Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  18° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 14° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  16° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  14° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  14° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  14° C
Inicio | Opinión |

Resumen Anual 2013

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

La Huella de los Protagonistas

Empresarios 2013: los contrapesos al poder y los que sucumbieron a su encanto

Luego de aquel pequeño susto que les dio el gobernador Miguel Márquez en noviembre de 2012 cuando exploró la posibilidad de incrementar el impuesto a las nóminas de 2 a 2.25%, a los empresarios en Guanajuato les volvió el alma al cuerpo y han transitado sin mayores problemas su relación con el gobierno estatal.

Así ha ocurrido también en el caso de León con los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) que terminaron cerrando filas de manera muy sugerente con la alcaldesa Bárbara Botello en el respaldo a la solicitud de crédito.

También, justo en el cierre de este 2013, los empresarios de León confirmaron al empresario zapatero José Antonio Abugaber Andonie como su presidente, una decisión que ratifica el buen papel que viene desempeñando el expresidente de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG) en el CCE pero que al mismo tiempo remarca la escasez de nuevos valores entre los hombres del dinero en esa metrópoli.

¿Y qué ha pasado con quienes hasta hace poco eran dirigentes de cámaras y ahora saltaron a la política?

 

Chachis, Muñoz e Ismael Pérez: Las mieles y las hieles del poder

Ahora sabe que ejercer el poder público no es “enchílame otra” y tiene que enfrentar intereses políticos y partidistas en Celaya. Ismael Pérez (alcalde de Celaya)

En la historia reciente. en términos generales, los liderazgos empresariales formales en el estado suelen llevar una muy buena relación con los gobernadores y alcaldes de León.

Se ha vuelto una costumbre también para el PAN, llevar a sus filas para convertirlos en candidatos a quienes fueron dirigentes empresariales. Hoy en el blanquiazul, el diputado federal Juan Carlos Muñoz y el alcalde de Celaya Ismael Pérez son sus principales estandartes.

El primero de ellos fue no sólo presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), sino que desempeñó el cargo de presidente del Fideicomiso del Parque Bicentenario en la administración de Juan Manuel Oliva, su reclutador; el segundo, exlíder del CCE de Celaya, fue convidado por los panistas a ser candidato a alcalde y logró un triunfo meritorio en una plaza que parecía perdida para Acción Nacional.

Y este último, punta de lanza de una estrategia de Miguel Márquez para llevar cada vez más ciudadanos a las candidaturas del PAN está viendo que no es lo mismo comer lumbre a puños desde la iniciativa privada a ejercer el poder público.

Ya cerró el año con cambios en su gabinete que agitaron las aguas al interior del PAN y que para algunos significaron la ruptura con el partido que lo llevó al poder, aunque el dirigente estatal, Gerardo Trujillo Flores, ya manifestó todo su respaldo al edil celayense.

Juan Carlos Muñoz (diputado federal) El fichaje empresarial azul más reciente. Preside la comisión de Transporte en San Lázaro y aspira a ser candidato a alcalde en León en 2015. Por lo pronto ya le pusieron algunos “estáte quieto”.

En el caso de Juan Carlos Muñoz, su posición de diputado federal le exige menos y corre menos riesgos que un alcalde, pero este año el empresario constructor también puede presumir un bautizo de fuego en las lides políticas.

Y es que el empresario transportista no es un diputado más en el espectro de la fracción panista en San Lázaro; preside la comisión de Comunicaciones y Transportes y en el ámbito local ya sacó la cabeza y levantó la mano como uno de los prospectos en León para la candidatura a alcalde.

Fue él quien patrocinó una encuesta para conocer el posicionamiento de potenciales candidatos panistas a la alcaldía en la que por cierto, no le fue muy bien.

Eso, lo hace visible no sólo para los competidores que tiene al interior del blanquiazul sino para sus adversarios. Pregúntenle cómo le fue en el arranque de este año en la cruzada que emprendió el gobierno de Bárbara Botello en contra de los negocios irregulares.

La empresa de su familia, Transportes Castores, fue una de las clausuradas por la Dirección de Desarrollo Urbano. Con lo que el PAN acusó al gobierno de Bárbara Botello de partidizar la regularización de negocios.

Muñoz termina el año con varias lecciones. Una de ellas, que así como hay que reconocer su claridad para dar a conocer sus aspiraciones políticas, también entiende que este camino es mucho más tortuoso que el del sector empresarial porque el fuego amigo y las zancadillas están a la orden del día.

