Negocios

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  18° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 21° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  15° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  21° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  21° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  21° C
Inicio | Negocios |

¿Nuevo amanecer o falsa esperanza para refinerías de crudo en México?

La reforma energética se apruebó en momentos en que Estados Unidos busca nuevas formas de vender una enorme cantidad de petróleo

¿Nuevo amanecer o falsa esperanza para refinerías de crudo en México?. Foto: Especial

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

TULA, Hidalgo.- La industria refinadora de crudo de México, que durante años ha soportado altos costos, una crónica falta de inversión y generosos subsidios gubernamentales para los combustibles, podría estar en la senda de un gran cambio.

Una amplia reforma aprobada el mes pasado permite desmantelar el monopolio de la empresa estatal de crudo y gas Pemex, poniendo fin a décadas de autosuficiencia y abriendo potencialmente las puertas a empresas petroleras extranjeras.

La reforma se aprueba también en momentos en que los productores de energía de Estados Unidos buscan nuevas formas de vender una enorme cantidad de petróleo de esquisto, una variedad que podría mejorar de inmediato las operaciones de refinación de México.

Sin embargo, expertos opinan que el sector de refinación de Pemex -que el año pasado sufrió una pérdida récord estimada en 10,000 millones de dólares- está lejos de ser salvado.

La emoción que siguió a la apertura de los vastos campos petroleros mexicanos no se ha traducido en optimismo para refinerías como la Miguel Hidalgo, cercana a la ciudad de Tula, la segunda más grande de México y la de peor desempeño.

Por cada barril de crudo que procesa la refinería -alrededor de 292,000 por día- se pierden 1.23 dólares, según cifras de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ).

"La prioridad es revertir estas pérdidas (...) Ante presupuestos limitados, pues tenemos que modernizar las plantas que están perdiendo dinero", dijo el director general de Pemex, Emilio Lozoya, quien ha prometido una importante reconfiguración para mejorar las operaciones en las tres mayores refinerías del país.

Como máximo, un 60 por ciento del crudo procesado en la refinería Miguel Hidalgo se convierte en combustible de alto valor, según Pemex, que hace a la planta cerca de un quinto menos productiva que las refinerías estadounidenses a lo largo de la costa del Golfo de México.

La instalación tiene unos 3,200 trabajadores a tiempo completo; en tanto que la estadounidense Valero Energy Corp, que tiene 16 refinerías, emplea entre 480 y 800 trabajadores de tiempo completo en cinco plantas de tamaño similar.

Valero, una de las muchas empresas extranjeras que podrán tener acceso a la industria petrolera de México con la reforma energética, no tiene planes de invertir en el país, dijo su portavoz Bill Day.

MODERNIZACION NECESARIA

En una visita a la refinería Miguel Hidalgo, el superintendente de ingeniería Gustavo Grande mostró el sitio donde se construirá una planta coquizadora.

Ese es uno de los tres grandes proyectos en un plan a tres años por casi 11,000 millones de dólares para producir más gasolina y diesel del crudo mexicano cada vez más pesado.

Lozoya estima que México debe invertir 40,000 millones de dólares en capacidad de refinación en los próximos cinco o seis años.

"La planta coquizadora, lo que va a hacer, te va a dar más (combustibles) ligeros, te va a incrementar el gas licuado de petróleo, te va a incrementar las gasolinas, te va a incrementar la turbosina y diesel. La refinería va a ser más rentable", explicó Grande.

Pemex, que puede refinar unos 1.54 millones de barriles por día (bpd), dice que la modernización aumentará la producción de gasolina y diesel en más de una cuarto desde los 134,000 bpd actuales, mientras que la producción de combustible menos valioso caerá desde los 88,000 bpd a unos 6,000 bpd.

Pero modernizaciones pasadas se han quedado cortas.

Pemex concluyó en el 2012 una modernización de su refinería de Minatitlán después de múltiples retrasos, pero el proyecto de 2,500 millones de dólares para aumentar la capacidad a 310,000 bpd se quedó corto en más de un 20 por ciento.

"Los resultados que hemos tenidos en la reconfiguración de las refinerías han sido malos. Entonces, más vale que nos asociemos con alguien que lo haga bien", dijo Francisco Labastida, un ex secretario de Energía mexicano.

