Cultura

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 17° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  18° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  17° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  17° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  17° C
Inicio | Cultura |

Elena Poniatowska recuerda a Jean Franco a través de los “Ensayos impertinentes”

La obra reúne 16 textos de la sajona Jean Franco elegidos por Marta Lamas

Elena Poniatowska recuerda a Jean Franco a través de los “Ensayos impertinentes”. Foto: Especial

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

MÉXICO, DF.- Durante los últimos años, antes de salir al frío de la madrugada, una mujer pequeña y risueña guardó su traje de baño en una bolsa cada tercer día y caminó de su casa frente al río Hudson a una alberca pública de Nueva York, cerca de la Universidad de Columbia. Hoy, a los 89 años, entrados a los 90, Jean Franco acude, a pie, a esa institución educativa.

Así recordó la activista, periodista y escritora mexicana Elena Poniatowska (París, 1932) a Jean Franco, escritora y ensayista británica, defensora de las causas más nobles y reconocida por su gran amor al Continente Americano, quien la vísperas presentó su libro “Ensayos impertinentes”, cuya selección de textos y prólogo se debe a la antropóloga y activista feminista Marta Lamas.

Celebró, en el plano más amplio, la aparición de ese libro de Jean Franco, quien se ha convertido en la referencia imprescindible para quienes estudian la cultura latinoamericana y también para las feministas. Lo más notable no es, como podría suponerse, su enorme erudición, sino el hecho de que ella piensa “sin eurocentrismo alguno”, como un día dijo Carlos Monsiváis (1938-2010).

“A nadie se le ocurriría ayudarla a subir al autobús, porque ahí está ella para reírse en la cara de todos. Las preguntas son entonces ¿Jean, qué comes?, ¿Jean, cómo le has hecho?, Jean, compártenos la fórmula; si nadas contra la corriente, como los salmones del Canadá, ¿Puedes enseñarnos a remontar el río?”, dijo Poniatowska en alusión a la formidable vitalidad de la británica.

Eran las 19:00 horas cuando ayer, en la librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica (FCE), inició la ceremonia de presentación a la que asistió, además de Poniatowska, Lucía Melgar, Raquel Serur, Antonio Saborit, Marta Lamas y la autora. La tertulia resultó más que un acto público para dar a conocer una novedad editorial, una reunión de entrañables amigos y amigas.

“Qué México cuente con una catedrática del nivel de Franco no es cualquier cosa”, añadió Elena Poniatowska, para enseguida comentar que “los de ella son análisis esclarecedores que la han convertido en un puntal de la historia de este continente”. Y subrayó que por sus aportaciones e ideas, “las mujeres de América, feministas o no, tenemos mucho que agradecerle a Jean Franco”.

La ganadora del Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Lingüística y Literatura 2002, Premio Rómulo Gallegos 2007, Presea Rosario Castellanos 2010, y Premio Cervantes de Literatura 2013 agregó que se siente orgullosa ya que los ensayos de Jean Franco “han sido debidamente traducidos al español”, lo que granjea una lectura agradable y aleccionadora a todo quien lo conozca.

A lo largo de su obra, Franco ha prevenido acerca de los tres dispositivos básicos propios del dominio de las grandes metrópolis sobre la teoría: Uno, la exclusión, al considerar al tercer mundo irrelevante para la teoría; Dos, la discriminación, al exhibir al tercer mundo como irracional, y tres, el no reconocimiento, pues se ve al tercer mundo sólo como el lugar de lo instintivo.

Desde ese punto de partida, Franco cuestiona sistemáticamente la supuesta inferioridad latinoamericana y se posiciona como una interlocutora de privilegio, tanto por el conocimiento que tiene de esta cultura como por su sensibilidad y compromiso. La vida de Franco entre Guatemala y México la llevó a elegir a América Latina como su campo de reflexión e investigación.

Dado que una de sus preocupaciones es la injusticia, Franco explora cómo se vinculan el activismo, la ciudadanía y la trasnacionalización en el feminismo de América Latina. Por eso, en los ensayos reunidos en el libro, señala que es notable la manera en que caducó la suposición de que la liberación de la mujer en América Latina se lograría mediante la lucha armada. Es una pensadora.

A manera de presentación se destacó que Jean Franco es profesora emérita de la Columbia University, y especialista en estudios culturales sobre América Latina. Entre los libros que ha publicado se encuentran “Marcar diferencias, cruzar fronteras”, “Critical passions: Selected essays” y “Decadencia y caída de la ciudad letrada. La literatura norteamericana durante la guerra fría”.

Califica este artículo
0

Más de Cultura

  • disqus
  • facebook