Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  22° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 19° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  20° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  19° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  19° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  19° C
Inicio | Opinión |

Itinerario Político

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

El infarto: ¿quién gana y quién pierde?

Dicen especia-listas médicos que ya nada es igual luego de un infarto. Explican que, en efecto, si el accidente cardíaco fue atendido adecuadamente, la recuperación de un infartado pue-de ser casi total. Sin embargo, en adelante la vida cambia de manera importante debido a los cuidados requeridos para evitar un nuevo episodio.

A su vez, dicen los especialistas en imagen y popularidad que luego de un golpe a la salud de una personalidad; sea de la política o sea del espectáculo, ya nada es igual. ¿Por qué? Porque la imagen, la confianza y el liderazgo van directamente asociados a la imagen física, la salud y la fortaleza.

Y viene a cuento porque a partir del infarto sufrido por Andrés Manuel López Obrador nada será igual en su salud y fortaleza física. Pero además, nada será igual en la imagen de AMLO, en la confianza social depositada en sus proyectos y, sobre todo, en la esperanza de que pudieran ser efectivas sus acciones futuras, sus ambiciones políticas personales y, en especial, existen dudas sobre el futuro del partido en formación, Morena.

¿Y por qué nada será igual?    

1.- Porque si AMLO aspira a convertirse en candidato presidencial por tercera ocasión consecutiva –en la contienda de 2018–, difícilmente veremos al aspirante de las dos contiendas anteriores; incansable, que recorre el país por carretera dos o hasta tres veces antes de una elección y, sobre todo, durante la elección; un aspirante que realiza dos, tres o más mítines en un día, que se somete a largas reuniones de trabajo y a las jornadas agotadoras que reclama la política.

2.- Porque resulta de sentido común –y de supervivencia elemental–, que de hoy en ade-lante la salud de AMLO será prio-ritaria sobre los proyectos polí-ticos y las ambiciones de poder de todos aquéllos que se aglutinan en Morena.

3.- Porque el infarto y la ame-naza de muerte, además del cambio en los hábitos y la intensidad del trabajo del líder, ya también desató –de manera involuntaria pero emergente–, la lucha por el cambio de estafeta en Morena, y la lucha por el liderazgo en las llamadas izquierdas.

4.- Porque le guste o no a los feligreses de la parroquia de Morena, los liderazgos, la popularidad, el carisma, el cariño social y la admiración al líder son únicos, indivisibles, intransferibles; además de que no se heredan, tampoco se compran y menos se regalan.

5.- Porque el capital político, la imagen y los votos que se entregan a un líder –ya sea político, ya sea social–, nacen a partir de la certeza y la confianza en que los proyectos del líder social o político son viables, en el tiempo y en el terreno del poder.

6.- Porque la historia del lide-razgo de AMLO es la historia clásica del líder. Autoritario, vertical, único, sapiente e infalible; incapaz de construir uno o más sustitutos, de preparar un relevo generacional y/o de compartir su liderazgo. Andrés Manuel es único, no sólo por sus cualidades políticas, sino parque en su concepción de liderazgo y poder no hay lugar para nadie más.

7.- Porque en ausencia de AMLO –por la razón que sea–, ninguno de sus leales y cercanos tiene las habilidades, capacidades, cualidades del más importante líder social en décadas. ¿Quién tiene la estatura y la fuerza política de AMLO? No la tiene el hijo del líder, tampoco el gerente de Morena y menos el escudero mayor, el señor Ricardo Monreal.

8.- Porque si bien frente al obligado repliegue de AMLO no se acabará Morena, tampoco será fácil que siga su crecimiento, sobre todo porque otras manos, otras opiniones, otros estilos y otros objetivos estarán detrás del nuevo partido.

9.- Porque hoy, en el futuro de Morena aparecen dos variables que no existían hace pocas semanas y meses. La primera es el incidente de salud sufrido por AMLO. Y la segunda son las nuevas reglas del juego político electoral. Es decir, que en breve un partido en formación como Morena, que aspire a su registro, deberá obtener no 2.5% de la votación total de una elección federal, sino un porcentaje mucho mayor; el 3%.

10.- Porque si bien es cierto que López Obrador abandonó ayer el hospital –y los médicos lo dieron de alta–, también es cierto que si le interesa cuidar su salud, no estará presente en el cerco contra una reforma energética que hoy empezará a ser discutida en el Congreso.

MARCELO, EL GRAN GANADOR

Pero aún no hacemos las preguntas más importantes sobre el futuro de Morena y de AMLO. ¿Quiénes son los beneficiarios políticos, electorales y hasta materiales, del accidente cardíaco sufrido por AMLO? ¿Quién gana y quien pierde con esa nueva realidad?

a) Por increíble que parezca, el primero en recibir los beneficios directos e involuntarios por la nueva realidad que viven AMLO y Morena, se llama Marcelo Ebrard. ¿Por qué? Porque en los hechos el “Carnal Marcelo” ha ocupado la segunda posición –detrás de AMLO–, en la fila de potenciales candidatos presidenciales de las izquierdas.

b).- Porque si las complicaciones de salud obligan a AMLO a reducir su activismo –y con el tiempo ponen en peligro su viabilidad como candidato presidencial–, para Marcelo Ebrard habrá desaparecido el mayor obstáculo rumbo a la contienda presidencial de 2018.

c) Entonces las posibilidades político electorales de Marcelo se convierta en un potente presidenciable, apetecible no sólo por el PRD y otras formaciones de la propia izquierda, sino incluso Marcelo podría convertirse en el abanderado de Morena. Y en este caso vale recordar que en la presidencial de 2012, Marcelo se hizo a un lado para dejar pasar a AMLO, a riesgo de perder su última oportunidad para alcanzar el poder presidencial, que es uno de los sueños más acariciados por Marcelo.

d) Porque ante la hipótesis de que Marcelo sea el relevo de AMLO en la fila para buscar la candidatura presidencial –que no el sustituto y menos aquel que continúe su movimiento–, la reunificación de las izquierdas en torno a Marcelo se podría hacer realidad. 

e) Y los grandes perdedores podrían ser los partidos de la izquier-da testimonial, como el PT y el MC. ¿Por qué? Porque hasta ahora viven y sobreviven gracias a las alianzas y a los votos que les regaló AMLO. Pero si el líder tabasqueño se aleja o se margina –por la razón que sea–, y si se toma en cuenta que el registro de los partidos se ratificará con el 3%, entonces podriamos ver la muerte del PT y del MC.

VA LA REFORMA ENERGÉTICA

Por lo pronto, hoy arrancará el proceso legislativo que antes del próximo viernes dará como resultado la aprobación de la reforma legislativa más importante en la historia. Incluso, es probable que hasta AMLO aparezca en la calle, a pesar de todo. Al tiempo.

twitter-@Ricardo Aleman Mx |www.ricardoaleman.com.mx 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Ricardo Alemán

  • disqus
  • facebook