Medio Oriente

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  14° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 18° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  13° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  18° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  18° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  18° C
Inicio | Internacional | Medio Oriente |

Nevada azota a los refugiados sirios en Líbano

La tormenta lso deja en la miseria extrema

La tormenta lso deja en la miseria extrema. Foto: Especial

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

SAADNAYEL, Líbano.- "Preferiría morir un millón de veces a vivir esta humillación", dice Faisal, de 48 años, en Líbano, donde una tormenta de nieve ha dejado a los refugiados sirios en la absoluta miseria por falta de medios para calentarse.

En Saadnayel (este), al igual que en la mayoría de las regiones libanesas con campos de refugiados improvisados, que más bien pueden llamarse campos de miseria, cientos de sirios que huyeron de la guerra intentan sobrevivir a las temperaturas glaciales y a la nieve.

"Lo que estamos viviendo no lo ha vivido nadie. Todos los países han conspirado contra nosotros, todos son traidores", dice Faisal, con la cabeza tapada con una bufanda.

Este padre de cuatro hijos, oriundo de Idleb (noroeste de Siria) expresa el sentir de casi todos los refugiados que se consideran abandonados a su suerte por la comunidad internacional en esta guerra, en la que, según una ONG, han muerto más de 126.000 personas.

En su campo, donde viven más de 500 refugiados, sólo un puñado puede calentarse o hacer funcionar los braseros para sobrevivir a la tempestad "Alexa" que barre Líbano desde el miércoles y amenaza con prolongarse toda la semana.

"Cuando la nieve se derrite, el agua se transforma en lodo en el interior de las tiendas de campaña. "Y se nos caen encima por el peso", cuenta Sakr, de 13 años, vestido con un abrigo con capucha.

A su alrededor, otros niños, algunos de ellos sin gorro, estornudan o se frotan las manos congeladas por el frío. "Dennos algo para calentarnos", dicen arremolinados alrededor de los periodistas.

Un poco más lejos, un hombre intenta enganchar una tela en la entrada de una tienda de campaña. En su interior, hombres y mujeres estrechan en sus brazos a bebés para intentar darles calor. Un hombre con muletas, descalzo, observa en silencio el lodo que entró en el interior.

Todo vale para calentarse

Ante estas condiciones algunos aplican medidas extremas. "Quemamos nuestros zapatos para hacer funcionar los 'sobia'", braseros antiguos de Oriente Medio, lamenta Najla, de 40 años.

Un método que desprende un olor acre insoportable en las tiendas de campaña en las que se hacinan como mínimo seis personas.

Líbano acoge a más de 825.000 refugiados que huyeron de la guerra. Decenas de miles de ellos viven en lugares improvisados y otros en casas de familiares o en apartamentos alquilados.

En Aarsal (este), localidad fronteriza con Siria y conocida por su apoyo a la oposición siria, la nieve cubre las tiendas de campaña en medio de temperaturas que rondan los cero grados por el día y bajan a -4 por la noche.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) se ha movilizado junto con el ejército libanés para distribuir mantas y dar dinero para calefacción.

Pese a los esfuerzos, la portavoz de ACNUR, Lisa Abu Jaled, expresó su preocupación por los refugiados que viven en 200 campamentos improvisados en el norte y el este de Líbano. "Estamos preocupados porque hace un frío glacial en la región de la Bekaa (este)".

Aseguró que ACNUR repartía alfombras, mantas y colchones.

"El agua entró en las tiendas de campaña por los tejados y por el suelo, provocando inundaciones", declaró Wafiq Jalaf, miembro del ayuntamiento de Aarsal, contactado por teléfono. El suelo está cubierto por más de 10 centímetros de nieve.

Pese a las condiciones meteorológicas, siguen llegando refugiados, como unas diez familias que huyeron de la ciudad siria de Yabrud, en la región de Qalamun, último bastión rebelde en esta zona de la que intenta apoderarse el ejército del régimen.

Califica este artículo
0

Más de Medio Oriente

  • disqus
  • facebook