Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  19° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 18° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  17° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Inicio | Opinión |

Investigación CEIDAS

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Guanajuato frente a las Metas del Milenio

 

El Informe sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, 2013, presentado la semana pasada por la representación en México del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP), contiene información de suma relevancia para nuestro país, pero también para el estado de Guanajuato.

Enfermedad de emergencia
 Guanajuato es de los estados con mayor incidencia de tuberculosis en el país.
 A continuación los municipios con mayor número de muertes por tuberculosis durante 2002-2012.
 105 en León
  44    en Irapuato
  25  en Celaya  
16  en Guanajuato
 13 en Salamanca

Si bien hay noticias relevantes, como algunos avances en la equidad entre mujeres y hombres en ciertos niveles educativos, así como relevantes logros en cobertura en el Seguro Popular, hay indicadores preocupantes, sobre todo por el contexto de violencia contra las mujeres que ha sido señalado reiteradamente en los últimos meses.

Uno de estos indicadores es el relativo a la razón de mortalidad materna; la meta establecida para el año 2015, la cual debería llegar a 22 defunciones por cada 10 mil nacidos vivos. A pesar de este compromiso, el dato presentado en el Informe ante Naciones Unidas es de 43.3 decesos por cada 10 mil niñas y niños nacidos vivos.

Lo relevante del tema para el estado de Guanajuato es que forma parte del grupo de estados de la República que en mayor medida aporta casos de muertes maternas, es decir, decesos que ocurren durante el parto o como consecuencia del mismo, o bien por otras complicaciones en el periodo del puerperio.

Así, el Informe de la ONU señala: “Todo esfuerzo que se sume para reducir la rmm (razón de mortalidad materna) tendrá que definir estrategias orientadas a los grupos sociales más desfavorecidos, y de mayor concentración de muertes, tal es el caso en las entidades federativas de México, Veracruz de Ignacio de la Llave, Guerrero, Chiapas, Distrito Federal, Puebla, Oaxaca, Guanajuato, Chihuahua y Michoacán de Ocampo, en donde se concentran más del 65 por ciento de las defunciones maternas del país”.

Como puede verse, el reto para la entidad es enorme, pues de acuerdo con los datos del INEGI, Guanajuato ha aportado, considerando sólo los últimos 5 años, un promedio de 47 muertes maternas anuales; esta cifra implica en promedio, el 4.4% de las muertes maternas totales que se registran en el país.

Lo preocupante del caso es que en los últimos años, con excepción de 2008 y 2009, los años en que estalló la crisis económica, la tendencia histórica es a la baja; por el contrario, en Guanajuato hubo un incremento muy fuerte en el 2009; para luego descender en el 2010, pero con un nuevo incremento en los años 2011 y 2012.

Un dato interesante en el estado de Guanajuato es que entre los años 2003 y 2012, hay 12 municipios en los que no se tienen registrados casos de muertes maternas. Estos municipios son: Abasolo, Manuel Doblado, Cortazar, Cuerámaro, Jaral del Progreso, Santa Catarina, Tarandacuao, Tarimoro, Victoria, Villagrán, Xichú y Yuriria.

Por el contrario, 10 municipios de la entidad concentran el 85% de los casos de muertes maternas; éstos son: León con 180 defunciones maternas entre 2003 y 2012; Celaya con 66; Irapuato con 49; Salamanca con 28 casos; San Miguel de Allende y San Luis de la Paz, con 14 cada uno; Dolores Hidalgo con 12; Guanajuato con 11 casos; Acámbaro con 10; y Uriangato con 9 casos.

Hay quienes sostienen, quizá con razón, que esta concentración tiene parcialmente como origen, que en algunas de estas ciudades se concentran los hospitales de segundo y tercer nivel, es decir, de especialidad, y que es en ellos en donde ocurren los decesos de mujeres que, ante su gravedad, son trasladadas de emergencia a ellos.

Aún con lo anterior, lo que se hace evidente es que no se están llevando a cabo las acciones de prevención necesarias; y al igual que a nivel nacional se recomienda redoblar los esfuerzos  en los estados que mayor mortalidad materna reportan, por la causa que sea; así también en la entidad deberían redoblarse los esfuerzos en los 10 municipios señalados, a fin de mejorar los sistemas de alerta temprana ante posibles casos de mortalidad materna, los cuales son clasificados como defunciones “en exceso evitables”; es decir, son muertes que por los recursos disponibles, no deberían ocurrir jamás.

Otro indicador sobre el que se llama la atención es el relativo a las tasas de incidencia y mortalidad por tuberculosis respiratoria. En efecto, según los datos del informe sobre las Metas del Milenio de la ONU, Guanajuato se encuentra también entre las entidades que mayor número de casos aporta al país.

Así, de acuerdo con los datos del INEGI, entre los años del 2002 y 2012, se contabilizan 298 defunciones por la causa señalada. Quizá lo más preocupante respecto de este indicador, es que en la década que se considera, la segunda mitad reporta un promedio más elevado que la previa.

Es decir, entre los años 2003 y 2007, el promedio de decesos anuales por tuberculosis respiratoria en Guanajuato fue de 21.6. En contraste, en el quinquenio que da de 2008 al 2012, el promedio es de 27.2.

Una vez más, debe destacarse que dos de cada tres defunciones por la causa señalada en el estado, se concentran en 7 municipios: León, con 105 casos en los 10 años que van del 2002 al 2012; Irapuato con 44 casos; Celaya con 25; Guanajuato con 16; Salamanca con 13; San Miguel de Allende con 12; y Dolores Hidalgo con 9.

Como puede verse, hay municipios como San Miguel de Allende y Dolores Hidalgo, que a pesar de tener un lugar preponderante en la historia nacional, y en consecuencia, en el turismo en nuestro país, siguen siendo socialmente cuestionables, pues presentan indicadores sociales que obligan a revisar los mecanismos de vinculación entre las políticas de desarrollo turístico, el desarrollo económico y, por supuesto, el desarrollo social. 

 

Califica este artículo
5.00

Más de Opinión

Más de Saúl Arellano

  • disqus
  • facebook