Correo
facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  17° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 18° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  12° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Inicio | Marcador | Deporte Nacional |

Una selección de lujo: México y "Bora" Milutinovic hicieron soñar a todo un país

En 1986, la escuadra nacional logró llegar a cuartos de final

En 1986, la escuadra nacional logró llegar a cuartos de final. Foto: Especial.

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

MÉXICO, DF.- En 1986, el serbio Velibor "Bora" Milutinovic fue el encargado de llevar a la selección mexicana de futbol a una histórica actuación en una Copa del Mundo, la cual hizo soñar a todo un país tras llegar a cuartos de final.

De acuerdo con los expertos, si México no hubiera abandonado la cancha del Estadio Azteca para su duelo contra Alemania la historia sería otra, ya que en sus primeros juegos en dicho inmueble ofrecieron resultados alentadores de estar, por primera vez, en una semifinal.

La estabilidad y acoplamiento que había adquirido el equipo nacional en la grama del Azteca hacía suponer que los rivales caerían poco a poco, pero la suerte no estuvo de su lado en cuartos de final en el Universitario en Nuevo León, donde perdió en tanda de penaltis ante Alemania.

México estaba plagado de lo mejor del momento, con Hugo Sánchez como su elemento más destacado y quien cumplía su primera temporada en el Real Madrid; también estaba Manuel Negrete, un mediocampista de talento y objetivos claros.

Se armó el Tricolor con Tomás Boy, considerado un jugador de garra, y Fernando Quirarte, un "sheriff" en la zona de resguardo para bloquear a los rivales; así como Francisco Javier "Abuelo" Cruz, que era la esperanza ofensiva, y el portero Pablo Larios.

En la dirección técnica estaba "Bora" Milutinovic, un estratega de quilates para llevar a México lejos en el evento internacional que se realizaba por segunda ocasión en el país.

Instalado en el sector B, México avanzó sin problemas a la segunda fase del torneo con cinco puntos, tras su victoria 2-1 con Bélgica el 3 de junio en su debut, además del empate 1-1 con Paraguay y su mínimo triunfo ante Irak, todos en el "Coloso de Santa Úrsula".

En octavos de final el Tri superó 2-0 sin temor a Bulgaria con goles de Manuel Negrete y Raúl Servín, lo que le dio su pase a cuartos de final, que se disputarían en Nuevo León ante los germanos, partido cerrado y ríspido que terminó sin goles y en el cual debieron definir al vencedor en penales, donde ganaron los europeos.

Tras los 90 minutos reglamentarios la paridad se mantenía, por lo que arrancar con tiempos extras y todo siguió igual, aunque Javier Aguirre pudo convertirse en el héroe cuando al borde de la meta tuvo la oportunidad de marcar en la meta de Harald Schumacher, sin éxito.

Ya en la tanda de penaltis anotaron Klaus Allofs, Andreas Brehme, Lothar Matthaeus y Pierre Littbarski, de los alemanes, en tanto que por México solo lo consiguió Manuel Negrete, pues Fernando Quirarte y Raúl Servín enterraron la ilusión de millones con sus fallas.

Durante el partido, los pupilos de "Bora" desaprovecharon la superioridad numérica que tuvieron tras la expulsión de Thomas Berthold, al minuto 65, aunque en tiempo extra el "Vasco" Aguirre se hizo expulsar para dejar a ambos equipos con 10 jugadores.

Esta fue la segunda y última vez en que México llegó cuartos de final en una Copa del Mundo, también como anfitrión luego de hacerlo en México 1970, el mejor resultado obtenido por el Tricolor en la historia de este certamen.

Califica este artículo
0

Más de Deporte Nacional