Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  24° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 27° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  27° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  27° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  27° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  27° C
Inicio | Opinión |

Itinerario Político

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Peña Nieto: cambios para 2014

Según los viejos practicantes del poder, en política el cambio es una regla de oro. Es decir, que la política y el ejercicio del poder son evolución permanente. 

Y el gobierno de Enrique Peña Nieto no es y no puede ser la excepción a la regla del cambio. En realidad el nuevo gobierno del PRI parece obligado a un cambio permanente de hombres, tácticas y estrategias, de lo contrario se parecerá cada vez más al viejo partido que fue echado del poder en el año 2000.

Pero antes de hablar de potenciales cambios primero debemos detectar los errores cometidos en el primer año de gestión de Peña Nieto. ¿Dónde han fallado el presidente y sus principales colaboradores? Aquí creemos que las deficiencias en el primer año son tres, en donde el presidente ya metió mano.

Nos referimos, en ese orden, a la comunicación social; a la seguridad y a la escasa o nula res-

puesta del gobierno federal ante grupos violentos que le  apuestan a la ingobernabilidad, como la CNTE, el EPR y las “Autodefensas”, que operan sin control en Guerrero, Michoacán y Oaxaca.

En el primer caso –el de la comunicación del gobierno de Peña con la sociedad-, los estrategas de la casa presidencial detectaron que para posicionar con mayor eficacia el mensaje oficial los medios convencionales no eran suficientes. Por eso se decidió nombrar un “vocero presidencial”, que se encargaría de responder dudas, dar contecto y resonancia al menaje presidencial.

Y como ocurre en esos casos no se hizo esperar la disputa por el nuevo espacio de poder. Luego de una fuerte puja de los cercanos al presidente el elegido fue Eduardo Sánchez, quien se desempeñaba como vocero de la Segob. Pero la mayor duda es sobre el elegido. ¿Por qué Arturo Sánchez?

Además de cualidades mostradas en Gobernación para la comunicación, el vocero pertenece al grupo del titular de Hacienda, Luis Videgaray, quien desde el gobierno mexiquense mantiene fricciones constantes con David López, el verdadero jefe de la Comunicación Social de Los Pinos. ¿Qué va a pasar en 2014 en esa estratégica oficina, luego de los reacomodos? Nadie lo sabe.

El segundo tema con deficiencias serias en el gobierno de Peña es en la seguridad. En este caso también el propio Peña puso el acento al reconocer –el 20 de di-

ciembre durante la 35 sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública-, que las cosas no van bien en temas como el secuestro.

Dijo: “Aún hay temas sensibles que no podemos soslayar y menos dejar de atender de manera inmediata y con eficacia; me refiero al secuestro, que ha tenido, lamentablemente, una tendencia a la alza en los últimos meses. Por eso quiero instruir al titular de la Secretaría de Gobernación para que en enero pesentemos una estrategia específica que nos permita hacerle frente, contener y disminuir los índices de secuestro”.

¿Cómo entender la declaración y su respectiva instrucción presidencial? No hay duda. Algunos responsables de la seguridad no están dando los resultados esperados. ¿Quiénes no hacen su trabajo de manera correcta; son servidores públicos, gobernadores, legisaldores?

En comederos políticos se insiste en el relevo del Comisionado de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb y, por consecuencia, en la potencial llegada de Ardelio Várgas, Comisionado del Ins-

tituto Nacional de Migración y/o del senador hidalguense, Omar Fayad. También se habla de el relevo del titular del Cisen, Eugenio Imaz. No está claro quiénes se van y tampoco los que llegan. Lo que sí se sabe es que algunos servidores de primer nivel no dan los resultados esperados.

Y el tercero de los temas tiene que ver con la notable incapacidad del gobierno federal para contener a grupos violentos, sean anarquistas, guerrillas o de la CNTE. ¿Quién, en ese terre-

no, no está dando el resultado esperado? ¿La tolerancia fue una estrategia solo durante las reformas? ¿Qué viene?

Por lo pronto, el pasado 23 de diciembre, en la ceremonia del 198 aniversario luctuoso de José María Morelos y Pavón –que encabezó Enrique Peña Nieto-, Miguel Ángel Osorio Chong lanzó una advertencia que no debe pasar desaparecibida. 

Dijo: “A nadie se busca lastimar, a nadie se pretende excluir, este gobierno seguirá abierto a escuchar, todas las voces que quieran ser parte de la edificación del México de oportunidades para todos. Pero que nadie se confunda: tolerancia es gobierno, pero también tiene límites y también es firmeza”.

¿Para quién es el mensaje? ¿Para la CNTE, el EPR; los radicales que han sido tolerados por el GDF? Lo cierto es que una vez aprobadas las reformas que más le importaban al gobierno de Peña Nieto, los cambios parecen estar a la vuelta de la equina; cambio de hombres y de estrategias. Al tiempo.

Twitter: @Ricardo Aleman Mx | www.ricardoaleman.com.mx 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Ricardo Alemán

  • disqus
  • facebook