Correo
facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  14° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 13° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  13° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  13° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  13° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  13° C
Inicio | Marcador | Deporte Nacional |

Y enmudeció el Azteca

A los seguidores águilas que esperaban una remontada no les quedó de otra más que abandonar el Estadio con el sabor de la derrota

VOLVIÓ A LLORAR EL “PIOJO”, QUE SE DESPIDE DEL AMÉRICA En su último partido como técnico de América antes de partir a la selección mexicana, Miguel “Piojo” Herrera estalló contra el arbitraje en la final del Apertura 2013 y aseguró que, pese al abultado

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

MÉXICO, D.F.- La batucada amarilla seguía su ritmo. Animosa, con un eco estruendoso, pero de a poco se fue quedando sola. Los fieles amarillos callaban, el “sí se puede” se diluyó conforme pasaron los minutos para confirmar que se trataba de la noche más triste del americanismo. 

VOLVIÓ A LLORAR EL “PIOJO”, QUE SE DESPIDE DEL AMÉRICA
  En su último partido como técnico de América antes de partir a la selección mexicana, Miguel “Piojo” Herrera estalló contra el arbitraje en la final del Apertura 2013 y aseguró que, pese al abultado marcador (5-1 global), León no superó a sus dirigidos.
   “No nos superaron pese al marcador tan abultado, el arbitraje fue desastroso en los dos partidos. Me voy triste porque los arbitrajes fueron muy malos en los dos partidos, son tendencias, son arbitrajes desastrosos”, dijo estratega al final del partido.
    El “Piojo” se quejó de un pénalti que no se le marcó a Sambueza, en una jugada en la que además recibió una tarjeta amarilla por el “clavado”, así como por otras jugadas que, a su entender, fueron mal calificadas por el silbante.
   “El León fue certero, nosotros no lo fuimos, pero claro que hay un arbitraje tendencioso, claro que lo hay”, dijo en conferencia de prensa y destacó la “persecución” sobre Sambueza durante todo el torneo, pues no le marcaron muchas faltas.
   Sin embargo, reconoció el buen partido de León y agradeció a la afición americanista por el apoyo que les dieron, el cual quedó de manifiesto cuando cantaron el ‘Vamos América’ cuando el duelo estaba sentenciado.    El “Piojo” se fue expulsado al minuto 81 por decirle algo al árbitro Roberto García Orozco y de esa forma terminó su reco-rrido con las Águilas, para iniciar, ahora, su etapa como estratega en el Tri, donde dirigirá en el Mundial de Brasil 2014.

Rostros cabizbajos en la tribuna. A esos seguidores que esperaban una remontada épica no les quedó de otra más que abandonar el Estadio Azteca con el sabor de la derrota. Adiós bicampeonato, adiós el ser el equipo más ganador en la era profesional del futbol mexicano en solitario. El silencio en el Nido era de dolor, pues los azulcremas quedaban destronados en casa. Amargura, lamentos y hasta llanto. 

Fue la estampa que se gestó en el estadio León, que provocó que el América llegara a su casa con una losa de 2-0 que cargar. Mauro Boselli e Ignacio González, con sus goles, los autores del silencio crema. Como contraste, la felicidad esmeralda. Pocos, en comparación con la inmensa mayoría de los fanáticos emplumados. Pero al final se escucharon como si estuvieron impulsados por aquellos leoneses que se quedaron en Guanajuato, que se acercaron a su estadio para ver a su equipo lograr la coronación. 

Sólo el gol de Rubens Sambueza devolvió una esperanza que al final no alcanzó a los de Coapa para recuperarse de la derrota en la final del Apertura 2013. Sensación que se perdió con los tantos del León. 

El optimismo vestía de amarillo desde muy temprano. Los camiones con ruta hacia Tlalpan estaban “tomados” por los americanistas. Igual el Tren Ligero, el Metro y hasta los automóviles que estaban pintados con los colores azulcrema. Cánticos por doquier con arengas hacia los “Piojoboys” que coincidían en un mismo anhelo: el bicampeonato. 

Ese deseo águila tenía precio. Un vendedor ofertaba unos paliacates que tenían la potencial estrella 12 en 20 pesos. Era lo mínimo que un aficionado podía pagar por esa conquista. Aquéllos que quisieran presenciar el encuentro atrás de las bancas tenían que desembolsar en la reventa hasta dos mil pesos por un pase en esa localidad. Uno que otro preguntaba, los más valientes pensaban si valía la pena adquirir esos boletos a semejante cantidad. Nadie se animaba a comprarlos. 

La explanada del Coloso de Santa Úrsula se llenó tres horas antes del partido. Los seguidores emplumados la ocuparon con un espacio para desahogar sus deseos de ver a su equipo coronarse por segundo vez en el año. “El ‘Ame’ va a salir campeón, el ‘Ame’ va a salir campeón”, gritaban enjundiosos los seguidores. 

Jesús Martínez Murguía, presidente de los Panzas Verdes, en un dejo de confianza, no sin peligro, arribó al recinto futbolero a pie. Su melena larga, su playera verde, guaruras y la mirada al frente simbolizó el paso firme guanajuatense en la Liguilla. 

Adentro del Azteca, con el partido en marcha, el ímpetu fue azulcrema. Los locales apoyaron hasta que sus anhelos quedaron deshechos por el contundente marcador global. Los Panzas Verdes brincaban y bailaban extasiados entre los efectos del título y la cerveza al saberse ganadores, al saberse campeones del futbol mexicano. 

La luna llena en el cielo de la capital estaba en todo su esplendor, para iluminar aún más la tristeza del americanismo. La estrella que brillaba era esmeralda, la sexta del León.

 

Califica este artículo
0

Más de Deporte Nacional