Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  17° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 23° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  18° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  23° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  23° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  23° C
Inicio | Opinión |

Pólvora e infiernitos

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

MIGUEL MÁRQUEZ Y SU APUESTA: ¿CAMBIO DE TONO O RUDEZA INNECESARIA?

LA  VERTIENTE. A toro pasado, mención aparte merece la estrategia que definió el gobernador Miguel Márquez para darle salida al crédito solicitado por León.

EL ARRANQUE. Como apuntaba ayer, para empezar, Márquez decidió cambiar su decisión original de no entrar en el toma y daca entre el Poder Legislativo y la alcaldesa de León. Mantuvo sana distancia en el debate y hasta tuvo lances de elegancia al elogiar el proyecto de transporte incluido en el paquete de obras.

EL VIRAJE. Miguel Márquez (aunque nadie puede asegurar que esa sea la causa) decide entrar en escena después de que la alcaldesa Bárbara Botello declara que si el PAN no le da los mil 227 millones solicitados,  le pediría la diferencia al gobernador.

EL APARATO. Márquez no esperó a la petición formal y se quiso adelantar. Pero teniendo la opción de seguir una ruta independiente a la del Congreso y ofrecer a Botello el recurso para uno de los proyectos, eligió una rueda de prensa en bloque con la fracción de su partido en el Congreso del Estado.

PENSANDO “BIEN”. La intención quizá fue positiva: tender la mano en conjunto para ofrecer una salida negociada a la presidenta municipal. Pero en la ejecución, quedó la sensación de que se pretendía apabullar al gobierno leonés.

EL ROL. Y es que durante las últimas semanas, la parte ruda de la postura sobre el crédito la ejerció la fracción panista que objetaba de una u otra manera a la presidenta municipal. Valga la expresión, el desgaste corrió a cargo de los diputados panistas que torpedearon, unos más, otros menos, el proyecto barbarista.

 LA OTRA CARA. ¿Qué ganancia obtuvo Márquez de treparse a ese mismo tren si podía hacer el mismo anuncio de forma independiente? aun cuando se leyera una acción articulada con la fracción del PAN, ver juntos a diputados y Márquez ofreció un mensaje que incomodó al gobierno de León.

PREVISIBLE. Estaba cantado que el Congreso del Estado iba a rasurar la propuesta de endeudamiento. Si así se pensó, también se vale. Pero Márquez ha tratado de aparecer como el pacifista en esta tortuosa relación con Botello. El viraje, lo metió aunque no fuera esa su intención en el mismo costal belicoso de la fracción blanquiazul.

 

MÁS GASOLINA AL FUEGO

LISTOS. Tampoco nos debe sorprender porque en el origen así estaba cantado. Ayer el dirigente estatal del PAN, Gerardo Trujillo Flores; el de León. Alfredo Ling Altamirano y los regidores del ayuntamiento aparecieron para echarle un poquito de limón a la herida de la rasurada al crédito leonés.

EN SU PAPEL. De Ling Altamirano no extraña porque es la especialidad de la casa. Desde que asumió la dirigencia municipal leonesa ha sido el azote del barbarismo con algunos dardos que han dado en el blanco y zarandeado a la administración leonesa.

OTRO PERFIL. Pero de Gerardo Trujillo llama la atención porque ha sido un político que por decisión propia tiene un bajo perfil mediático. Sus convocatorias a la prensa son muy esporádicas.

LA OTRA FACETA. Pero ayer apareció, particularmente mordaz y crítico para tratar de apuntalar el anuncio hecho en la víspera por gobernador y fracción de su partido en el Congreso del Estado.

PROVOCADOR. Con frases como “si le faltan recursos que los busque su amigo Peña Nieto” dirigidas a la alcaldesa, es obvio que Trujillo agita el avispero y dinamita cualquier probabilidad de que en la salida a este debate, no hubiera más detalles que exacerbaran los ánimos.

 AGUIJONAZO. El líder panista no se quedó con las ganas de rubricar su aparición ante los reporteros con un “mientras algunos estamos trabajando por Guanajuato, otros siguen con su gobierno de revista”.

SU MERO MOLE. De por sí, la presidenta municipal no requiere muchos motivos para reclamar al panismo gobernante, ayer le pusieron en bandeja de plata la oportunidad para reaccionar frente a la embestida azul.

 

LA INDESEABLE GUERRA PARTIDISTA

SIN DUDA. En fin, más allá de los adjetivos y dimes y diretes, lo que queda claro es que las pasiones partidistas y las animadversiones personales se imponen.

EN PERSPECTIVA. Porque así como cualquier otro municipio, León vive hoy el drama de la insuficiencia de los recursos y de saber que el recurso del endeudamiento no da para mucho. El margen cada vez se reduce menos.

SÍ, PERO… Y en efecto, algo pueden hacer los alcaldes y alcaldesas para disminuir el gasto corriente, eficientar los gastos y hacer rendir el presupuesto.

LO RAQUÍTICO. Pero en el actual esquema de ingresos que tienen los municipios se hace necesario un replanteamiento porque en la dinámica vigente, los gobiernos municipales podrían estar condenados a simplemente administrar presupuestos raquíticos y a lamentar la imposibilidad de concretar obras que satisfagan las necesidades de la sociedad.

LA POLITIZACIÓN INEVITABLE. Como hemos visto, aunque los políticos argumenten responsabilidad y sensatez, tienen a su disposición, leyes sumamente flexibles que se pueden acomodar a las necesidades políticas del momento y castigar o premiar a los gobernantes según el capricho de la mayoría legislativa en turno como es este caso.

