Correo
facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  13° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 13° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  12° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  13° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  13° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  13° C
Inicio | Marcador | Deporte Nacional |

Desvelo para recibir al Rey

Miles de aficionados esperaron por más de cuatro horas al campeón en el estadio Léon

Los seguidores esmeraldas aguardaron la llegada de los jugadores y vitorearon mientras daban la vuelta olímpica en el estadio León.

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

LEÓN, Guanajuato.- La afición de la Fiera prolongó su festejó por el sexto campeonato hasta la madrugada del lunes, sin importar que a las pocas horas muchos aficionados tuvieran que iniciar su jornada laboral, tampoco importó mucho que los niños regresaran a clases o si ya era demasiado tarde y tenían que buscar un taxi para regresar a casa.


Matosas entró en hombros al Nou Camp

El estadio León se llenó de aficionados, que esperaron durante horas y horas a los campeones, quienes dieron al equipo que permaneció en la Liga de Ascenso por 10 años, y que a tan sólo tres torneos jugados en la Primera División logró conseguir su sexto campeonato.

Las puertas del Estadio se abrieron poco después de las 9:00 de la noche, ya esperaba una afición vuelta loca, peleando por entrar y conseguir el mejor lugar en el recinto verdiblanco.

Aventones, golpes y porras que aludían a la odisea de La Fiera en el Azteca, se replicaron durante horas y horas que parecían eternas, pero la gente no se iba, quería quedarse en el Estadio León a que llegaran sus jugadores con Copa en mano.


Britos cargó el trofeo al llegar al estadio.  

La impaciencia comenzó a crecer, antes de la medianoche del sábado, la gente comenzaba a abandonar el estadio León, con la cara triste algunos visiblemente molestos pero felices de saber que León había sumado un campeonato más.

A la una de la mañana, desde las bocinas del Estadio anunciaban que los jugadores ya habían aterrizado en el Aeropuerto Internacional del Bajío, “estarán aquí en 20 minutos, les pedimos paciencia”.

Y la gente comenzaba a chiflar y gritar desesperada, pasaron los 20 minutos, después 30, y ningún jugador aparecía. Sólo fue hasta minutos antes de las 2:00 de la madrugada, cuando en el estacionamiento del estadio León comenzó a desplegarse un operativo de seguridad que anunciaba que los verdiblancos estaban cerca.

A las 2:05 minutos del lunes, el camión que transportó a los jugadores desde el Aeropuerto al estadio llegó. Fotógrafos, reporteros, amigos y uno que otro aficionado que logró colarse, buscaban captar el momento de la llegada, por el que habían esperado durante horas en el frío.

Los jugadores entraron a la cancha con Copa en Mano, entonces la gente que quedaba en el Estadio León comenzó a cantar, gritar y hasta llorar de la emoción mientras se escuchaba “Caminos de Guanajuato”.

Los grandes ausentes de la noche fueron Rafael Márquez, Nacho González, Eisner Loboa, Hernán Burbano y Francisco Arizala.

La vuelta Olímpica, que encabezó Gustavo Matosas, sonriente y alzando los brazos en signo de triunfo duró escasos 15 minutos, tal vez menos.

Algunos jugadores se treparon a la portería; Edwin Hernández aún gritaba su gol y a Matías Britos no se le olvidaba la sonrisa. 

Mientras los campeones corrían por la cancha alzando la copa y celebrando con su gente, uno que otro aficionado decidió saltar para intentar abrazarlos, entonces el equipo de seguridad también saltó y logró detenerlos.

Poco después de las 2:30 de la madrugada, uno a uno los jugadores del León fueron saliendo, dejaron la cancha que los acompañó en tantos triunfos y se fueron a casa, a celebrar con los suyos, mientras la afición congregada en el estadio León hacía lo mismo, y quienes se quedaron fuera, algunos pseudoaficionados continuaban con el desorden en las calles.

 

Califica este artículo
0

Más de Deporte Nacional