Especiales

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  22° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 19° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  20° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  19° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  19° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  19° C
Inicio | Especiales |

Caminos de Guanajuato, riesgo para conductores

Sólo el 44% de la red carretera estatal se encuentra en buenas condiciones

Los baches en la carretera estatal Ocampo-León son evidentes y aunque el gobierno estatal se comprometió a darle mantenimiento, no hay fecha para el inicio de obras. Foto: Sergio Olvera

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

GUANAJUATO, Guanajuato.- De los más de seis mil kilómetros de carreteras estatales que hay en Guanajuato, el 56 por ciento tiene algún grado de deterioro que necesita de mantenimiento, mientras que el 44 por ciento restante se encuentra en buenas condiciones aseguró el secretario de Obra Pública, José Arturo Durán Miranda.

6400 kms.
 de carreteras estatales tiene Guanajuato.
56%  
están en malas condiciones.  
44%
está en condiciones aceptables.
20%
serán rehabilitadas este año.   

A fin de recudir el porcentaje de carreteras que se encuentran en mal estado, este año, el gobierno estatal ejercerá mil millones de pesos en la rehabilitación de varios tramos.

“Traemos muchas deficiencias en la red estatal de carreteras, descontando la red federal, tenemos carreteras en mal estado, tenemos que rehabilitarlas, reconstruirlas y que nuestro estado vuelva a ser seguro y transitable”, admitió el funcionario estatal.

Sin embargo, los mil millones de pesos destinados este año sólo servirán para reparar de 30 a 35 tramos, lo que equivaldría a un 20 por ciento de la red carretera.

De las carreteras con más daños, dijo, se encuentran la León – San Felipe, León – Santa Rosa – Manuel Doblado y León – San Francisco del Rincón, por mencionar algunos.


Pese al bacheo que se llevó a cabo en lavía Parácuaro-Tarimoro, el trabajo dura poco. Foto: Onofre Lujano

Para muestra

Ejemplo de las malas condiciones en las que se encuentran las carreteras es la Silao- Bajío de Bonillas, misma que presenta grandes y considerable cantidad de baches que representan un peligro para los  conductores de vehículos de carga, particulares y de pasaje.

Metros adelante de la entrada al fraccionamiento Ex Hacienda de Franco se ubican cuando menos veinte baches de diferentes dimensiones, donde, para evitarlos, los conductores tienen que utilizar parte del acotamiento para sortearlos.

Sergio Rocha, conductor de un camión urbano de pasajeros afirmó que los baches representan un peligro para los operadores puesto que se tienen que orillar más de la cuenta para no caer en ellos y evitar dañar las suspensiones de los camiones.

Asunción López, vecino de la comunidad Bajío de Bonillas afirmó que algunas ocasiones han estado a punto de chocar unidades de pasajeros de frente debido a que los conductores, para evitar caer en los baches, a veces tienen que meterse al carril contrario.

En tanto, los baches de la carretera  estatal Ocampo-León han generado accidentes menores y averías mecánicas a varios vehículos.

Habitantes de la comunidad de San Pedro de Ibarra señalaron que a pesar de que se realizó el bacheo de esta carretera durante los dos últimos meses del año pasado, el deterioro de la carpeta asfáltica se ha agudizado en las últimas semanas por falta de mantenimiento.

 “Nosotros tenemos que utilizar esta carretera casi todos los días y los baches que existen han provocado daños a la suspensión y llantas de nuestros vehículos”, comentó uno de ellos.

En días pasados, el alcalde Francisco Pedroza Torres, dijo a los miembros del cabildo que el Estado se comprometió a encarpetar esta carretera durante este año, aunque comentó que no le han dado fecha de inicio de los trabajos.

La reparación incluirá el tramo que comprende el libramiento que conecta la carretera San Felipe-Ocampo con la Ocampo-León.

La zona de baches se extiende hasta la zona del Vergel de la Sierra, donde correo pudo constatar que las imperfecciones tienen una profundidad considerable.

En la Irapuato-San Roque e Irapuato-Cuchicuato, las carreteras presentan importantes deterioros como baches y desniveles, aunque con algunos “parches” de asfalto se ha tratado de remediar el mal estado.

El tramo carretero estatal Irapuato-Cuchicuato que es paso de otras comunidades como San Javier, San Cristóbal y hasta Rancho Nuevo de la Cruz,  el deterioro es visible, y sobre todo por la noche se convierte en un tramo peligroso para los automovilistas.

En tanto, los tramos carreteros cubren de Irapuato hacia Cuerámaro, así como de Abasolo a Huanímaro y de Corralejo de Hidalgo a Tupátaro, en Cuerámaro, se encuentran en condiciones riesgosas.  

El tramo de la carretera estatal 41 de la Presa de Uribe con destino a Cuerámaro se encuentra muy desgastado, de hecho es una zona donde ocurren accidentes, comúnmente con lesionados y pérdidas humanas.

La carretera de Abasolo a Pastor Ortiz se encuentra en reparación, sin embargo aún quedan varios kilómetros por rehabilitar.

En el sureste del estado, las carreteras como Acámbaro-Irámuco,  Acámbaro-Parácuaro, Acambaro-El Maguey, Parácuaro-San Luis de los Agustinos, entre otras, presentan deterioro a pesar de que se han hecho obras de bacheo.

La carretera estatal Parácuaro-Tarimoro, que recientemente fue rehabilitada, presenta grandes hoyos que han provocado accidentes.

La carretera Acámbaro-Irámuco,  también tiene reciente bacheo, sin embargo ante las lluvias de diciembre, se deterioró.

(Con información de Carmen Martínez / Alejandra Ramírez / Onofre Lujano / Felipe Murillo / Sergio Olvera / Cayetano Ramírez)

Califica este artículo
5.00

Más de Especiales

  • disqus
  • facebook