Negocios

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  22° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 22° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  21° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  22° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  22° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  22° C
Inicio | Negocios |

En riesgo el sector lechero del país

Desaparecería 40% de productores para 2020

Desaparecería 40% de productores de leche para 2020. Foto: Especial

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/
MÉXICO, DF.- Para 2020, al menos 40 por ciento de las 250 mil unidades de producción de leche podría desaparecer debido a la falta de inversiones en infraestructura y en el hato, así como a mayor demanda por aumento poblacional, dijo el presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos Lecheros (ANGLAC), Vicente Gómez Cobo.

 

En conferencia de prensa, precisó que el año pasado, México produjo 10 mil 900 millones de litros e importó alrededor de tres mil 200, lo que implica que la demanda es de 14 mil millones de litros.

No obstante, expuso que si el consumo per cápita fuera de 190 litros, como debe ser, y no de 110, como es actualmente, el país requeriría incrementar 115 por ciento su producción y mantenerla al alza.

Ante ello, Gómez Cobo consideró prioritario que el gobierno federal y sector lechero trabajen de manera conjunta para adecuar la política interna agropecuaria y planteó que la reforma al campo es una excelente oportunidad para lograr la autosuficiencia en el alimento.

En el marco de la presentación del estudio “La Autosuficiencia Lechera en México, es posible” aseguró que la desaparición de dichas unidades productoras significaría la pérdida de más de 300 mil ocupaciones laborales en la producción de este producto lácteo.

Por ello, Gómez Cobo dijo que una estrategia para fortalecer el sector es la reducción paulatina de la importación de leche, a través de incentivos a la producción y sin abrir mayores cupos arancelarios.

En ese contexto, precisó que el país tiene el riesgo de importar 80 por ciento de sus alimentos en tres lustros, ya que registra tasas de crecimiento de entre 1.0 y 1.5 por ciento en la producción de alimentos.

Detalló que dicho índice es bajo en comparación con los países latinoamericanos, debido a las pocas inversiones en el sector y porque en el campo aún se aplica una política caduca de la década de los 70, en el sentido de que es mejor importar los alimentos que producirlos.

Gómez Cobo explicó que el panorama para los ganaderos productores de leche “es sombrío”, porque los precios al productor son “muy bajos” se les paga como máximo 6.00 pesos por litro, a pesar de que el mercado interno del sector vale 190 mil millones de pesos.

En contraparte, Liconsa paga hasta 8.00 pesos por litro de leche importada, procedente principalmente de Estados Unidos (59.5 por ciento) y Nueva Zelanda (16.9 por ciento) y que suministran 77 por ciento de la importación.

El resto proviene de 18 países incluyendo Chile, Uruguay, Irlanda, Holanda, Argentina, Francia, Alemania, Australia, Dinamarca y otros de menor cuantía.

Para Cobos, la inseguridad afecta también las posibilidades productivas del sector que se concentra en 11 estados, los cuales producen 80 por ciento del total nacional.

En la lista de estados productores destaca Jalisco con mil 967 millones de litros anuales y Coahuila con mil 320 millones, además de que juntos representan 30 por ciento de la producción nacional.

Otros estados importantes son Durango, Chihuahua, Guanajuato, Veracruz, seguidos por el Estado de México, Hidalgo, Puebla, Aguascalientes y Chiapas.

El presidente de la ANGLAC destacó que la sector lechero ocupa el tercer lugar en la industria alimentaria nacional, después del maíz y la carne.

Explicó que para que México importe leche de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Uruguay, Chile y de la Unión Europea requiere incrementar su producción interna, y de hecho aseguró que los ganaderos tienen la posibilidad de hacerlo a un ritmo anual de 6.0 por ciento.

Ello, siempre y cuando reciba un precio igual al que se adquiere la leche importada; asimismo que Liconsa compre a los productores la leche para sus programas sociales; se dejen de vender los granos a “precios de indiferencia”, es decir, como lo marcan los mercados de Chicago, y se impulse la producción de pastos; ente otras estrategias.

Concluyó entonces que uno de los mayores desafíos que actualmente tienen el sector lechero de México es elevar su competitividad, por lo que es importante avanzar en la consolidación de las unidades de producción a través de la asociación de los ganaderos.

Además de mejorar la productividad en las unidades lecheras, mediante el mayor uso y más eficiente de tecnologías de punta para aumentar rendimientos en el producto primario, y al mismo tiempo, emprender acciones para agregar valor a los derivados lácteos.

Califica este artículo
0

Más de Negocios

  • disqus
  • facebook