Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  17° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 27° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  22° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  27° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  27° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  27° C
Inicio | Opinión |

Astillero

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Rebasar por la derecha

A pesar de que aún no se conocen los términos exactos de la iniciativa en la que concuerdan el PAN y el PRI para votarla favorablemente en las cámaras, diversas versiones provenientes del flanco más derechista de ese binomio apuntan a que la propuesta de reforma energética será más privatizadora y entreguista que la presentada originalmente por el partido que actualmente ocupa Los Pinos.

El triunfo de las posiciones panistas en el regateo con el priis-mo urgido de conseguir apoyo para la madre de todas sus reformas significaría una peligrosa agudización del ánimo cedente hacia poderes particulares, especialmente los foráneos. Los residuos de pudor nacionalista que hubiese pretendido conservar el peñismo habrían sido avasallados por la cruda vocación privatizadora del partido de blanco y azul que así estaría considerando la mencionada reforma como una obra bipartita.

Los arreglos cupulares aún más derechizados van a contrapelo de lo que en las calles pretende la difusa y no tan bien organizada amalgama izquierdista que se opone a la mencionada reforma cumbre. Luego de una simbólica presencia de varias horas durante el miércoles, conforme a lo ins-truido por el hijo de Andrés Ma-nuel López Obrador que lleva los mismos dos nombres de pila, ayer los opositores se volvieron a plantar alrededor del Senado, sin que su presencia alterara sustancialmente el curso del procedimiento legislativo ya enfilado a atender la multimencionada reforma.

Fue en todo caso un problema procesal, previamente denunciado en el ámbito senatorial perredista, el que frenó el inicio formal de los trabajos que pretenden desembocar en la aprobación del plan energético del PAN y el PRI. Al no haberse convocado con la anticipación debida a los miembros de las comisiones involucradas en el asunto se corría el riesgo de dar pie a que prosperaran ciertas impugnaciones jurídicas. Por ello se determinó citar a la sesión correspondiente con la debida anticipación, de tal manera que será hoy cuando arranque la carrera de velocidad cuyas primeras metas federales estarán en los tableros plenarios de las cámaras de senadores y de diputados, en ese orden, para posteriormente pasar a la etapa de los congresos estatales, donde se prevé que habrá una menor tensión.

El hecho de que en lugar de suavizarse se haya endurecido la propuesta de reforma energética, y la evidencia de la pripanista predisposición arrolladora que buscará aprobarla en sesión senatorial plenaria el próximo domingo (así el dictamen sobre el que se basarán hubiera sido autorizado ayer, como se pretendía, u hoy, como finalmente se decidió, para cumplir con los requerimientos de ley), son elementos que confirman a los defensores de la riqueza energética nacional la poca viabilidad de las protestas que hasta ahora se han realizado. Esa impotencia política genera de manera natural una tendencia a subir de tono, lo que a la hora de redactar esta columna se había manifestado solamente en un episodio en el que algunos de los concurrentes al cerco legislativo, miembros de la CNTE según los primeros reportes pe-riodísticos, arremetieron contra vallas metálicas y lograron derri-barlas, aunque la Policía Federal impidió el paso de los opositores. Andrés Manuel López Beltrán (AMLoBe), deslindó de inmediato al movimiento encabezado por su padre de esos hechos ligeramente confrontacionales.

Sea con riguroso pacifismo o con brotes de violencia como los que los profesores han vivido a lo largo de meses en la capital del país, lo cierto es que el ánimo y la cuantía del movimiento de resistencia al negocio energético trasnacional en curso no parecen suficientes para frenarlo. Habrá de verse si en los días que restan se suman más ciudadanos a esos actos de protesta y los rescatan del plano testimonial. De otra manera, la derrota será no solamente en el plano procesal legislativo y respecto al trascendente tema energético sino en la viabilidad inmediata de la genuina oposición de izquierda, de las protestas masivas y de la defensa de los intereses populares. En esa hipótesis, de aquí en delante todo podrá resol-verse en las cúpulas, mediante pactos tripartidistas o bipartidistas, según el caso, imponiendo la aritmética de los privilegiados legisladores defensores de privilegios, controlando la percepción social y la capacidad de movilización mediante la dictadura televisiva, dando plena continuidad a la presente etapa de negativas confabulaciones en las alturas.

El jefe del gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, organizó un acto masivo para dar un mensaje al cumplir su primer año en el cargo. Dos fantasmas rondaron en el Auditorio Nacional. Uno, el de la mano dura o blanda que desde diversos flancos le han exi-gido (la izquierda, menos dureza, y la derecha, mayor) respecto a las manifestaciones de protesta que se multiplicaron en este lapso, así hayan sido por razones ajenas a las políticas capitalinas. Ante ello, el exprocurador de justicia hizo destacar dos frases. “No existe ningún derecho humano que se sustente en la violencia” y por tanto no se debe permitir que esa violencia “destruya lo que hemos construido con paciencia y refle-xión”. El otro espectro paseante fue el de la baja en su popularidad política. Así que salió al paso con una muletilla de tufo tecnocrático al asentar: “no protesté la encomienda que se me dio para admi-nistrar una imagen, la acepté para gobernar y lo voy a seguir haciendo con responsabilidad”.

No fantasmal, sino real fue la aparición de la protesta en el marco de ese acto que se esperaba terso. Un joven denunció entre otras cosas la presunta consulta organizada por Mancera para justificar un alza a la tarifa del Metro. Al micrófono, el dialoguista Miguel Ángel invitaba al joven a expresarse y decía respetar la libertad de expresión, mientras sus agentes encapsulaban esa voz y la retiraban a la fuerza del escenario que enseguida pareció restablecido.

Y, mientras la muerte de Nelson Mandela da oportunidad de reflexionar sobre transiciones y reconciliaciones, ¡feliz fin de semana!

 

 

 

 

twitter-@julio astillero |facebook- julio astillero 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Julio Hernández López

  • disqus
  • facebook