Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  23° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 19° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  20° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  19° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  19° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  19° C
Inicio | Opinión |

Parentalidad

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Hablemos de sexualidad con los hijos

 

Los adultos de la presente generación no recibimos una educación sexual suficiente. La sexualidad era un tema del que aún no se hablaba en nuestra infancia. Los aprendizajes, correctos o incorrectos, solían venir de los hermanos y hermanas, de los otros niños, niñas y adolescentes un poco mayores que nosotros.

De ahí que hoy, convertidos en padres, en madres, encontremos cierta dificultad para abordar el tema. Porque ¿cómo hablar acerca de algo que no conocimos? ¿En qué momento y de qué manera hacerlo? El desconocimiento de la sexualidad provoca ansiedad, inseguridad, miedo, sentimientos que obstaculizan el fluir de su enseñanza con los hijos e hijas. Por lo que haber conocido lo desconocido es la clave para dejar de titubear.

La escuela Pedro Poveda-Funddé, institución con primaria y secundaria ubicada en la colonia Los Castillos, además de proporcionar educación a niños, niñas y adolescentes, también cuenta con un proceso de re-educación para los respectivos padres, donde la sexualidad es uno de los temas importantes.

Uno de estos grupos concluyó que los principales problemas relacionados con la sexualidad en la pareja son la carencia o deficiencia en la comunicación producto de tabús instalados en sus respectivas mentes, los cuales son fruto de la ignorancia o mala información adquirida a través de la vida; situación que provoca inseguridad y miedo al rechazo en la intimidad. Los estereotipos de género, la desigualdad entre sexos, el machismo y la falta de respeto (que en no pocas ocasiones lleva a la violación sexual) son otros problemas serios en la pareja.

El proceso de reflexión y aprendizaje generado a través de una serie de talleres en el tema les llevó a concluir una serie de premisas importantes a transmitir en la educación de la sexualidad de sus hijos e hijas, con miras a evitarles, el día de mañana, la repetición de problemas en las relaciones humanas en general y en las de pareja en particular:

- Como papás informarnos sobre temas de sexualidad: aprendamos lo que no nos enseñaron nuestros propios padres, para ahora poder enseñar a nuestros hijos e hijas.

- Nombrar las partes del cuerpo por su nombre (sobre todo los genitales) y explicar su funcionamiento. Todo el cuerpo es sexuado, tiene sensaciones en toda la piel. Por lo que es importante enseñarlos a respetarlo y a que exijan a los demás que lo respeten.

- Generarles la confianza para que planteen sus preguntas e inquietudes con libertad, y si los padres no sabemos la respuesta asesorarnos acudiendo, junto con ellos, con los especialistas en el tema.

- Proporcionarles respuestas en función de su edad y con palabras sencillas.

- Informarles y respetar sus derechos sexuales y reproductivos; advertirles los riesgos asociados a la sexualidad: infecciones de transmisión, embarazo precoz, abuso sexual… Cada quien es dueño de su cuerpo y tiene derecho a elegir, a cada momento, con quien estar, cómo y cuándo. 

- Mostrar respeto a su sexualidad (incluye respeto a sus preferencias sexuales).

- Estar presentes en los cambios corporales y emocionales que tienen.

- Enseñarles el concepto amplio de la sexualidad, el cual no se reduce a tener sexo, a la genitalidad, ni a la reproducción solamente, sino que implica el amor, el cariño, el erotismo, las relaciones humanas, la ética…

- Promover la igualdad y el respeto entre hombre y mujer: que ambos participen en la planificación familiar y la anticoncepción, así como en la toma de decisiones en general.

- Respetar y no obstaculizar la exploración del propio cuerpo, el autoerotismo que contribuyen al autoconocimiento, el autocuidado y la aceptación de sí mismo.  

- Promover el sexo responsable.

Hablando se entiende la gente. Hablemos de sexualidad para entendernos.

 

 

 

 

 [email protected]

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Gaudencio Rodríguez Juárez

  • disqus
  • facebook