Las refinerías de México consumen cerca de un 42 por ciento más energía que el promedio internacional, dijo Labastida. También tienen 12 veces más paros no programados, según cifras de la Secretaría de Energía de México.

CRECE DEMANDA POR GASOLINA

Gracias a la reforma energética, empresas privadas podrán invertir en ductos o solicitar permisos para construir y operar refinerías.

En teoría, la nueva inversión tiene sentido. La demanda en la segunda mayor economía de América Latina ha superado la capacidad y se espera que el uso de la gasolina se incremente en más de un 5 por ciento anual hasta el 2020.

Las exportaciones de gasolina de Estados Unidos a México, el décimo mayor productor mundial de crudo, casi se han cuadruplicado desde el año 2000.

"Yo he conocido del interés de algunas empresas de poner una refinería en la zona del Pacífico, cerca de Mazatlán-Guadalajara, y otra en la zona del Golfo de México, en Tuxpan", dijo Juan Bueno, un legislador federal y ex director de la unidad de refinación de Pemex.

Pero pocos comparten su optimismo. Las exportaciones de combustible de Estados Unidos han subido a niveles récord gracias a la disponibilidad de petróleo de esquisto y una menor demanda estadounidense.

"Los refinadores estadounidenses están proveyendo a México de productos sin tener que construir una multimillonaria refinería", dijo Chi Chow, analista de Macquarie Capital.

Algunos especulan que Pemex podría comprar una refinería fuera de México para aumentar la producción.

En una entrevista publicada en diciembre en Rigzone, el presidente de la firma de compras y suministros internacionales afiliada de Pemex con base en Houston, Arturo Henriquez, dijo que la compañía buscaba instalaciones de refinación en Estados Unidos, Europa y Asia.

Desde 1993, Pemex es copropietaria de la refinería Deer Park, en las afueras de Houston, la sexta mayor en Estados Unidos, con su socia Royal Dutch Shell. La refinería es más rentable que cualquiera de las seis de Pemex, ganando en promedio 7.31 dólares por barril procesado.

NUEVA REFINERIA

Pemex espera construir una nueva refinería de 10,000 millones de dólares junto a la Miguel Hidalgo. Anunciada con bombos y platillos en el 2008, sería la primera que se construye en 35 años. Pero la planta no fue incluida en el más reciente plan de negocios de Pemex, desatando especulaciones de una cancelación.

Un muro perimetral, líneas de alto voltaje y túneles subterráneos de agua es lo único que se ha construido en el sitio.

Funcionarios de Pemex dicen en privado que los planes para la refinería están en pausa mientras la compañía da prioridad a las reconfiguraciones de otras plantas y espera el impacto de la reforma energética.

"Quizá la construyan pero probablemente no antes del cambio de la década", dijo Alfred Luaces, de la consultora IHS.

Para Luaces, el mejor cambio de corto plazo para el sector podría ser simplemente llevar a cabo "cosas lógicas", como importar crudo ligero, permitiendo a las refinerías existentes operar de manera más eficiente y liberar más petróleo local para su exportación.

Pemex ha rechazado importar crudo, prefiriendo mantenerse autosuficiente y dependiendo solo de su propia producción. Pero su petróleo, cada vez más pesado y difícil de procesar, ha complicado a las refinerías.

En noviembre, un funcionario de Pemex señaló que la empresa consideraba importar crudo ligero y aumentar la producción de refinados de mayor valor.

Y los potenciales exportadores estadounidense de petróleo podrían obtener permisos para enviar su producto a México, como lo hacen a Canadá, con relativa facilidad, dicen analistas.

El mismo Pemex espera que menores subsidios ayuden a la refinación. Los subsidios han caído este año y más reducciones podrían mejorar los ingresos por las ventas de productos refinados, dijo Miguel Tame, jefe de la unidad de refinación de Pemex.

Los subsidios sumaron casi 8,000 millones de dólares en 2013 y este año podrían descender a 332 millones de dólares, según datos presupuestales. Pero los niveles de los subsidios después de la reforma no están claros.

Al terminar el monopolio de Pemex, dice Tame, la unidad de refinación está determinada a bajar costos para ser más eficiente.

"Estoy preocupado. Habrá mucha presión para hacerlo mejor", dijo Tame.

Califica este artículo
0

Más de Negocios

  • disqus
  • facebook