León

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  26° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 28° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  27° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Inicio | León |

“Hasta el último día pagaré la manda”

Desde hace 32 años, Susana Rivas y su esposo, Jesús Mendoza realizan el viaje a pie a San Juan de los Lagos

Susana Rivas ahora de 70 años de edad espera llegar hasta el altar de la virgen de San Juan el próximo sábado. Foto: Karina Urbina

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

Hace 32 años el cáncer colocó a doña Susana Rivas al borde de la muerte, ahora, a sus 70 años de edad, camina a paso lento de la mano de su marido, Jesús Mendoza; ambos saben que tras 11 días bajo el sol y el frío de la noche, llegarán hasta el altar de la Virgen de San Juan de los Lagos.

"El doctor me dijo que me iba morir, que tenía el cáncer muy avanzado y que ya no podía hacer nada más que resignarme, entonces pensé en Dios y dije que le pagaría una manda a la virgen hasta el último día de mi vida y así lo voy hacer”
  Susana Rivas
  sanjuanera

Partieron el pasado 20 de enero de su natal San Diego de la Unión, dice ella que de un pequeño rancho del cual no recuerda el nombre, pues toda su vida ha vivido ahí con sus 14 hijos.

Con sus pies visiblemente dañados por caminar varios kilómetros, doña Susana Rivas no pierde la esperanza de que este año llegue hasta la virgen para agradecer el milagro que realizó hace 32 años, cuando creyó que dejaría a sus hijos solos.

“El doctor me dijo que me iba morir, que tenía el cáncer muy avanzado y que ya no podía hacer nada más que resignarme, entonces pensé en Dios y dije que le pagaría una manda a la virgen hasta el último día de mi vida y así lo voy hacer”, dice visiblemente agotada.

Con un sombrero que la cubre del sol y algunas prendas para tapar el frío, Susana no suelta a su esposo Jesús, con quien lleva más de 50 años de casada.

Ambos aseguran que sus ojos “ya no funcionan”, pero eso no ha impedido que caminen paso a paso siguiendo a más peregrinos. Es la forma de no perder el camino.


Siempre con su esposo, Jesús Mendoza, realiza el recorrido desde San Diego de la Unión hasta San Juan de los Lagos.

Su fe es lo único que los mueve, las ganas y necesidad de dar gracias, de pedir por sus hijos y sobre todo, de no fallar a quien un día la libró de la muerte, según dice.

Ayer su esperanza no se vio truncada, pese a que definitivamente sus pies no respondían, sin embargo, echó mano de todos los recursos para continuar, pues se formó en un campamento de salud ubicado en la “Y” griega para que una joven le diera un masaje en los pies y seguir.

“Esto es así y aunque cada año se vuelve más difícil –por el peso de los años- pero para el sábado estaremos llegando, siempre tardamos 11 días y esta vez lo volveremos hacer”, refiere.

Don Jesús, habla poco, pero asegura que no dejará sola a su esposa, pues como cada año partirá de San Diego de la Unión para acompañarla, pues es su compañera de toda la vida.

Por los favores

Al igual que ellos, miles de peregrinos parten cada año para llegar hasta el templo de San Juan de Los Lagos, la mayoría asegura es “pagar una manda”, por los favores recibidos.

Tal es el caso de Fidel Medina Bárcenas, quien salió de San Luis de la Paz hace 11 días, “dejé mi trabajo, porque desde los siete años de edad vengo a ver a la virgen. Me lo enseñaron mis padres y agradezco todos los favores”, refiere.

Dice que a sus 33 años, ahora son sus hijos pequeños quienes lo acompañan, “es una experiencia inolvidable, pues cuando voy llegando me quito los zapatos y camino casi cinco horas”, explicó.

Más de 230 mil personas visitan cada año a la virgen para agradecer por los favores recibidos.

Califica este artículo
0

Más de León

  • disqus
  • facebook