Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 17° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  18° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  17° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  17° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  17° C
Inicio | Opinión |

Palabras Mayores

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font


“En la comisión de hacienda hacemos un trabajo serio y responsable. Ya hemos sacado las 46 leyes de ingresos y estamos en lo del presupuesto, en la ley de ingresos del estado, atendimos el asunto con toda seriedad sin atender a presiones ni tampoco a amenazas como se ha comentado también por parte de la alcaldesa (Bárbara Botello) porque el tema de que se pierde el crédito, ya el director de Banobras dijo que es mentira y hoy estamos diciendo que el trabajo de la comisión de hacienda es un trabajo serio y así lo vamos a seguir realizando”, Karina Padilla (La panista presidenta de la comisión de Hacienda del Congreso del Estado, se pone bronca).

 

Intercambio de golpes

 

En política no hay fórmulas prefabricadas ni mágicas para los gobiernos exitosos y los casos de León, Irapuato y Celaya son hoy muy ilustrativos.

Transcurrido poco más de un año de las actuales administraciones municipales los 2 alcaldes y alcaldesa de esos municipios ya han enfrentado o enfrentan sus propias crisis en función del perfil que han querido construir como base del éxito de sus gobiernos.

Sixto Zetina en Irapuato deja claro que juventud no necesariamente es sinónimo de frescura y apertura; Ismael Pérez que ser empresario y estar ajeno a los enjuagues panistas tampoco es garantía de buenos resultados y Bárbara Botello en León, que a la bravura y ánimo de confrontación que acompañó el logro de la alternancia tras 24 años de hegemonía panista, es pertinente, darle un nuevo toque de pragmatismo y mano izquierda que a veces parece ausente en su gobierno.

El edil irapuatense, miembro del grupo político del pastor de los diputados federales panistas Luis Alberto Villarreal ha tenido que sortear algunos problemas en su gestión, producto de una combinación de falta de sensibilidad para atender situaciones apremiantes que tan sólo requieren algunos gestos de empatía y un mínimo de sentido común.

Proclive a la confrontación, su personalidad lo mismo aporta para una relación ríspida con la oposición priista en su Ayuntamiento que con el dirigente estatal de su partido porque designa a un delegado (el exalcalde salmantino Antonio Ramírez Vallejo) para el panismo que no es de su agrado aunque las aguas después se tranquilizaron.

 

Contra las cuerdas

Zetina Soto sin embargo, lejos está de vivir el terremoto de su vecino celayense Ismael Pérez a quien de pronto se le desataron los demonios y el mundo parece, se le viene encima.

Los cambios que ha hecho en la administración celayense en funcionarios de su gabinete que incluyen a su segundo de a bordo, el secretario del Ayuntamiento Vicente Caracheo parecen configurar una crisis política para uno de los ediles favoritos del gobernador Miguel Márquez porque es ejemplo vivo de su apuesta por ciudadanizar la política partidista.

Pero una cosa es el glamour del discurso y otra el terreno de los hechos. Habrá que preguntarle a los panistas si están satisfechos con el estilo de ejercer el poder y las decisiones del alcalde celayense pero sobre todo a los habitantes de esa ciudad, si ser gobernados por un ciudadano sin partido ha sido ya un salto de calidad.

Muy en su papel de “apagafuegos”, el dirigente estatal panista Gerardo Trujillo, asegura que Ismael Pérez tiene todo su respaldo y niega que haya ruptura con el PAN.

Y el caso de León, ha sido muy debatido y comentado . Bárbara Botello parece no apartarse de su estilo frontal que la distinguió como opositora al PAN ahora desde el gobierno. De rompe y rasga ha sido su relación con el blanquiazul a nivel estado y con el propio gobernador en este primer año de gobierno.

Y si bien, queda claro que los liderazgos azules tienen la premisa de torpedear las acciones barbaristas un día sí y otro también, hay quienes se preguntan si menos pugnas y choques, no podrían generarle mejores resultados o por lo menos, mayor autoridad moral para quejarse de algunos golpeteos irracionales.

En fin, los alcaldes y alcaldesa de Irapuato, Celaya y León, los municipios más poblados, puntales del corredor industrial y con reflectores especiales en la cotidianeidad guanajuatense, enfrentan sus propias contradicciones.

Algunos más que otros pero todos dejan en suspenso las expectativas que sembraron con sus triunfos, bajo las ofertas que plantearon en sus respectivas campañas: juventud y frescura; menos partidización y más sociedad en el ejercicio de gobierno y la alternancia como revulsivo ante el desgaste del panismo. El balón sigue en su cancha. Eficacia y resultados se llama el juego.

 

 

La imagen del día


 

Carlos Slim: la coyuntura esmeralda y el reto al duopolio

 

Fuera del rectángulo donde se disputa la final de la Liga Mx del futbol, sin lugar a dudas la estrella de la semana de la batalla por el título ha sido el magnate Carlos Slim.