Por el lado priista, mención especial merece el regidor Aurelio Martínez recordado como un aguerrido dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en León y que plantó cara a Juan Manuel Oliva.

 

Aurelio Martínez (regidor León) Tras un inicio explosivo en el cabildo leonés, un enfrentamiento directo con Bárbara Botello, el exlíder de Coparmex terminó por bajarle a su intensidad.

El “Chachis”, como le conocen en el PRI, inició su labor como regidor con la misma línea que lo distinguió en el sector empresarial: frontal y desafiando al status quo.

Se enfrentó con el tesorero, Roberto Pesquera, con la alcaldesa Bárbara Botello, y con algunos amigos de la presidenta. Abrió varios frentes hasta que cuestionó directamente a la alcaldesa quien sutilmente le bajó los humos y lo llevó a su redil.

La mutación del Chachis fue evidente. Al volverse incondicional de Botello, incluso llegó a hacer cosas que había criticado como aquel viaje a Santander, España, que tantas críticas le acarreó.

Este joven empresario priista que llegó a convertirse en un dolor de cabeza para el panismo gobernante por su estilo frontal, desvaneció esa imagen al formar parte ahora del grupo gobernante sin la combatividad que lo distinguía.

 

Abugaber: Un año más de resistencia

Tenemos el caso del empresario José Abugaber Andonie, presidente del CCE leonés, referente en el ámbito estatal y municipal que hasta ahora, más allá de estilos puede presumir que ha aguantado en la trinchera empresarial como interlocutor válido para gobiernos de distinto signo.

Siempre como ave de tempestades, ha sido cuestionado lo mismo por panistas que por priistas recalcitrantes.

Cuando era presidente de la CICEG y Oliva lo traía para arriba y para abajo, los priistas lo cuestionaban porque lo veían muy cercano al PAN.

Oliva quiso hacerlo diputado federal y Abugaber estiró la liga en la puja por cabildeos favorables al sector calzado. No sucumbió a la oferta olivista y salió avante.

Cuando era presidente del CCE en 2011, quien lo tentó fue Juan Ignacio Torres Landa que le propuso ser candidato a alcalde.

Quienes entonces montaron en cólera fueron los panistas, incluido el gobernador Miguel Márquez, quien incluso no ocultó su molestia cuando el entonces presidente electo, Enrique Peña, lo sumó a un bloque empresarial que integró a su equipo de transición.

 

José Abugaber (líder del CCE) Juan Manuel Oliva y Juan Ignacio Torres Landa quisieron reclutarlo como candidato a diputado y a alcalde de León. Abugaber se ha negado.

En 2013 Abugaber demostró que pese a tener muy buenos lazos con el gobierno de Bárbara Botello, no es ni ha sido una perita en dulce.

Porque por un lado participa activamente en proyectos amables de la administración como “León Agradecido” que busca premiar y reconocer a integrantes de la Policía leonesa pero al mismo tiempo no ha dado concesiones en las críticas hacia las insuficiencias en materia de seguridad.

Abugaber es la antítesis del perfil bajo que en lo mediático mostró su antecesor Federico Zermeño, quien se dedicó a darle forma a la reforma de estatutos, aunque no pudo ocultar la mala relación con el entonces edil Ricardo Sheffield.

Y es que en los nuevos equilibrios políticos  en el estado y en el municipio leonés, el CCE ha recobrado el esplendor perdido como ente de poder durante la gestión de Sheffield, quien cambió la integración de los consejos ciudadanos quitándole el derecho de picaporte que tenía el CCE y abriendo espacios para la Concamin, que en su momento encabezó Emilio Cano Barragán, cercanísimo al edil.

Cuando llega Bárbara Botello, una de sus primeras acciones en el vínculo con los empresarios es el retorno a las prerrogativas que tenía el sector privado antes de Sheffield.

Hoy, sin duda la interlocución más directa de Botello es con Abugaber quien a su vez aprovecha el bajo perfil de Roberto Novoa al frente de Concamin para ampliar su espectro de influencia.

Quizá a Abugaber no le falten ofertas para ser candidato en 2015 pero instalado en el pragmatismo y viéndose en el espejo de Aurelio, Ismael y Juan Carlos, quizá cae en la cuenta que es mucho más rentable combatir al poder público que ejercerlo.

 

Lea mañana Alcaldes 2013: el protagonismo se reparte.

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Miguel Zacarias

  • disqus
  • facebook