerio del sacerdocio como párroco del templo del Divino salvador.

Estas personas lo acompañaron durante los tres días de duelo en que fue velado, tanto en esa localidad como en lo que fue su casa por muchos años el Seminario Conciliar de Querétaro. 

El padre “Paco” fue ordenado sacerdote por el obispo ya retirado Mario de Gasperin el 23 de noviembre de 1995, por lo que apenas estaba cumpliendo 18 años de ejercicio sacerdotal, ministerio que en palabras del propio obispo Faustino Armendáriz, realizó con profundo amor  y entrega a la iglesia. 

A la celebración religiosa acudieron también excompañeros que si bien no llegaron al sacerdocio todo el tiempo mantuvieron una cercana relación con el  padre Paco, por lo que este día se hicieron presentes para acompañarlo en su última travesía. 

Al final de la eucaristía sus hermanos sacerdotes tomaron el féretro entre sus manos para trasladarlo a lo que sería su última morada dentro del mismo templo de San José a los pies de la virgen Guadalupana de la cual él en vida fue un ferviente devoto, puesto desde que era un niño acompañaba a su padre Serafín Granados a las peregrinaciones al Tepeyac. 

 

Califica este artículo
3.33

Más de Noreste

  • disqus
  • facebook