Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Muy Nublado  /  26° C
Clima-Leon     León
  Muy Nublado  / 28° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Muy Nublado /  27° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Muy Nublado  /  28° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Muy Nublado  /  28° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Muy Nublado  /  28° C
Inicio | Opinión |

Itinerario Político

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

El regreso de AMLO

 

Está de vuelta y se le ve bien de salud. Y sin duda que es una buena noticia para la política mexicana y para sus simpatizantes, que el señor Andrés Manuel López Obrador esté de vuelta. ¿Y por qué es una buena noticia para todos? 

Porque más allá de las razones humanistas, en toda democracia que se respete son fundamentales los equilibrios entre los contrarios. Es decir, que se puede estar o no de acuerdo con tal o cual doctrina, religión política o tendencia partidista pero –en toda democracia–, nadie puede estar de acuerdo con los absolutos.

Y es que le guste o no a los fanáticos, a los que nada entienden de democracia y hasta a los fascistas, lo cierto es que en democracia resulta vital el papel, el espacio y la voz de los opositores, de los otros y los adversarios. Por eso, la voz, la militancia y el activismo de López Obrador –como la presencia del PRD, del PAN y de otros partidos–, es indispensable para la democracia mexicana; nos guste o no lo que dice, la forma mentirosa en que lo dice y hasta sus objetivos y estilos tramposos. Por todo y, a pesar de todo, es buena noticia el regreso de AMLO al activismo político.

¿Para qué, por qué y cómo regresa AMLO?

Para nadie es secreto que el señor López es –en estricto sentido aristotélico–, uno de los más acabados animales políticos. Y creer la simpática “charada” de que se podría retirar de la política es un juego de niños. En realidad AMLO regresa luego de un descanso obligado por motivos de salud, para echar su resto en la más importante empresa de su carreta política. Nos referimos, como se sabe, al registro de Morena, el partido de López Obrador.

Por eso, en su primer mensa-je de vuelta, AMLO dijo que a partir de hoy iniciará la enésima gira nacional “para mantener encendida la llama de la espe-ranza”. Y la esperanza a la que se refiere es precisamente Morena, el partido que aún no nace y que se podría convertir en un triste aborto. Y el señor López Obrador sabe bien que se apaga la esperanza de ver el feliz alumbramiento de Morena. ¿Y por qué Morena puede acabar en aborto?

Si nos atenemos al quinto informe que emitió el IFE sobre el registro de nuevos partidos políticos, Morena ha realizado un total de 23 asambleas de las 20 establecidas como requisito para conseguir el registro. Sin embargo, en esas 23 asambleas tan sólo ha conseguido la afiliación de 106 mil simpatizantes. ¿Y cuál es el problema? 

Casi nada, que la ley electoral establece la afiliación de poco más de 219 mil simpatizantes para aquella organización que pretenda el registro como partido político nacional, que es el caso de Morena. Por tanto, la Morena de AMLO aún debe registrar como militantes activos a 113 mil mexicanos de todo el país.

Morena, como se sabe, lleva casi dos años de construcción y por lo menos un año de activismo para asegurar a por lo menos 220 mil simpatizantes, además de 20 asambleas nacionales o 200 asambleas distritales. Pues bien, en todo ese tiempo Morena apenas logró afiliar a 106 mil simpatizantes.

Pero lo peor del caso es que el plazo para reunir los anteriores requisitos se vence el próximo 31 de enero de 2014; es decir, en menos de 20 días. Y dicen los que saben que si López Obrador quiere el registro de Morena como partido político, requiere mucho más que el registro de 106 mil simpatizantes; requiere de un verdadero milagro. Sin embargo, todos saben que la política y los milagros no suelen ser amigos.

Por eso la pregunta: ¿Qué va a pasar frente a la posibilidad de que el IFE rechace la solicitud de Morena como partido político? Todos conocen la respuesta; AMLO gritará que “la mafia del poder” apeló a quién sabe qué brebajes para impedir que “el México bueno” pueda contar con su propio partido político, con el partido que –como también lo dijo ayer AMLO–, “lleve adelante una revolución democrática para abolir lo más pronto posible las reformas estructurales”.

Y es que según AMLO, en México no hay democracia porque las mayorías no le dieron los votos suficientes para acceder al poder presidencial; en México sólo habrá democracia cuando AMLO sea presidente, cuando tenga su propio partido y sea una suerte de mesías del futuro mexicano. Por eso AMLO demandará formalmente al presidente Peña Nieto por el delito de traición a la patria; traidor porque promulgó la reforma energética con la que, según AMLO, “habrá más crisis… y no se requiere ser profeta para saber qué pasará”.

Lo curioso es que luego de los 15 millones de mexicanos que votaron a favor de AMLO en 2006 y 2012, el tabasqueño no logra conseguir 220 mil simpatizantes para formar el partido Morena. Queda claro, AMLO regresa más debilitado que nunca. Al tiempo.  

 

 

 

 twitter-@Ricardo Aleman Mx |www.ricardoaleman.com.mx 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Ricardo Alemán

  • disqus
  • facebook