Especiales

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  17° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 18° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  12° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Inicio | Especiales |

Urgen leyes secundarias a reforma electoral: Badillo

El presidente del Consejo General del IEEG advierte riesgos al restarle facultades al órgano electoral

Jesús Badillo dijo que uno de los cambios de la reforma electoral es la desaparición de los representantes de los Poderes Ejecutivo y Legislativo en el Consejo General. Foto: Gerardo García

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

GUANAJUATO, Guanajuato.- La próxima entrada en funciones del Instituto Nacional Electoral (INE), producto de una reforma político-electoral que el miércoles de esta semana adquirió validez constitucional, es cubierta todavía por una nube de inquietudes, dudas e interrogantes que se espera sean despejadas con las leyes secundarias, porque si no es así, “brotarán dificultades en la operación del proceso electoral” del 2015, advierte Jesús Badillo Lara, presidente del Consejo General del Instituto Electoral del Estado (IEEG).

"Nunca acepté, ni voy a aceptar, que el órgano electoral se encontraba en la hipótesis de los de otros estados a los que se acusó de ser prácticamente una dependencia del Poder Público”
 J
esús Badillo Lara
  presidente del CGIEEG

El funcionario electoral subrayó sin embargo que “a final de cuentas las elecciones (por venir) van a salir” adelante.

Durante una amplia entrevista en el marco de una visita a las nuevas instalaciones de correo, expuso que el INE es finalmente resultado de una “solución ecléctica”, porque no es un organismo que centralice todas las decisiones ni tampoco desaparecieron finalmente los órganos electorales locales. 

En ese eclecticismo se enmarcan la mayoría de las inquietudes a las que se refirió quien está al frente del IEEG desde diciembre de 2010, y que espera se aclaren con las leyes secundarias, las cuales deben estar listas a más tardar el 30 de abril. 

Que con las mismas se defina qué se hará con el Servicio Profesional Electoral, “cómo se ejercerán funciones conjuntas” el INE y el IEEG, y las que sean delegadas, así como en qué supuestos y bajo qué condiciones el primero podría atraer una elección estatal, y quién va a dar recursos a los organismos locales, sobre todo porque se acusó a varios de estar bajo el control de gobernadores.

Afirmó que para la creación del INE no hubo una consulta amplia, pero reconoció que al final de cuentas, voces que se alzaron en distintas partes del país tuvieron eco porque no se consiguió que desaparecieran los organismos locales, lo que dio pie a una solución que consideró “ecléctica” que “pudiera no ser la mejor”.

“En la idea de no atropellar el federalismo”, se tomó “una decisión intermedia” y se decidió crear el INE y dejar los organismos electorales locales, que ya no serán los mismos, porque se incrementará de 5 a 7 su número de consejeros, además de que en el Consejo General no se mantendrán representaciones de los Poderes Ejecutivo y Legislativo.

Asimismo, aunque el IEEG se conservará como tal, desaparecerá la Secretaría Técnica y la Secretaría Ejecutiva va a concentrar lo jurídico y lo administrativo, mientras que la Dirección del Servicio Profesional “ya no tendría sentido” si sus funciones las asume el INE.

Además, según expuso, se les disminuyeron o quitaron atribuciones o facultades, entre otras, la fiscalización de recursos públicos que se otorgan a partidos políticos, la redistritación, la capacitación electoral y la designación de funcionarios de casilla, con lo que el IEEG entrará a “una etapa diferente a la vivida antes de las reformas” político-electorales. 

Juez y parte

En materia de Fiscalización, que también asumirá el INE, la idea de que se pueda fiscalizar todo, “está bien desde el punto de vista de la esperanza” porque se requiere “personal” y “tecnología suficiente”, pero “la idea es que sí se consiga y ojalá se haga”, dijo antes de advertir además que los partidos políticos, al ser parte del Consejo General del INE, “tendrán un papel relevante en su propia fiscalización y podrían convertirse en juez y parte”.

Reconoció que “sólo tienen derecho de voz”, pero subrayó que eso “no es cualquier cosa” porque les brinda la oportunidad de esgrimir argumentos que puedan incidir en la toma de decisiones. 

Pronosticó además que como parte de esa fiscalización, la figura de nulidad que se contempla como sanción extrema “va a generar muchos problemas”.

Por lo planteado por Badillo Lara queda claro que el IEEG ya no será pues el mismo una vez que entre en funciones el INE y, con ello, según quien lo encabeza todavía, el estado perderá “la oportunidad de darse sus propias reglas para elegir a sus Poderes con plena autonomía, con independencia”.

Sin cuestionamientos

No obstante, subrayó que en el caso de este estado “también hay expectativas de ganancia porque nunca acepté, ni voy a aceptar, que el órgano electoral se encontraba en la hipótesis de los de otros estados a los que se acusó de ser prácticamente una dependencia del Poder Público”.

Bajo esa tesitura, al hacer finalmente un balance de lo conseguido por el IEEG, afirmó que ha avanzado en la tecnificación de su función, que ha conseguido que la ciudadanía tenga una buena percepción del mismo, la cual se ganó en gran medida porque la única elección que se anuló, la municipal de Coroneo en 2001, “no fue por deficiencias, sino por una cuestión estrictamente jurídica”, luego de que un partido hiciera candidato a un (ex) consejero.

Fuera de eso, enfatizó, ninguna de las elecciones de gobernador, diputados locales y Ayuntamientos que ha organizado el IEEG, ha sido cuestionada.

Badillo Lara confía que, en la transición que se vive, el IEEG quede “en manos de personas que defiendan la autonomía en los términos en que haya quedado, que el estado pueda seguir aportando al país, para la democracia, ideas, que ayude a construir jurídicamente el sistema” electoral. 

Y a pesar de los plazos fatales, dijo estar convencido de que “si se hace con tiempo y se asume con responsabilidad la tarea, no tendría porqué haber mayores dificultades” para que se cuente con las leyes secundarias a tiempo, y confió que también se imagina que cuando se echen a andar prive un escenario de colaboración, que en lo jurídico-operativo se revise tema por tema y ley por ley para tomar acuerdos para resolver lo dudoso y controvertido, “porque de lo contrario, quien tendría un trabajo espantoso, sería el tribunal electoral”. 

 

Califica este artículo
0

Más de Especiales

  • disqus
  • facebook