Celebridades

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  16° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 16° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  15° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  16° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  16° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  16° C
Inicio | Ocio | Celebridades |

Mario Almada, ícono del western mexicano

El actor de 92 años prepara libro biográfico en el que contará sus glorias y sinsabores; aguarda el estreno de la serie "El mariachi"

Mario Almada, una leyenda del western mexicano. Foto: Especial.

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

MÉXICO, DF.- A sus 92 años, Mario Almada aún tiene la fuerza y la entereza para hablar de lo que más le apasiona en la vida: su carrera, que ha sido muy reconocida y por ello prepara un libro biográfico en el que contará las glorias y los sinsabores que lo llevaron a convertirse en una leyenda del western mexicano.

Hombre de porte gallardo y mirada profunda, cuya imagen en el Séptimo Arte reflejó la justicia, es como se puede describir a Almada.

"Contaré muchas cosas de mi vida y por qué no de mis amores. Hay un nieto que viene a platicar conmigo para escribir este libro", comentó el actor, quien con más de nueve décadas a cuestas se encuentra físicamente entero y con bríos para platicar de su desarrollo profesional.

Su casa de Cuernavaca, Morelos, se ha convertido en el sitio donde no sólo disfruta de momentos de tranquilidad y esparcimiento, sino también en su set de trabajo.

"Muchas producciones vienen para que yo haga mis participaciones especiales. No estoy retirado, pero sí debo reconocer que me canso a mis 92 años", dijo, al tiempo que sonríe y recuerda que su aventura en el cine empezó con su hermano Fernando, quien lo invitó a involucrarse en este género.

"Yo llegué en 1960 a la Ciudad de México para trabajar en un cabaret, pero no me fue bien, entonces pensé en regresarme a Sonora, pero mi hermano Fernando me invitó a hacer una película en sociedad con todos los que participaban y yo me encargué de la producción", explicó.

Mario recordó que sus primeros pasos como actor en su prolífica carrera fueron con la película "Por eso", ya que "Bruno Rey se golpeó y se rompió el brazo y me metieron a mí, de ahí no he parado de hacer cine".

Más 500 películas dan cuenta del trabajo fílmico de Almada y mucho se ha dicho que posee el Récord Guinness por este hecho, aunque el actor no ha logrado reunir los requisitos, ya que muchos de los largometrajes no cuentan con registros.

"Antes había un señor que venía a ver a mi papá y le llevaba un conteo a través de algunos recortes, pero lamentablemente falleció y los del Guinness se han acercado para que formalicemos todo, pero no se puede por la falta de registros", explicó Marcos Almada, hijo del actor.

Pero esto no lo entristece ni desilusiona, pues tiene enmarcado un artículo de una revista en el que se señala que él es el actor con cintas hechas muy superiores a las de John Wayne y Christopher Lee.

"Yo no me siento como una leyenda, aunque la gente me lo ha hecho ver así y me demuestra cariño, aunque algunas veces han sido extrañas esas muestras. Un día, una mujer se acercó en una plaza y me dio un billete de 100 dólares, traté de regresárselo, pero no la encontré. En otras ocasiones me dan besos y me hacen sentir querido", recordó.

Consciente de que su trabajo ha causado polémica por su temática y otras por hacer videohomes, Almada lo único que hace es atesorar cada uno de sus recuerdos, que lo llenan de orgullo y que el año pasado lo llevaron a recibir el Ariel de Oro por Trayectoria.

"Todos mis premios me llenan de satisfacción, pero el Ariel tiene un gran valor para mí", reconoció el artista, al tiempo que mostró su estatuilla que guarda celosamente en una vitrina junto a dos Diosas de Plata y algunas fotografías con su imagen de vaquero.

En México es imposible hablar del western sin referirse a Almada, quien se convirtió en la imagen del justiciero por excelencia e incluso por algunos era conocido como el "John Wayne mexicano".

"Así me decían, pero yo nunca me creo nada, yo sólo soy Mario Almada, quien ha hecho una carrera bonita y si volviera a nacer volvería a ser actor", comentó el artista, cuyas películas lograron romper la frontera entre México y Estados Unidos.

"Me gustó el género del western, porque yo fui agricultor 30 años de mi vida, por lo que me enseñé a montar a caballo, manejar el rifle y tirar el látigo, me sentía yo en mi ambiente", dijo, y recordó que una de las cintas más difíciles de hacer fue "La viuda negra".

"Yo era un padrecito medio coqueto en la cinta y como soy católico, me costó trabajo, pero he disfrutado mucho todos mis personajes, aunque eso sí, jamás saldré de cobarde", explicó el protagonista de cintas como "El tunco Maclovio", "El sabor de la venganza" y "El infierno", por mencionar algunas.

Actualmente el actor está listo para mostrar su trabajo en la serie "El mariachi", al tiempo que disfruta del cariño de sus cuatro hijos, 12 nietos y seis bisnietos.

Califica este artículo
0

Más de Celebridades