Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  26° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 29° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  26° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  29° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  29° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  29° C
Inicio | Opinión |

Yerbamala

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Bárbara Botello

1.- La batalla por León

No son tiempos electorales, pero como si lo fueran. Los diputados del PAN se muestran dispuestos a estorbar lo más que puedan a la alcaldesa priista de León, Bárbara Botello, y para ello no reparan en gastos.

Es muy probable que supieran la condición que le pone Banobras a Bárbara: si no usa el crédito por los mil 227 millones de pesos este año lo podría perder. Por imposiciones de su cierre de ejercicio se lo daría a otro municipio.

Por eso, diputados panistas han anticipado que no abordarían el asunto de la autorización de endeudamiento sino hasta el siguiente período legislativo, que empezará el 15 de febrero de 2014.

De esa manera se ahorrarán el desgaste de la negativa, como fue su impulso primario. Más aún porque diversos sectores sociales de León se expresan a favor del endeudamiento. Y porque en círculos gubernamentales se considera que la propuesta de Bárbara no solo está bien armada, sino incluso justificada.

Adicionalmente, aunque ayer los diputados panistas, luego del pleito de la semana pasada, dejaron pasar la Ley de Ingresos de León, solo difirieron su propósito: en el Pleno Legislativo impondrán beneficios fiscales en el pago del impuesto predial.

Como los descuentos por pronto pago, lo que podría parecer menor en un presupuesto de casi 3 mil 314 millones de pesos, pero no lo es. Con un universo de alrededor de un millón y medio de habitantes, la merma sería muy importante.

Esa votación, prácticamente la tienen ganada los diputados panistas, pues solo tienen que conseguir un voto extra a los que tienen.

Los peores temores de Bárbara se confirman: la partidización de los negocios de interés de los leoneses.

Miguel Márquez

2.- El gobernador se ocupa…

El acertijo en que se ha convertido la sucesión en la presidencia del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, STJE, lo cual deberá ocurrir en poco más de un mes, cuando la desocupe Alfonso Fragoso, no parecía haber interesado demasiado al gobernador. Pero ya empezó.

Miguel Márquez había sido renuente, al menos en lo personal. Había dejado el asunto en manos de su secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López, también por el antecedente de haber sido magistrado del STJE.

Pero diversos factores imprevistos, como una competencia insólita entre varios magistrados aspirantes, con influencias externas y muchas “grillas”, descompusieron el cuadro.

Ante eso, Márquez decidió meterse personalmente, dejando al margen a “Toño” Salvador. Para ello, convocó al presidente estatal del PAN, Gerardo Trujillo, y al coordinador de los diputados panistas, Juventino López

Todo esto ocurre en una coyuntura muy significativa para el Poder Judicial, de transición. Delicada. Lo que opere el gobernador con Trujillo y Juventino, si no está ocurriendo ahora, tendrá que ocurrir, al menos como consecuencia: cuidar su autonomía.

Los resultados de sus afanes pronto se verán, pues la sucesión de Fragoso debería estar lista antes de que rinda su último informe de trabajo, lo cual ocurrirá en un par de semanas.

José Aben Amar González

3.- Pacto fallido

Parece que “la banca” a la que se han visto obligados a calentar por ya hace un buen rato, les mató los reflejos políticos a los convocantes de lo que al final han llamado: “Pacto por Irapuato”.

Gilberto Magaña, Abel Lira y Armando Uribe, aspirantes frustrados a la alcaldía irapuatense, a los que se sumó otro de igual estirpe, Félix Servín, no pudieron atraer a su reunión de “unidad” a muchos de los que habían invitado.

Significativas fueron las ausencias de los priistas freseros, delegados federales: Claudia Navarrete, Gerardo Padilla y José Isaac González Calderón. También la del diputado federal Alejandro Rangel. Y la de la dirigente municipal, Arcelia González. Si hubiera convocado el papá de ésta, José Aben Amar, quien sí fue, o Delia Ponce, priistas con autoridad reconocida, era más probable que hubieran atendido el llamado unificador.

Pero no al de ellos. En particular por el descrédito que arrastran. En los tiempos de vacas flacas para los priistas, Magaña fue socio activo de los panistas, desde los tiempos en que el empresario Salvador Pérez desplazó a los priistas de la alcaldía. Luego siguió colaborando con los panistas, e invitó a otros a hacer lo mismo, como a Simeón Mora, quien sí estuvo en el rancho de Magaña.

La unidad buscada por los priistas irapuatenses tendrá que ser construida por aquellos que no tengan, como éstos, tantos cadáveres en el clóset.

 

Gerardo Trujillo Flores.

Quizá pagando tributos políticos que debía. O por una apuesta, que no deja de ser arriesgada, la de intentar asegurarse la reelección en la presidencia estatal del PAN el año que viene, casó su suerte con la del exgobernador Juan Manuel Oliva. Y quedó en una posición incómoda.

Al menos con uno de los competidores guanajuatenses de Oliva, Juan Carlos Romero Hicks. Con su autolimitado margen de maniobra, dice que sí lo ve como a un posible líder, pero… “como a muchos otros panistas”.

Y le aplica la “ley del embudo”. Luego de que el domingo se desvivió en elogios a Oliva, y expresamente se comprometió con él… de Romero Hicks dice que ¡hay que esperar los tiempos!

Otro competidor, aunque no directamente, sino a través del presidente nacional en funciones, Gustavo Madero, es el coordinador de los diputados federales panistas, Luis Alberto Villarreal. Las hostilidades quedaron abiertas.

El caso es que el tiempo para la elección del nuevo presidente panistas se alarga, medio año más. Y en tanto, Trujillo ya no podrá dirigir con autoridad al variado conjunto del panismo guanajuatense.

Por lo mismo, en ese camino cuesta arriba que él mismo decidió, va a tener que seguir lidiando con la congruencia. O ¿Cómo le va a hacer con su dicho de que “la lucha interna nos desgasta, tenemos que trabajar para fortalecernos adentro”?

 

Califica este artículo
2.00

Más de Opinión

Más de Don Giovanni

  • disqus
  • facebook