Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  25° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 31° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  29° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  31° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  31° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  31° C
Inicio | Opinión |

Itinerario Político

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Mancera: la rechifla

No es nuevo que Miguel Ángel Mancera fue abucheado durante el primer informe de la senadora perredista Dolores Padierna. No es nuevo que el jefe de gobierno parece haber sido víctima de una celada, como parte de las disputas al interior de las llamadas izquierdas mexicanas. 

Y no es nuevo que la guerra por el control del PRD en el Distrito Federal ha provocado una verdadera batalla campal, entre las tribus de ese partido.

Lo nuevo, en todo caso, es la reconstrucción de los hechos lograda a partir de un minucioso seguimiento de los acontecimientos y de dos videos disponibles. 

La invitación a Miguel Ángel Mancera, según la reconstrucción –para acudir al primer informe de la senadora perredista–, la formuló directamente la señora Padierna. Según todos los indicios Mancera se negó, sobretodo porque la relación entre el jefe de Gobierno y el grupo de Bejarano-Padierna dista –y distaba-, de ser buena. La señora Padierna insistió en repetidas ocasiones, en especial en su calidad de real jefa de los senadores del PRD, en au-sencia de Miguel Barbosa.

Mancera aceptó acudir a ese evento, debido a que la senadora Padierna se encargó de las negociaciones de la reforma política del DF, frente al gobierno federal y al PRI. 

Mancera llegó al evento en la Arena Ciudad de México. Lo sentaron en el lugar estelar, frente a los oradores, con la señora Padierna de lado izquierdo. Llama la atención que el abucheo y la silbatina a Mancera no iniciaron al momento en que el Jefe de gobierno fue presentado. De hecho, cuando la señora Yeidckol Polevnsky anunció la presencia del jefe de gobierno, éste fue aplaudido.

Durante el discurso de la senadora Padierna, del lado derecho de Mancera apareció a saludarlo el profesor René Bejarano, a quien de inmediato le pusieron una silla junto al jefe de gobierno. La plática fue animada. Bejarano insistía una y otra vez, pedía recomponer la relación entre IDN y el jefe de gobierno. Según diversos testimonios, el profesor Bejarano parecía dispuesto a reestablecer una alianza con Miguel Mancera; hablaba de las conveniencias políticas que produce la civilidad frente al poder. 

Minutos después, Mancera subió al estrado luego de que la señora Padierna rindió su informe. Tampoco lo abuchearon cuando la moderadora del evento –la señora Yeidckol, de filiación lopezobradorista– anunció su intervención. Repentinamente, cuando habían transcurrido pocos minutos de iniciado el discurso de Mancera, distintos grupos, entre ellos los llamados “Panchos Villa” y otros identificados con las huestes de Iztapalapa, intercambiaron señales. Fue evidente para todos.

Entonces empezó la rechifla. Mancera apresuró el discurso, de hecho lo acortó. Bajó rápidamente. La rechifla y el abucheo cambiaron y apareció el “¡Marcelo, Marcelo, Marcelo!”. Casi a gritos la senadora Dolores Pa-dierna se disculpó, mientras que René Bejarano no podía ocultar su enojo. La típica sonrisa de Bejarano se transformó, su rostro palideció. Instruyó Bejarano: “anuncien que voy a hablar”. Miguel Mancera no podía ocultar su enojo, amenazó con retirarse. “No profesor, me voy, no tienen control de las cosas”, ha-bría dicho. Bejarano le dijo que esperara.

Micrófono en mano, René Bejarano habló, también fue abucheado. Dijo que IDN apoya al proyecto de gobierno de Mancera, gritó repetidamente “¡Viva Man-cera!”. La silbatina no cesó. 

Otros jefes delegacionales, dirigentes partidistas y cola-boradores de Mancera lo arro-paron. Salió rápidamente sin despedirse. 

Testigos del hecho ubicaron a dos grupos entre la concurrencia. Uno, apostado justo en frente del templete principal, ostentosamente identificados como el grupo de los “Panchos Villa”, a los que Mancera desalojó de distintas zonas territoriales del DF. Otro, al fondo del escenario, identificados, según un video, con militantes perredistas de Morena y afilia-dos a Morena, de Iztapalapa. 

El delegado de esa demarcación, Jesús Valencia, consultado, dijo: “No soy responsable, yo no ordené esa acción; aunque no descarto que pudieran ser grupos de Iztapalapa, pero yo no soy hegemónico en el partido”. 

Al final de cuentas, se sabe que Miguel Mancera no restableció la fracturada relación con IDN; se sabe que, contrariamente, la re-lación entre el jefe de gobierno y la dupla Bejarano-Padierna es más distante que nunca. 

Y también se sabe que, de un momento a otro, el gobierno capitalino continuará recuperando zonas territoriales protegidas; desalojando ambulantes y ac-tuando legalmente contra grupos que vandalizan en la ciudad. Sí, porque los autores intelectuales de la rechifla son los invasores de tierra, la mafia de ambulantes y los jefes de los grupos de anarquistas. Al Tiempo.

 twitter-@Ricardo Aleman Mx |www.ricardoaleman.com.mx 

 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Ricardo Alemán

  • disqus
  • facebook