Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  18° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 17° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  18° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  17° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  17° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  17° C
Inicio | Opinión |

Yerbamala

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font


Bárbara Botello

1.- Bárbara y Miguel, empate

Una clara lección deja el “affaire” de la autorización de deuda al municipio de León: que en la política de estos días nada puede darse por sentado, y que los políticos deben acostumbrarse a que ninguno podrá ganar todo.

La noche del miércoles, cuando llegaba a Guanajuato el comunicado del CEN del PRI en el que acusa al gobernador, Miguel Márquez, y a los diputados del PAN de “boicot” y “sabotaje” al gobierno de Bárbara Botello, ambos personajes hablaron.

Para evitar que el conflicto escalase de mala manera a nivel federal, Márquez accedió finalmente a incrementar en cien millones de pesos el crédito que puede contratar Bárbara. 

Así, el Ayuntamiento leonés pudo ajustar ayer la solicitud de deuda a 540 millones de pesos, la que hoy autorizará el pleno del Congreso.

A los diputados panistas el asunto les supo muy mal. Por eso, el coordinador de los diputados del PAN, Juventino López Ayala, intentó una picardía. 

Al estilo del expresidente de la República, Adolfo Ruiz Cortines, quien para notificarle a un ganoso que no sería su sucesor le dijo: “Nos ganaron, compadre”.

“Me ganaron mis diputados, y no”, le dijo Ayala al coordinador priista, Javier Contreras, y a otros diputados priistas. Éstos le replicaron de manera muy sencilla: “¿Te vas a oponer a tu gobernador?”.

Los “dimes y diretes” y la “confrontación” que hoy todos llaman a evitar, acabó siendo el “método”. Ojalá se mejore para sucesivos lances, que los habrá.


Gerardo Zavala

2.- Oliva, perdón de última hora

No obstante los acuerdos para que no se subieran al pleno legislativo asuntos diferentes al paquete económico, la presidenta de la Comisión de Hacienda, Karina Padilla, metió las auditorías al ISSEG, al programa “Escudo” y… al penúltimo año del gobierno de Juan Manuel Oliva, 2011. Todas se aprobaron.

A la hora del apurado dictamen al que convocó Padilla, el diputado priista Gerardo Zavala le recordó los acuerdos, y ella se limitó a decir que estaba muy presionada, que era “una indicación de Juventino” (López Ayala, coordinador panista).

Zavala las perdió todas, tres a dos. Una veces lo acompañó la diputada “verde”, Lupita Sánchez, y otras la perredista Georgina Miranda.

La perfecta maquinaria de votación en que se ha convertido la triada PAN-PVEM-PRD repitió su actuación en la plenaria. 

La auditoría del perdón a Oliva fue el postrer regalo de Mauricio Romo, quien así se despidió del Órgano de Fiscalización Superior, y le quitó esa pesada carga a su sucesor, nombrado ayer, Javier Pérez Salazar.

Esta victoria de Oliva, sin embargo, aún no lo libera de la denuncia en la PGR, pues ésta es de carácter penal, y aquella sólo administrativo.


Verónica Cruz

3.- Inmujeres, extraño deambular

El 25 de noviembre pasado, “Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, la Secretaría de Gobernación publicó el nuevo reglamento para la declaratoria de Alerta de Violencia de Género, AVG.

La gran novedad es que ahora ya no la decidirá el Sistema para Prevenir, Erradicar y Sancionar la Violencia contra las Mujeres, en el que están los gobiernos estatales, que lo impiden, sino un grupo de expertas

Días antes de esa publicación, el Inmujeres, que preside la mexiquense Lorena Cruz, le informó a Verónica Cruz Sánchez, la directora de “Las Libres”, que se preparase para interponer su segunda solicitud de AVG bajo las nuevas reglas. Que la posibilidad de que se declarase era muy alta.

Esperanzada, Cruz Sánchez viajó a la Ciudad de México el 28 de noviembre, sólo para encontrarse con la novedad de que le pidieron que todavía no interpusiera su solicitud porque no se ha integrado el comité de expertas…Y sigue a la espera.


Valente Ruiz

4.- Política ranchera

El “delfín” de Justino Arriaga, el alcalde salmantino, el regidor Valente Ruiz, se le ha convertido en un auténtico lastre. Lo tiene de presidente de la Comisión de Desarrollo Social y de la de Reglamentos. Y no atina con ninguna.

En la de Reglamentos, anduvo pregonando, le resultaba incómoda la regidora y exdiputada Alicia Muñoz, y juraba la sacaría. Cuando ella lo supo le notificó a Justino que prefería no seguir, a pesar de las solicitudes de éste.

Ahora, a Valente se le amontonan los reglamentos que urge hacer o modificar. Por eso los encarga a un despacho externo, hábil en el “copy and paste”. Y presenta versiones “pirata” de reglamentos de León, Cortazar, Irapuato…

Con amigos así…

Jacobo Manríquez Romero.

El alcalde penjamense se define a sí mismo con una versión libre de la frase que hizo célebre el malogrado Luis Donaldo Colosio: “Provengo de la cultura del esfuerzo, no del privilegio”.

Su origen es la sencillez de una familia campesina. No le fue fácil pero logró hacerse abogado por la Universidad Michoacana.

Le ha dado por los asuntos notariales, fiscales y administrativos. Pero sobre todo por la política y desde muy joven se metió al PRI.

Su carrera la labró al servicio del leonés José de Jesús Padilla, “Pepechuy”, de quien fue secretario particular en la dirigencia estatal del PRI, en la diputación, en la senaduría…

Tenaz, pasó el trago amargo de fracasar en su anterior intento por llegar a la alcaldía de Pénjamo. En un segundo intento lo consiguió, cortando la racha ganadora del PAN.

Ahora, transcurrido algo más de su primer año de gobierno, las cosas no han sido fáciles. Del último alcalde panista, Eduardo Luna Elizarraraz, heredó una deuda de 200 millones de pesos. 

Luego vinieron las lluvias con sus daños extraordinarios, y el retraso del dinero federal…No hay obras que inaugurar.

2014 es el más grande de sus desafíos. En toda su carrera. Falta arreglar muchos desperfectos de la inundación y deberá apurar el paso para concretar diversas obras.

Dinero tendrá. Su reto es la eficiencia, propia y la de su equipo. 

 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Don Giovanni

  • disqus
  • facebook