Música

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  19° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 18° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  17° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Inicio | Ocio | Música |

Historia de una canción para Édgar Tamayo

El paisano mexicano supo hasta hace un mes que “Inyección Letal”, tema de Los Tigres del Norte estaba dedicado por él; “seré un ángel”, dijo a una estación de radio horas antes de morir.

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

MÉXICO, D.F.- El paisano mexicano supo hasta hace un mes que “Inyección Letal”, tema de Los Tigres del Norte estaba dedicado por él; “seré un ángel”, dijo a una estación de radio horas antes de morir. 

“Un montón de rejas impiden mi paso para regresar / ya salió en la prensa que van a aplicarme la inyección letal / ¿dónde está mi gente? quiero que escuche que ponga atención / a veces los gringos aplican sus leyes sin haber razón.” 

Estos son algunos versos de “Inyección letal”, tema compuesto por Teodoro Bello y Alfredo Garfia para Édgar Tamayo, quien el miércoles recibió la inyección letal en Estados Unidos. 

Pero la petición para escribir esta canción surgió hace 16 o 17 años, cuando Pablo Antonio Castro Zavala, vicepresidente del Paseo de La Fama en Las Vegas y presidente de la Confederación de Asociaciones y Clubes de Morelenses en Estados Unidos y Canadá conoció a Édgar con motivo de entrevistas a presos con el mismo caso para televisión. 

“En la lista de los que entrevisté estaba Édgar, y resultó que éramos paisanos los dos, del mismo estado, entonces se hizo la entrevista, la plática y todo, y claro, después regresé a visitarlo y nació esa amistad, desde entonces fue cuando traté de apoyarlo”, recuerda Pablo Antonio a EL UNIVERSAL, quien creó la campaña “Salvemos a Édgar”. 

En una de esas visitas, Édgar, quien ya sabía de su pena de muerte, pidió a Pablo que lo ayudara para que el compositor de Los Tigres del Norte (Teodoro Bello) escribiera una canción basada en su vida. 

“Entonces fui a buscar al compositor a Cuernavaca, de donde soy originario y lo encontré, no dijo sí, tampoco dijo no, dijo ‘Ok voy a checarlo”. 

En ese tiempo, diversos personajes del gobierno también solicitaron el apoyo de Teodoro para la canción, sin embargo, el asunto fue olvidado por Pablo Antonio hasta el inicio de la campaña “Salvemos a Édgar”, cuando revivió este recuerdo y buscó a Teodoro. 

“Yo dije híjoles qué habrá pasado y que le hablo al compositor, ‘¿en qué quedó por fin lo de la canción?, y me respondió ‘sí la compuse y ya hasta la grabaron’, y le digo ¿Y quién la grabó?, grande fue mi sorpresa cuando me dijo: Los Tigres del Norte”. 

Aunque el tema no incluye su nombre, el mismo Teodoro -autor de otras canciones como “El Jefe de Jefes”- afirmó a EL UNIVERSAL haberlo escrito para Édgar junto a Garfia, e incluso cantó unos versos a este medio y aseguró que Los Tigres aceptaron enseguida grabarla.

“Él fue la fuente de la inspiración para hacer el corrido, la quise hacer sin nombre para que siempre esté latente. Estamos explicando que a veces consideramos que hay muchas ejecuciones sin razón, a veces los humanos tenemos equivocaciones y se ha sabido de muchas ejecuciones que han sido injustas por no llevar un buen proceso”. 

Fue por eso que organizaron una entrevista -hace 15 días aproximadamente- en una estación de radio que de acuerdo a Castro, Tamayo escuchaba diariamente y a todas horas, y en la que su familia lo saludaba regularmente: La Raza, de Houston. Para su sorpresa, el programa les dedicó dos horas. 

“Hablé con los directivos para ver si yo podía hablar y saludar a Édgar, dedicarle canciones, que le hicieran una entrevista a Teodoro y que Édgar supiera que ‘ésta es tu canción que tú pediste y tóquensela’, y también saliera de los labios de Teodoro Bello”. Casualmente, ese mismo día llegaron a la estación unas cartas de despedida escritas por Édgar y dedicadas a su familia, según recuerda Castro. 

En la radio 

Justo unas horas antes de cumplir la sentencia, Édgar Tamayo se comunicó al programa “El vaquero” de la misma estación para despedirse de su gente, incluso la página de facebook del programa /elvaquerodelaraza trae un par de publicaciones en las que invita al público a escuchar las palabras del mexicano. 

“Amigos SÚBANLE A LA RAZA 98.5 Y 103.3 www.laraza.fm NUESTRO PAISANO ÉDGAR TAMAYO NOS LLAMARÁ PARA AGRADECERLE A LA GENTE K LO A APOYAD. SÚBELE ESTÁ PENDIENTE EN ESTOS ÚLTIMOS MINUTOS. :( sólo aki podras escucharlo”.

¿Un ángel?

“Yo no sé a dónde voy a ir, pero a lo mejor voy a ser un ángel”, fueron algunas palabras que recuerda Antonio Castro en este programa de radio, donde pidió que le dedicaran a su madre “Amor eterno”, de Juan Gabriel y “Un puño de tierra” para él, tema que le pusieron en ese mismo momento. 

“Dijo algo como ‘Yo quiero que me sepulten a mí con banda, con música de banda’, entonces así fue y ya se despidió y todo”. 

Aunque el cambio de sentencia no se consiguió, Pablo Antonio Castro se queda en su corazón con esa imagen de un Édgar Tamayo alegre y altruista que donaba hojas para cartas a sus compañeros en la prisión y siempre con un buen humor a pesar de sus circunstancias; un Édgar que pidió disculpas a sus paisanos por regresar “encajonado” a su tierra pero que aún así, se sentiría contento. 

“Édgar siempre se caracterizó el tiempo que yo lo conocí con un gran sentido del humor, pese a su pesadilla que estaba viviendo demostró siempre fortaleza, que tenía el ánimo, el entusiasmo, incluso a mí me lo dijo “Yo estoy estudiando aquí en la cárcel derecho, clases de derecho para auto representarme porque esta gente nada más no se puede” entonces me queda el recuerdo de su fortaleza, su persistencia” puntualizó y agregó que a la mañana siguiente de su muerte, llamó a la familia de Tamayo para dar su más sentido pésame. 

Por otro lado, Teodoro Bello deseó un descanso en paz del personaje que inspiró esta canción que es voz de muchos paisanos que como él, tienen que emigrar a Estados Unidos. 

“Los mexicanos tenemos mucha responsabilidad de exigirle al gobierno que nos dé más empleos para que la sociedad no emigre”, finalizó. 

Califica este artículo
0

Más de Música