Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  18° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 21° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  15° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  21° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  21° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  21° C
Inicio | Opinión |

El Correo imaginario

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

Espacios límite

(Inspirado en la ciudad de León)

Aquéllos son espacios límite

guetos, periferias de la ciudad, casas multifamiliares que se encuentran aisladas o encerradas en la ciudad.

Llenos de recuerdos y de imágenes intercambiables.

De signos, deseos y desesperanzas.

Relaciones nostálgicas del pasado se entretejen con el improperio cotidiano y los anhelos soñados

La ciudad respira lunas rojas esparciendo humo de desilusiones y angustias.

Es una ciudad industrial, sobrevolada por cometas. 

De nadie es el espacio límite, es del equívoco, 

del mártir, del olvidado si supieran lo que pesa 

el rechazo.

Los obreros no descansan en nochebuena su alma perdura en polvo de arena.

Es el espacio del Otro, del olvido del prepotente, de la sangre del pueblo.

Son espacios que se les aísla, no se les integra en la ciudad,

se les niega el derecho de transitar por zonas 

agradables.

¿Cómo fortalecer así el vínculo con la ciudad, la identidad?

Sí Bauman, es el paso del estado “sólido”, a la modernidad “líquida”

Ciudades carentes de compasión.

¿Cómo conjugar un Nosotros y los Otros?

Somos iguales y diferentes.

He ahí el valor de la diversidad cultural, negada por Occidente. 

La incomprensión nos hace ariscos y crueles.

La tolerancia es el proceso de la paz.

El simbolismo es el peso de la existencia, es el paso al desarrollo.

Sin los Otros no hay un Nosotros.

Tan sólo se trata de libertad.

La apropiación del espacio ocurre desde la inclusión

da consistencia social, fortalece la identidad.

A sabiendas de esto, nos aferramos a mantener al margen, a restringir, 

a construir grandes murallas y sistemas de seguridad que nos separan. 

Es el paso a la deshumanización.

A la violencia 

A la fragmentación del entramado social.

Demos lugar a la coexistencia de todas las culturas,

valor a las múltiples miradas, aromas, sensaciones 

y sueños

mezcla de lo canalla y lo sublime.

El fin: albergar una armonía heterogénea.

El sueño tangible en el espacio, el espacio como un impertérrito humano, el tiempo como una ramificación del interno,

pregúntenle a la gente qué material, qué farolas habitan en sus sueños y hagan del espacio el onírico del pueblo. 

Califica este artículo
5.00

Más de Opinión

Más de Lucila Saravia Gallart

  • disqus
  • facebook