 AL GUSTO. Como en su momento ocurrió con el incómodo Ricardo Sheffield, hoy pasa con Bárbara Botello. Si se trata de decir “sí se puede”, los números, los estudios y las proyecciones se acomodan mágicamente como facilitadores, todo fluye sin problemas.

PARA TODOS HAY. Si por el contrario la consigna es “no se puede”, el tinglado se arma para poner piedritas en el camino. La mayoría tiene el margen suficiente para objetar, poner peros y decir “por aquí no pasa.

LA MISMA HISTORIA. Mientras las decisiones estén atadas a los partidos y caprichos políticos, este será un cuento de nunca acabar. Hoy puede ser el PAN el que objete, mañana otro partido.

 FINITO. Mientras las haciendas municipales no se fortalezcan, seguiremos viendo a los partidos trepados en el ring político y fingiendo que dan trámite desapasionado a solicitudes de endeudamiento cuando es su majestad, la política partidista la que reina en todo su esplendor. Y eso, mientras el margen de endeudamiento sea suficiente.

 

LA RUTA DE LA DEUDA RASURADA

NO HAY DE OTRA. Por lo pronto, el gobierno barbarista actúa con lógica. Aunque está notoriamente inconforme con los 440 millones como tope de endeudamiento, la radicalización sería suicida.

MAÑANERO. Hoy sesionará el pleno del ayuntamiento para modificar la solicitud en el monto y completar otros detalles en el expediente. Si sale temprano el acuerdo de Palacio Municipal leonés hoy mismo podría sesionar la comisión de Hacienda para dictaminar la solicitud.

VIA LIBRE. Ya existe un acuerdo  para dispensar las 48 horas que se requiere transcurran antes de subirlas al pleno para su discusión y aprobación. La deuda leonesa podría subir a las sesiones de jueves o viernes.

 PENDIENTE. Todavía hay negociaciones para que el PAN acceda a estirar un poco la autorización del tope de endeudamiento de 440 a 462 millones de pesos lo que, aunado al monto comprometido por el gobierno estatal daría poco más de 700 millones de pesos.

INTERROGACIÓN. Del lado del ayuntamiento, quedaría en el aire la permanencia del ofrecimiento de Banobras y si mantiene las condiciones ofrecidas para la reestructura y el financiamiento de la deuda en la tasa de interés ofrecida.

SHEFFIELD: GENIO Y FIGURA…

 

En 2011 Y 2012, por estas fechas, el entonces alcalde Ricardo Sheffield estaba en el ojo del huracán.

Hace dos años, sus abiertas críticas a la renta de siglas partidistas para organizar bailes y eventos en León y en cuya actividad el PAN era el rey, le generaban algunos cuestionamientos de los propios dirigentes blanquiazules.

Hubo incluso quien abrió la posibilidad de que fuese sancionado por los reglamentos azules por hacer una crítica a lo indebido que resultaba esa actividad para las finanzas públicas.

El asunto no pasó a mayores porque además, Sheffield tenía razón. En todo caso, se trataba de ubicarlo como políticamente incorrecto.

Hace un año, Sheffield acaparaba también portadas. En plena embestida barbarista contra las herencias incómodas del alcalde panista, se anunció ese día la realización de dos auditorías a diversos tópicos de la gestión del citado alcalde.

Se habló de gasolineras, algunos permisos irregulares del Centro Histórico y de varios temas más. En aquel entonces, ninguna bomba explotó.

 

La imagen del día

Jorge Videgaray:  anfitrión y en plan conciliador

Y como para que quede claro que las broncas están en otro lado pero no en el Congreso local entre las fracciones, ayer (¿quién más?) el diputado priista Jorge Videgaray logró reunir a tirios y troyanos en su domicilio en León en la comida de fin de año de la legislatura.

La invitación no tenía restricción. Podían asistir diputados “de bien” y todos los que quisieran.

Ni siquiera, la manifestación mañanera de opositores a la reforma energética en el Congreso local en donde algunos diputados resultaron zarandeados tensó los ánimos.

Los perredistas votaron en contra del dictamen y señalaron algunas inconsistencias pero  ahí estuvieron en la casa del diputado priista.

No hay tema que separe a las fracciones en el Congreso local al punto de la ruptura. La famosa solicitud de endeudamiento de León ni de lejos representó una pugna entre PRI y PAN. Vamos, ni a calor les llegó.

Desde el principio pactaron y así lo cumplieron, que ese tema no iba a ser moneda de cambio en la mesa de negociaciones. En sentido estricto, en poco más de un año de la actual legislatura, los momentos de rispidez han sido contados.

De hecho, han sido más noticia los desacuerdos o pugnas al interior de fracciones como el PRD y PRI en menor medida que las que se dan entre los propios grupos parlamentarios.

Y entre los legisladores, hay quienes brillan con luz propia en eso de los afanes de mediación. Videgaray, es uno de ellos. El expresidente de la CMIC ha encontrado el punto de equilibrio en esta legislatura. No se le recuerda un discurso incendiario en tribuna.

Cuando las cosas se polarizan y se ponen rudas, prefiere abstraerse. Impulsó la ley de Desarrollo Económico y si el gobernador Miguel Márquez le pide algún cabildeo, colabora sin problema. Del gallito de pelea inédito que vimos en campaña como coordinador de la campaña de Juan Ignacio Torres Landa, nada queda. No le hace falta.

 

 

Más comentarios a las 8:45 en Pólvora Radiofónica de 

El Poder de las Noticias en el 93.9 de FM y 1270 de AM. 

Más de la Pólvora en Twitter: @MiguelZacarias

 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Miguel Zacarias

  • disqus
  • facebook