Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  22° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 22° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  21° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  22° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  22° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  22° C
Inicio | Opinión |

Otras voces

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Propósitos para 2014

El año pasado circuló en el  Congreso Local un documento que enseguida se hizo público y que llegó a los titulares de los periódicos estatales. Se trata de un análisis realizado por la Unidad de Estudios de las Finanzas Públicas del Legislativo, una relación de salarios pertenecientes a los alcaldes de los 46 municipios del estado que entonces revelaba que más de la mitad de ellos superaban lo establecido por el propio Congreso, por lo que recomendaron una serie de topes salariales que tendrían que estar siendo aplicados desde este miércoles pasado. Entre los que más ganan están algunos alcaldes de municipios como Dolores Hidalgo, Silao y Acámbaro con salarios alrededor de los 90 mil pesos mensuales, en contraste con alcaldes como el de San Miguel de Allende, con la ciudad más laureada en los últimos meses, y que gana menos de lo recomendado con 80 mil pesos mensuales. 

La Constitución establece que los funcionarios públicos deben regirse en materia de salarios de acuerdo a lo que les fije su órgano hacendario, en materia federal por ejemplo es la Secretaría de Hacienda la que fija los salarios teniendo en cuenta el presupuesto de egresos de la federación. El mismo cuadro se repite dentro de los estados y municipios regulados por sus respectivas constituciones, pero hay entidades en las cuales no existe tal regulación y otorgan esa facultad a los ayuntamientos quienes ni tardos ni perezosos toman la decisión sobre sus propios emolumentos. El resultado es un esquema abusivo en el que proliferan los gobiernos caros con sectores públicos que no rinden y que además se surten de sus propias percepciones como si fueran establecimientos de primer mundo.

 El tema incluso salta al plano ético donde en teoría la ley permitiría percibir un salario de tal magnitud siempre y cuando se ajustara a las condiciones sociales que viva el municipio en cuestión, pero no siempre es así. En Acámbaro por ejemplo, de acuerdo a la Secretaría de Desarrollo Social y Humano en su diagnóstico del Modelo de Intervención de la Política Social en Guanajuato 2013, 44% de los encuestados tienen un sueldo entre 400 y 800 pesos a la semana, con 40 a 60 horas trabajadas y ninguno gana más de cuatro mil semanales. Este mismo estudio revela que Acámbaro padece una desatención cultural alarmante, con un índice delincuencial alto, mientras las escuelas y centros de salud están alejados de las comunidades. Ello sin tomar en cuenta que hasta antes del 2010 más de la mitad de los acambarenses presentaban algún grado de pobreza y que 15 personas morían al año por desnutrición según datos del CONEVAL.

 Es evidente que la balanza empezando el año no está equilibrada, por lo que esperaríamos a que el Congreso aclare las reglas del juego ajustándose a la nueva realidad de impuestos y reformas con la que despertamos los mexicanos este 2014, porque si bien es cierto las recomendaciones ya están dadas quizá no sean suficientes. 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Emma Aguado

  • disqus
  • facebook