Oriente

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  26° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 29° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  26° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  29° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  29° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  29° C
Inicio | Comunidades | Oriente |

Y la madera cobra vida

Se ha dedicado a ese arte que le fue heredado por su padre hace 35 años

Miguel Martínez Ruelas quiere exportar sus piezas, pero le hace falta apoyo. Foto: Correo

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

APASEO EL ALTO, Guanajuato.- Miguel Martínez Ruelas lleva más de 35 años dedicándose a tallar madera.

El arte lo heredó por tradición familiar, ya que su padre, el señor Juan Martínez Sauza, formó parte de la primera generación de artesanos de talla en madera en el municipio.

“Esto es arte porque la artesanía es algo producido en serie y aquí cada pieza es única y de hecho lo primero que se empezó  a fabricar en Apaseo el Alto, hace 60 o 70 años fueron tallas en madera, figuras de santos y  últimamente hace unos 15 años para acá se empezó a fabricar mueble  pero lo tradicional y auténtico es la figura”, comentó el artesano.

Su especialidad son los Quijotes, dice Miguel, por ser piezas que todo el mundo conoce y admira y además es fácil venderlo

Sus obras de arte son tan bien cotizadas y aceptadas que ha vendido Quijotes a gobierno del estado para regalos a empresarios, embajadores, y funcionarios de todos los niveles, además de que ha expuesto en galerías en el Distrito Federal y sus trabajos se venden en puntos turísticos como Puerto Vallarta, Monterrey, Guadalajara, Cuernavaca, Veracruz y aquí en Guanajuato.

Además Miguel Martínez surte pedidos a diferentes partes de la República o le compran del extranjero, “los principales compradores que pagan bien y les gusta este trabajo son los canadienses o europeos, porque los americanos no tienen muy buen gusto para el arte y lo pagan muy barato”, dice.

Miguel Martínez manifestó tener interés por exportar sus piezas que son únicas, sin embargo señala que le han faltado buenos contactos para hacerlo, así como apoyo e impulso del gobierno del estado.

La inspiración nace desde el fondo de su ser, pero asegura que para tenerla, se necesita estar siempre cuerdo y alejado de las drogas, pues eso le permite idealizar un tema y desarrollarlo a su estilo, “me gusta mucho crear, no hacer cosas que tradicionalmente aquí se hacen, sino hacer algo diferente. Me encanta hacer arte moderno, arte  contemporáneo, surrealista, figuras fantásticas”.

Una anécdota que recuerda con cariño fue cuando un alemán llegó a su negocio, y quedó sorprendido con una réplica de un relieve alemán del siglo XVI, fue tanta su sorpresa que el alemán sin pensarlo dos veces se la llevó, según relata.

Miguel Martínez señaló que es importante promover el trabajo local.

Califica este artículo
0

Más de Oriente

  • disqus
  • facebook