Política

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  26° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 28° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  27° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Inicio | Nacional | Política |

Reforma energética incluye contratos utilidad, riesgo y licencias

El borrador de dictamen se encuentra prácticamente listo

El borrador de dictamen se encuentra prácticamente listo. Foto: Especial

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

MÉXICO, DF.- Un grupo clave de senadores de las dos principales fuerzas políticas en México alcanzó un principio de acuerdo sobre el contenido de una controversial iniciativa energética que incluye opciones como licencias, contratos de utilidad compartida y de riesgo compartido, dijeron el sábado legisladores.

El gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), que no tiene mayoría absoluta en el Congreso, ha estado discutiendo con el conservador Partido Acción Nacional (PAN) sobre los detalles de la reforma, considerada clave por el Gobierno para apuntalar la producción de hidrocarburos y dar nuevos bríos a la segunda economía de América Latina.

"Hay predictamen", dijo a Reuters uno de los legisladores que estuvo involucrado en las negociaciones.

"Dejamos que fuera multifuncional. Va a ser utilidad compartida, riesgo compartido y licencias", dijo el consultado sobre el tipo de modelos de contratos que se acordaron para atraer inversiones privadas al sector de petróleo y gas.

El proyecto de ley, que permitiría a los inversores privados explotar crudo, conserva la propiedad de los hidrocarburos en manos del Estado, dijeron legisladores, y no contempla la figura de concesiones, algo que había propuesto el PAN y esperaban algunas grandes petroleras.

El senador del PRI y coordinador de la comisión de Energía del Senado, David Penchyna, aseguró que en la reforma se mantienen el control y el dominio del Estado sobre los hidrocarburos, pero que se permite a los inversionistas privados participar en toda la cadena productiva.

"Van a poder invertir en toda la cadena. México no podía quedar atrás, mucho menos siendo un país muy grande (...) y a partir de esa reforma aprovechará mejor sus recursos, no tengo duda de ello", dijo a Reuters.

AMPLIA APERTURA

Si la reforma prospera, se podría consolidar la mayor apertura energética en México desde la nacionalización de 1938.

Y pese a que el Gobierno propuso un esquema de ganancias compartidas en petróleo y gas, y el PAN fue hasta la máxima apertura de concesiones, ambos partidos fueron esta semana acercando sus posiciones, mientras la izquierda se separó de las negociaciones argumentando que los otros dos partidos negociaban en secreto.

Un senador del PAN dijo a Reuters el viernes en la noche que en los acuerdos se estableció que las empresas privadas no podrán contabilizar como propias las reservas de México porque los recursos seguirán siendo del país.

En tanto, un ejecutivo de una importante empresa internacional de petróleo declinó el sábado hacer comentarios sobre el proyecto de ley, argumentando que las discusiones se encuentran aún en una "etapa prematura".

México necesita aumentar su producción de hidrocarburos para reducir su dependencia de las importaciones y suplir su mercado interno.

La producción de crudo de la gigante estatal Pemex se ha reducido en una cuarta parte desde alcanzar un récord de 3.4 millones de barriles por día en 2004, pero para elevarla necesita ingentes recursos.

Penchyna considera que la iniciativa podrá ser aprobada durante la semana próxima, la última del período ordinario del Congreso, y que las deliberaciones sobre el dictamen por unas comisiones claves empiecen el domingo.

No obstante, el camino por transitar para que se concrete la reforma -que contiene cambios Constitucionales- aún es largo, ya que primero debe ser sometida a la aprobación de Congreso nacional y luego a los 31 regionales.

Además, los partidos de izquierda se oponen a la propuesta del PRI y el PAN por considerar que es privatizadora y que terminará por ceder la propiedad y rectoría sobre los hidrocarburos a las grandes empresas trasnacionales en perjuicio de los mexicanos, algo que el Gobierno ha rechazado.

Califica este artículo
5.00

Más de Política

  • disqus
  • facebook