Apenas hace poco más de un año, uno de los hombres más ricos del mundo era la noticia en México al adquirir el 30% de las acciones de los equipos Pachuca y León cuyo socio mayoritario es Jesús Martínez Patiño que encabeza Grupo Pachuca.

Un anuncio que vino acompañado de consecuencias que rompieron el establishment del futbol-negocio en México. Grupo Pachuca decidió romper relaciones con Televisión Azteca perfilado para transmitir al León recién ascendido al máximo circuito y pactó con Fox Sports los derechos de trasmisión de la Fiera.

Una decisión que rompía la hegemonía del duopolio en el futbol mexicano que se repartió este negocióoy no imaginó semejante irrupción.

Hoy, casi año y medio después, Slim vuelve a ser protagonista en los medios nacionales porque la coyuntura es una espléndida combinación, un auténtico manjar para los medios nacionales que ven en la llegada del León a la final del futbol mexicano un paso adelante en el desafío de Slim y Martínez Patiño al duopolio.

“Slim vs Azcárraga” es por supuesto un gancho mucho más escandaloso que un León vs América para promover mediáticamente la final de futbol. El morbo es automático.

No importa que no sea necesariamente el factor Slim y sus millones los que hayan catapultado al León a los primeros planos en el futbol nacional. Queda claro que el cuadro esmeralda es el segundo de a bordo en materia de inversiones de Grupo Pachuca que, si hablamos de dinero invertido ha gastado más en refuerzos para el cuadro tuzo que para los panzas verdes. Eso es obvio y evidente.

Por eso, en automático podemos decir que como negocio, el León ha sido mucho más rentable que el Pachuca. La inversión en jugadores, las entradas de aficionados al estadio, los resultados deportivos saltan a la vista y no dejan lugar a duda.

Y en eso quizá tenga que ver más el colmillo de Grupo Pachuca que lo que pudo aportar Slim a quien sin embargo le basta una noche en el palco y una dotación de regalos a los fubolistas leoneses para acaparar reflectores.

Los astros se han alineado para que sea el León que llama la atención por su juego vistoso y su reto al duopolio al ser transmitido por una cadena de televisión restringida quien aporte para colocar al dueño de Telmex otra vez en el firmamento mediático nacional.

Un vuelco impresionante el de esta franquicia que hace algunos años era al hazmerreír del futbol con personajes non gratos y causantes de conflictos diplomáticos con otros países como Carlos Ahumada y que ahora tiene a personajes tampoco muy gratos para los verdaderos dueños del balón, pero por otras circunstancias.

Pase lo que pase esta noche, del infierno al paraíso.

 

 

Grillar

 

Sheffield y Botello: Los paralelismos de 2 malqueridos del PAN

 

Sin duda, son sorprendentes los paralelismos que se han dado en la batalla por obtener la autorización de un crédito entre el panista Ricardo Sheffield y la priista Bárbara Botello.

Hace 4 años, en 2009, por estas mismas fechas Ricardo Sheffield Padilla litigaba con los diputados panistas un crédito por mil 700 millones de pesos como ahora lo hace Bárbara Botello por una restructuración de la deuda vigente y la contratación de un nuevo empréstito por mil 200 millones

No deben sorprendernos hoy las objeciones panistas a Bárbara Botello si hace 4 años no tuvieron reparo para ponerle piedritas en el camino a Sheffield. Hay factores que exacerban los ánimos y los argumentos en contra.

En primer lugar, la deuda que le autorizaron a Sheffield limita en automático el margen de endeudamiento de la actual administración por simple aritmética y en segundo lugar, aunque lo nieguen los panistas, es muchísimo más tentador golpetear y cuestionar a una rival de partido que a un compañero de siglas como Sheffield.

Bueno, habría que acotar que el edil blanquiazul tenía un perfil peculiar. Sheffield se parece a Botello en el estilo frontal. En aquel entonces, como lo hace hoy la priista, el panista presionó públicamente, hizo estrategia con el gremio empresarial, no tuvo empacho en denunciar motivos políticos en la negativa y en confrontarse con quien fuera necesario.

Los panistas se irritaron con él como lo hacen hoy con su sucesora. A Sheffield también le dijeron que su capacidad de endeudamiento sólo daba para la mitad de lo que solicitó como hoy lo perfilan con Botello.

Sheffield y Botello que tantos guiños políticos se hicieron en plena campaña electoral y en transición y que luego se dieron hasta con la cubeta, pueden contar sus respectivas historias, intercambiar hazañas y lamentar sus penas como 2 malqueridos del PAN.

 

 

 

Palabras en la radio: Más comentarios a las 8:45 am en Pólvora Radiofónica de El Poder de las Noticias en el 93.9 de FM y 1270 de AM. 

 

 

 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Miguel Zacarias

  • disqus
  • facebook