Europa

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  24° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 27° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  27° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  27° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  27° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  27° C
Inicio | Internacional | Europa |

Acusan deficiencias en organismo anti-lavado del Vaticano

La dependencia fue creada por el Papa Benedicto XVI y confirmada por el actual pontífice

La dependencia anti-lavado fue creada por el Papa Benedicto XVI y confirmada por el actual pontífice. Foto: Especial

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

CIUDAD DEL VATICANO.- Opacidad, falta de un claro programa de operación interna y conflicto de intereses, fueron algunas de las denuncias de un grupo de abogados sobre la Autoridad de Información Financiera (AIF), el organismo anti-lavado de dinero del Vaticano.

“El organismo de vigilancia creado por el Papa Benedicto XVI y confirmado por Francisco para controlar todas las operaciones anti reciclaje está en una peligrosa fase de empantanamiento”, publicó este martes el diario italiano “Il Messagero”.

El periódico reveló el contenido de una carta enviada el 16 de enero por los abogados Giuseppe dalla Torre, Marcello Condemi, Claudio Bianchi, Cesare Testa y Francesco De Pasquale, al “número dos” de la Santa Sede, el secretario de Estado Pietro Parolin.

Los letrados, miembros del Consejo de Administración de la propia AIF, acusaron al director de ese organismo René Brulhart, de un “empeoramiento de las condiciones para desarrollar las funciones y tareas asignadas por la ley y el estatuto”.

La misiva, acompañado por un buen número de documentos, insistió en el “perdurar de la situación de opacidad informativa” creada a partir del nombramiento del director, que habría evitado comunicar los resultados detallados de sus pesquisas tanto al Consejo como al ex presidente, Atilio Nicora.

El 30 de enero pasado el Papa Francisco “acogió la solicitud” del propio Nicora de ser “liberado” de su puesto de presidente del AIF, una renuncia que no tuvo su origen en motivos de salud, como se había informado inicialmente.

La carta reveló que poco antes de dimitir, el purpurado había pedido a Brulhart una “relación detallada de todas las operaciones sospechosas descubiertas”, pero a cambio recibió sólo una página con pocas líneas escritas en inglés “del todo insatisfactorias”.

La misma suerte habrían corrido los miembros del Consejo que “nunca pudieron evaluar si la gestión de las operaciones sospechosas” había sido conducida en el respeto de la ley.

“La situación insostenible y preocupante está poniendo en riesgo los esfuerzos para la transparencia realizados hasta ahora, incluido las óptimas relaciones con la Banca de Italia”, agregó la misiva.

Al director Brulhart, se le imputó también un conflicto de intereses ya que sería asesor en dos empresas privadas de consultoría financiera en Zurich, lo que lo obliga a estar fuera de Roma por varios días a la semana no obstante su cargo en El Vaticano.

La AIF es un organismo clave en la puesta en práctica de las reformas necesarias para que la Santa Sede supere satisfactoriamente las verificaciones del Moneyval, organismo de la Unión Europea contra el lavado que lo tiene bajo control en un proceso de certificación en transparencia que lleva más de tres años.

Califica este artículo
0

Más de Europa

  • disqus
  • facebook