Irapuato

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  18° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 14° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  16° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  14° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  14° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  14° C
Inicio | Irapuato |

Pide obispo mayor atención al aspecto humano de la ciudad

A 10 años de vivir en el municipio, José de Jesús Martínez reflexionó sobre aciertos y errores en la evolución del mismo

El prelado consideró que la situación actual no cambiará sin el deseo y la voluntad de ciudadanos y gobierno. Foto: Juan J. Ramírez

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

En el décimo aniversario de la creación de la diócesis de Irapuato, el obispo José de Jesús Martínez Zepeda reflexionó sobre los aciertos y omisiones en la imagen del municipio, y lamentó que no se vean acciones concretas en ciertos temas, como el sexoservicio, y a pocos días de que la ciudad cumpla 467 años de fundada buscó emitir un mensaje de esperanza y alegría, pese a las dificultades.

Ayer la diócesis cumplió 10 años, mismo tiempo que él tiene viviendo en la localidad, en el que, dijo, ha visto evolucionar a la ciudad, en ocasiones de una manera positiva, pero en otras no.

“Quisiera que los programas que se anuncian se pusieran en práctica y fueran adelante, y veo que hay un letrero de que vamos a regenerar la imagen urbana y me duele en la piel que no veo por dónde está ese esfuerzo en el aspecto humano, y no sé si hay descuido”, comentó.

El prelado considera que el sexoservicio ha aumentado en la zona aledaña a la Iglesia, sin que se note la intención de remediar tal situación por parte del gobierno ni de la población.

Sin doblar las manos

José de Jesús Martínez señaló que se trabaja en la rehabilitación de las calles, pero se deja de lado la moral, por lo que invitó a no ahorrar esfuerzos y que no quede sólo en enunciados para que de veras los programas necesarios se lleven a cabo en Irapuato. Para ello, se comprometió a apoyar en lo que se pueda.

En diez años de vivir en Irapuato, dijo haber visto puntos altos y bajos, pues al principio todos apoyaban la diócesis y ahora sólo se hace lo normal. “Lo importante es no desistir y no doblar las manos, eso sí siento que estamos dando signos de doblar las manos, digo que no podemos olvidar los ideales para trabajar por la educación, la superación, la comunión del pueblo y no puede caer en la dispersión”, dijo.

En cuanto a la violencia de esta última semana en el municipio, señaló que este problema es un reto para todo México desde hace muchos años, y que va más allá del llamado “efecto cucaracha”, por lo que para el aniversario de Irapuato, falta pedir a Dios fuerza y que destierra la violencia chiquita y grande, dijo.

 

Califica este artículo
5.00

Más de Irapuato

  • disqus
  • facebook