Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Llovizna  /  16° C
Clima-Leon     León
  Llovizna  / 15° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Llovizna /  13° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Llovizna  /  15° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Llovizna  /  15° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Llovizna  /  15° C
Inicio | Opinión |

Itinerario Político

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Mancera también regresa

Buena parte de los habitantes del Distrito Federal fueron testigos de que los verdaderos damnificados de las reformas constitucionales que aprobó el Congreso de la Unión a lo largo de 2013 fueron, en ese orden, los propios capitalinos y el gobierno de Miguel Mancera.

Y es que las marchas, manifestaciones, plantones, bloqueos y el virtual secuestro de espacios públicos realizados contra esas reformas –como ocurrió con la Plaza de la República–, no sólo causaron severos daños a la vida cotidiana de millones de personas –en un día a día de suyo complejo–, sino que golpearon con peculiar severidad la imagen, la popularidad y la confianza en el jefe de gobierno capitalino.

Y fue tal la golpiza que recibió el gobernante capitalino –y la presión a la que fue sometido durante el primer año–, que en los recientes ocho meses pasó de ser el mandatario mejor calificado y el más posicionado de los precandidatos presidenciales rumbo a 2018, a ser visto como un gobernante ineficaz, temeroso, timorato y sin habilidades para el cargo.

Más aún, en los últimos meses de 2013, la percepción de buena parte de los ciudadanos del DF era notablemente negativa para Miguel Ángel Mancera, al grado que no pocos le aplicaban la clásica del beisbol… “¡Mancera se va, se va y..!”. Pero además, a la percepción social negativa se sumó el llamado “fuego amigo” que lanzaron contra Mancera las tribus de izquierda. Sí, resulta que mafias del PRD y de las izquierdas mexicanas se empeñaron en debilitar la imagen de Mancera; en cobrar las cuotas políticas y el apoyo que le brindaron para llegar al cargo, al grado que Mancera parecía secuestrado por sus aliados. 

Pero como no hay plazo que no se cumpla y tampoco pactos políticos infinitos, al cumplir el primer año de gestión de Mancera también terminó el plazo de gracia de acuerdos y herencias políticas. Por eso, Mancera terminó 2013 con el desalojo de un predio secuestrado por la mafia de los Panchos Villa y arrancó el año con el repliegue de la mafia llamada CNTE, que casi fue echada del Monumento a la Revolución y el desalojo del ambulantes de parte del centro histórico.

Queda claro; Mancera está de vuelta. Y un primer indicador de que actúa en línea con el reclamo ciudadano es que el primer golpe de timón fue aplaudido por casi ocho de cada diez capitalinos. Dicho de otro modo, que los capi-talinos están hasta la madre de bloqueos, manifestaciones, plantones y marchas de anarquistas y vividores de la protesta, contra la vida cotidiana y el trabajo de los capitalinos.

También es cierto que la mafia CNTE y que el “fuego amigo” de las izquierdas pretenderán retar, probar y provocar al jefe de gobierno en la nueva estrategia pa-ra recuperar su imagen y el respeto ciudadano. Incluso es pro-bable que veamos a la CNTE en nuevos intentos de provocación y generación de caos en la capital del país. Pero también es cierto que en 2014 Miguel Mancera regresa sin el lastre de los acuerdos y las herencias que le impusieron las tribus y el gobierno de Marcelo Ebrard. ¿Tienen dudas?

Resulta que los primeros días de 2014, Miguel Mancera operó dos relevos en su gabinete. Designó a nuevos secretarios de Cultura y Trabajo del gobierno capitalino. ¿Y qué creen? Que los nuevos colaboradores nada tienen que ver con tribus del PRD o con herencias del gobier-no de Marcelo Ebrard. Son la semilla de lo que puede ser visto como “el mancerismo”.

Y es que el encargado de Cultura se llama Eduardo Vázquez Martín –hombre de la cultura sin militancia partidista clara–, y la responsable de Trabajo es la excandidata presidencial Patricia Mercado, archienemiga de Andrés Manuel López Obrador y a quien el extinto Carlos Monsiváis satanizó al responsabilizarla de la derrota de AMLO en 2006. Dicho de otro modo, que asistimos a la construcción del grupo político de Miguel Mancera; grupo que nada tiene que ver con Los Chuchos, con Morena y menos con las izquierdas tradicionales. 

Más aún, al rehabilitar a Patricia Mercado, el jefe de gobierno coloca a la excandidata presidencial en línea para aspirar a la jefatura de gobierno del DF; candidatura que en el caso del PRI podría recaer en Rosario Robles. Pero de eso hablaremos en otro momento. 

EN EL CAMINO

Dicen los que saben que es una patraña que Pemex llevará a cabo despidos masivos. El tiempo dirá la verdad… La mejor barra matutina de noticias por radio fue, por muchos años, el Monitor de José Gutiérrez Vivó, antes de que “Pepe” cayera en la tentación de la militancia partidista. Hoy, Ciro Gómez Leyva refresca los informativos matutinos con su periodismo plural, crítico y sin militancia. Ganan los ciudadanos y la democracia.

twitter-@Ricardo Aleman Mx |www.ricardoaleman.com.mx 

 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Ricardo Alemán

  • disqus
  • facebook