Cultura

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Muy Nublado  /  26° C
Clima-Leon     León
  Muy Nublado  / 28° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Muy Nublado /  27° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Muy Nublado  /  28° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Muy Nublado  /  28° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Muy Nublado  /  28° C
Inicio | Cultura |

Un año de aniversarios literarios: Paz, Cortázar y Roa Bastos

Este año las letras latinoamericanas festejarán varios aniversarios pero los más destacados son los centenarios del mexicano Octavio Paz y el argentino Julio Cortázar; y el 40 aniversario de la obra “Yo, el Supremo”, del escritor paraguayo Augusto Roa Bastos

Foto: DPA

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

MÉXICO, D.F.- Este año las letras latinoamericanas festejarán varios aniversarios pero los más destacados son los centenarios del mexicano Octavio Paz (1914-1998) y el argentino Julio Cortázar (1914-1984); y el 40 aniversario de la obra “Yo, el Supremo”, del escritor paraguayo Augusto Roa Bastos (1917-2005) considerada una de las obras cumbre de la literatura en español.

"En todos los países existe un hombre excepcional que compensa las deficiencias del resto. En esos momentos, cuando la humanidad se encuentra en conjunto en un estado de decadencia, siempre quedan esos seres excepcionales como punto de referencia”.
  Augusto Roa Bastos

Octavio Paz un autor vigente

El próximo 31 de marzo se cumplen 100 años del nacimiento de Octavio Paz, que es un autor vigente y se mantiene como el intelectual más importante del siglo XX mexicano, acaso sólo igualado, en algunos aspectos, por Alfonso Reyes, aseguró Guillermo Flores, doctor en Filosofía Moral y Política.

Entrevistado por Notimex antes de dictar la conferencia “Octavio Paz, en su centenario”, en la Consejería de Educación de España en México, Flores habló del pensamiento político de Paz, sobre tres conceptos cardinales para entender su obra: Modernidad, libertad y democracia, y otros aspectos de su ideología.

De Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura 1990, dijo que “es el prototipo del intelectual público, es decir, el intelectual inmerso en la esencia política” y, por lo mismo, recomendó al público lector acercarse a la obra de ese diplomático, poeta, escritor y ensayista, uno de los más influyentes escritores del siglo XX.

Exhortó a quienes deseen acercarse a la herencia de Paz, ojear los ensayos “El laberinto de la soledad” (1950), “Corriente alterna” (1967) y “Posdata” (1969, continuación de “El laberinto de la soledad”), y posteriormente, leer obras de su última etapa, como el ensayo “Itinerario” (1994) y otros del mismo periodo.

Recomendó que se lea la obra de Paz en toda su amplitud, de modo especial su producción poética, porque esencialmente fue un poeta a quien a nivel mundial se ha considerado como uno de los más influyentes autores del siglo pasado, y uno de los grandes poetas hispanos de todos los tiempos.

El poeta, ensayista y traductor, quien nació el 31 de marzo de 1914 en la ciudad de México y murió el 19 de abril de 1998, ahí mismo, “siempre enfatizó al decir ‘soy un poeta, antes que un intelectual o un pensador’, porque efectivamente, fue un poeta, aunque tiene muchas cosas qué decir a través de su obra”, acotó.

"La literatura con mayúsculas me importa un bledo, lo único interesante es buscarse y a veces encontrarse en ese combate con la palabra que después dará el objeto llamado libro”
 Julio Cortázar 

Desde el punto de vista del doctor Guillermo Flores, Octavio Paz, ganador del Premio Miguel de Cervantes en 1981, “fue un poeta que reflexionó acerca de la realidad y la historia de México, y por lo mismo, podemos asegurar que fue un mexicano universal y uno de los más grandes intelectuales latinoamericanos”.

Finalmente, el entrevistado dejó ver con qué imagen se queda de Octavio Paz. “Con la de quien piensa la modernidad bajo dos conceptos que fueron básicos para él: La libertad y la democracia”. 

Julio, 100 años 

El calendario de 2014 festejará con una catarata de homenajes el centenario de Julio Cortázar. En febrero se publicará el libro “Cortázar de la A a la Z” y a lo largo del año se sucederán tributos desde Argentina hasta Guadalajara y París, donde el escritor argentino desarrolló una obra literaria única dentro de la lengua española.

“Cortázar de la A a la Z” será el primer acontecimiento editorial de 2014. Se trata de “una biografía iconográfica que combina imágenes de su vida con textos propios extraídos de su obra y su correspondencia, que funcionan a modo de comentario de las fotos y reproducciones”, adelantó a DPA la jefa editorial de Alfaguara Argentina, Julia Saltzmann.

El “álbum biográfico” cortazariano –con edición de su primera esposa Aurora Bernárdez y el filólogo español Carles Álvarez Garriga, quienes ya dieron a conocer previamente “Papeles inesperados” y los cinco tomos de las “Cartas” – se lanzará el mes próximo en Argentina, México, España y Colombia.

“Paralelamente y desde hace meses venimos reimprimiendo y reeditando la obra, con el objetivo de que en abril de 2014 esté disponible toda la obra de Cortázar que forma parte de nuestro catálogo, no sólo los títulos más difundidos”, explicó Saltzmann.

Y es que la editorial considera que el centenario del escritor es “un acontecimiento para celebrar”. Saltzmann apuntó: “En este caso no se trata de ‘aprovechar’ la efeméride para ‘rescatar’ a un autor, sino de celebrar junto a los lectores de todo el mundo, y especialmente de América y España, la vigencia comprobada de la obra y la figura de Julio Cortázar”.

"Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo...  Del miedo al cambio”
 Octavio Paz

Tres décadas de su muerte 

El año que se abre marca no solamente el siglo de su nacimiento accidental en Bruselas, el 26 de agosto de 1914, sino también las tres décadas de su muerte en la capital francesa, el 12 de febrero de 1984, poco después de realizar un último viaje a su país, que acababa de recuperar la democracia.

Argentina le rendirá tributo con el “Año Cortázar 2014”, que desplegará una serie de muestras y jornadas en honor de uno de sus autores más emblemáticos, que fijó su residencia en 1951 en París y adoptó luego un fuerte compromiso con las causas latinoamericanas.

 

Académicos y escritores locales y del exterior como el nicaragüense Sergio Ramírez y el mexicano Juan Villoro, así como el ensayista argentino Saúl Sosnowski y Álvarez Garriga, buscarán desentrañar en agosto el universo literario cortazariano en las jornadas internacionales “Las lecturas contemporáneas de Cortázar” en la Biblioteca Nacional.

Buenos Aires también ofrecerá a partir de junio dos muestras sobre el maestro del cuento, amante del boxeo y el jazz. La colección personal del escritor integrada por material fotográfico, documentación en papel y sus películas filmadas en súper 8 podrá verse por primera vez en la capital argentina. 

Por su parte, el Museo del Libro y de la Lengua exhibirá hasta octubre “Rayuela. Una muestra para armar”. Será una propuesta interactiva y lúdica -aspecto insoslayable en la obra de Cortázar- sobre la obra clave del “boom” de la literatura latinoamericana, que marcó un punto de inflexión en la literatura en español.

Y París designó a Argentina país invitado de honor de su prestigioso Salón del Libro, que se desarrollará entre el 21 y el 24 de marzo, jornadas en las que Cortázar cobrará especial protagonismo. 

También bajo el signo del “gran cronopio”, Argentina será invitada de honor de la Feria Internacional del Libro (FIL) de la ciudad mexicana de Guadalajara. La presencia de Cortázar “permeará toda la feria con una gran exposición”, adelantaron los organizadores del encuentro editorial más destacado de Iberoamérica, que se celebrará entre el 29 de noviembre y el 7 de diciembre.

“Yo, el Supremo” 

Paraguay y otros países de América Latina preparan para junio una serie de homenajes al escritor Augusto Roa Bastos con motivo del 40 aniversario de la revolucionaria “Yo, el Supremo”, considerada una de las obras cumbre de la literatura en español.

La Fundación que lleva su nombre y que encabeza su hija Mirta Roa, prepara una edición especial de la novela, con las ilustraciones originales de Carlos Alonso “más siete ilustraciones de jóvenes artistas, un estudio crítico, un glosario de palabras en guaraní y una cronología” contó Mirta.

Junio es el mes clave. El mes de la publicación de “Yo, el Supremo”, y el del cumpleaños de Roa Bastos, quien nació el 13 de junio de 1917 y murió el 26 de abril del 2005, a la edad de 87 años. “No sé si la edición especial estará para el 13, pero queremos que sea ese mes porque la novela se editó en ese mes y hacia él apuntamos”, dijo Mirta.

La idea es replicar los homenajes en Brasil, donde “hay cinco núcleos que estudian su obra”, en Uruguay, Venezuela, España y en Argentina, donde Roa Bastos vivió entre 1947 y 1976, cuando la dictadura argentina prohibió “Yo, el Supremo” y él decidió radicarse en Francia.

Pero este año no solamente es el aniversario de la mayor novela del escritor paraguayo. Aún para sus seguidores más fieles, puede pasar inadvertido el hecho de que también se cumplen 40 años de “El Pollito de fuego”, escrito para una nieta que nació en ese mismo año de 1974.

“No sé cómo Roa pudo desprenderse del mundo de ‘Yo, el Supremo’ para escribir un cuento infantil. Seguramente por el impacto emocional que significa la llegada de un nieto”, reflexionó Mirta.

Tal vez tenga algo que ver la característica de Roa Bastos de tratar siempre con la vida y con la muerte, ya que “Yo, el Supremo” es un relato complejo y crudo sobre el ejercicio del poder de José Gaspar Rodríguez de Francia, el “dictador perpetuo” que gobernó Paraguay, con distintas modalidades, entre 1811 y 1840, año de su muerte. El nacimiento de una nieta, en cambio, es el estallido pleno de la vida.

Pero los aniversarios no terminan allí. Este 2014 también se cumplen 20 años de la publicación de “Contravida”, otra novela magistral de Roa Bastos que, sin embargo, no tuvo la trascendencia ni el reconocimiento de “Yo, el Supremo”.

En este 2014 también se cumplirán 25 años del Premio Cervantes, uno de los mayores galardones de las letras hispanoamericanas que se le concedió a Roa Bastos en 1989.

Casualmente fue el año en que cayó el dictador paraguayo Alfredo Stroessner mediante un golpe de Estado que encabezó el general Andrés Rodríguez, y que abrió el camino para el retorno a la democracia en ese país.

Pero Roa Bastos siguió viviendo fuera de Paraguay y no regresó hasta 1996 para dedicarse “a conversar con la gente, a dictar charlas en centros de enseñanza y a relacionarse con sus compatriotas”, recuerda Mirta.

“Cuando Roa estaba en casa pasaba el recolector de basura, por ejemplo, y le saludaba con un ‘buen día, maestro’. La gente lo apreciaba mucho. Porque también se dedicaba a hablar por los medios de difusión. Esa es una parte de su obra no escrita”, sostiene Mirta.

La vigencia de Roa Bastos, al menos en Paraguay “es total”, asegura su hija. Y atribuye ese fenómeno justamente a la actitud de su padre de haber sabido acercarse a sus compatriotas, “aún a quienes nunca lo leyeron”, y mostrarse como un ser humano común, de carne y hueso.

Califica este artículo
0

Más de Cultura

  • disqus
  • facebook