Especiales

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  23° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 19° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  20° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  19° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  19° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  19° C
Inicio | Especiales |

Reformas costarán 250 mdp a patrones y empleados

Desde 2014 y hasta 2018, el instituto ahorrará 63 mdp al eliminar el plan de permanencia

Ante la ola de jubilaciones que se estima se dé a partir de la modificación a la Ley de Seguridad Social, se perderán trabajadores que aún son productivos. Foto: Correo

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

GUANAJUATO, Guanajuato.- En diciembre pasado el Congreso local aprobó reformar la Ley de Seguridad Social del Estado para garantizar la estabilidad financiera del ISSEG. Una de las medidas para lograrlo fue incrementar gradualmente las aportaciones de empleados y patrones, que permitirían obtener aproximadamente 250 millones de pesos al término del 2018, y eliminar el Plan de Permanencia, con lo que el Instituto ahorraría 63 mdp en el mismo lapso. 

Las modificaciones a la ley también implicaron aumentar de uno a cinco años el salario base, es decir, con el que se jubila un trabajador. Al respecto  Héctor  Salgado Banda argumentó que si alguien trabajó 40 años en un nivel salarial bajo y en el último año recibe un aumento, sería injusto que se jubilara con el último sueldo, como sucedía hasta el año pasado.

En consecuencia, aproximadamente 60 mil afiliados al ISSEG verán disminuidas sus percepciones salariales y los entes públicos que los emplean, Gobierno del Estado, Universidad de Guanajuato y Sección 45 del SNTE, enfrentarán costos no previstos, pero además, la eliminación del Plan de Permanencia implica que los trabajadores con derecho a jubilarse dejarán de contar con el estímulo económico que los alentaba a seguir trabajando. 

Sin Plan de Permanencia

En la propuesta de reforma a la ley del ISSEG, enviada por el Ejecutivo, se explicaba que el objetivo de contar con un Plan  de Permanencia (que entró en vigor en octubre del 2002) era crear un incentivo para que los trabajadores aplazaran su jubilación, y con ello, evitar el incremento en el pago de pensiones. Sin embargo, “los resultados no han sido los esperados”.

Explica que aproximadamente “el 35% de los inscritos en el Plan de Permanencia perciben 10 o más salarios mínimos, por lo que al momento de jubilarse verían reducidos notablemente sus ingresos, ya que el monto de la pensión representará entre el 11% y el 50% de su salario como trabajador activo. Por tanto, la importante futura disminución en el ingreso es lo que motiva a estas personas a no jubilarse. De esta forma, son los trabajadores con mayores ingresos los que verdaderamente disfrutan de este beneficio, generando un costo adicional para el ISSEG, para los poderes del Estado, los municipios y los organismos afiliados”.

Recuento
  Beneficios para los trabajadores:
    Se incrementa el monto máximo de préstamos a corto plazo, de 12 a 16 meses de salario base.
    Desde el primer año de cotización el trabajador podrá acceder a un préstamo de 7 meses de su salario, que anteriormente era de 5 meses.
   Se aumenta el término máximo de amortizaciones de los préstamos de 48 hasta 72 quincenas.
   Se podrá renovar un préstamo al cubrirse el 50% de su monto total, en lugar del 85% anterior.
    Se incrementa el tope para la suma de descuentos por préstamos del 50% al 80% del salario base. 

En el análisis de la propuesta, el director general del ISSEG, Héctor Salgado Banda, recalcó que mantener dicho Plan implicaría una caída del  fondo de pensiones de 30 o 40 años. Y el secretario general de la Sección 45 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Alejandro Trejo Ávila, coincidió en que la estrategia no había funcionado.

Para este año, basados en el histórico de solicitudes, el Instituto prevé que se jubilen o se pensionen por jubilación entre mil 600 y mil 900 asegurados. El 60% correspondería a trabajadores de la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG), 15% a la  Universidad de Guanajuato (UG)  y un 25% al resto de las dependencias afiliadas.

Al respecto, el director de Recursos Humanos de la UG, Luis Manuel Orozco Arroyo, consideró que el Plan de Permanencia sí representa un estímulo importante que permite mantener productivos a los trabajadores, y para la Universidad es una estrategia fundamental para atenuar  el impacto económico de las pensiones, por lo que los trabajadores podrán adherirse al plan interno, aunque ya no cuenten con el del ISSEG.

El funcionario consideró que eliminar el Plan de Permanencia podría representar un problema para el gobierno estatal “si me vas a pagar lo  mismo por trabajar o no trabajar, mejor opto por mi beneficio de pensión y jubilación”, reflexionó.

En la Sección 45, el profesor Francisco Gómez, miembro del Colegiado de Seguridad y Derechos Sociales, aseguró a correo que la decisión de eliminar el Plan se dio porque se determinó que no cumplía con los objetivos. Descartó que sin ese estímulo se dispare el número de solicitudes de jubilación, aunque reconoció que con la reforma  educativa sí hubo un aumento, ahora son alrededor de 200 al año, señaló.

Este medio intentó ahondar en la postura de la asociación sindical, pero el representante, Alejandro Trejo, no estaba disponible. Sin embargo, durante el análisis de la  iniciativa, aseguró que “esta medida es necesaria para que tenga viabilidad el ISSEG”.

Agregó que en la Sección 45 hay 3 mil 500 maestros en posibilidad de jubilarse, y a partir de este año, mil maestros se jubilarán y con esto disminuirá el dinero de las pensiones.

Además, en esa ocasión, el director del ISSEG, advirtió que con la reforma educativa habría entre 2 mil 500 y 3 mil trabajadores que optarían por jubilarse.

Correo intentó conocer la postura de la SEG en este tema, pero el  área de Comunicación precisó que esta dependencia no cuenta  con un estimado de las solicitudes de jubilación, pues esa tarea corresponde a los sindicatos.

Respecto a los trabajadores del gobierno estatal, el área de Recursos Humanos tampoco cuenta con proyecciones de cuántos afiliados optarían por jubilarse, cifras que maneja el propio ISSEG, se aseguró en la dependencia.

En  el Instituto, el estimado global es que al terminar este  año habrá 11 mil 700 pensionados y jubilados, es decir, mil 524 más de los que había al terminar el 2013, cuando eran 10 mil 176.

Sobre este punto, la dirigente de la Asociación Sindical de Personal Académico y Administrativo de la Universidad de Guanajuato (ASPAAUG), Carmen Cano Canchola manifestó su total rechazo, pues sostuvo que en la propuesta no quedaban suficientemente claros los motivos para derogar el Plan de Permanencia, y no  debía eliminarse sin una estrategia clara para retener a los trabajadores.

Finalmente, el Plan fue eliminado, y el ISSEG espera que esta medida le permita un ahorro  progresivo, de aproximadamente 63 millones de pesos al 2018.

Aumentan aportaciones

Otro de los  puntos clave de la reforma a la Ley de Seguridad Social es el incremento en las aportaciones, que para los patrones es de 0.75 por ciento cada año hasta llegar a 3.75 en cinco años, y para los asegurados de 0.30 por ciento hasta llegar a 1.5%. Esto significa que por cada peso del trabajador, el patrón aportará casi 3 pesos.

Sobre este punto, el director de Recursos  Humanos de la UG reconoce que las reformas “Traen costos a los empleados y a los entes públicos que no teníamos previstos”. Y agrega: “Acabamos de hacer una revisión presupuestal porque no lo teníamos previsto”.

Sin embargo, el funcionario universitario enfatizó que los ajustes están justificados, “es necesario fortalecer el sistema de pensiones debido a que ha aumentado la esperanza de vida de los trabajadores y eso era algo que no se tenía contemplado”, por lo que consideró que sería un grave error no tomar medidas que garanticen la estabilidad financiera de este sistema.

En este punto, la ASPAAUG consideró que la medida es “injusta e inequitativa”, y comparó a un trabajador de la UG con ingresos totales de 2 mil 264  pesos, con otro que trabaja en la Secretaría de Educación de Guanajuato, con una percepción total de 6 mil 780 pesos. El trabajador de la SEG, con una percepción tres veces mayor que el de la Universidad de Guanajuato, aporta al ISEEG 322 pesos, mientras el de la universidad aporta 319 pesos.

La ASPAAUG hizo llegar sus  observaciones a los diputados, sin embargo, hasta antes de estas reformas, la única asociación que representaba a los trabajadores universitarios en el ISSEG era la ASTAUG, encabezada por Víctor Jiménez.

Al obtener el aval del Congreso, la propuesta fue aprobada y el Instituto proyecta obtener, al término del 2018, aproximadamente 250 millones de pesos por dicho incremento en las cuotas.

Califica este artículo
0

Más de Especiales

  • disqus
  • facebook