Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  16° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 16° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  15° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  16° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  16° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  16° C
Inicio | Opinión |

Yerbamala

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font


Miguel Valadez Reyes

1.- STJE: democracia directa

Uno a uno, la secretaria general, Elisa Jaime Rangel, en su calidad de escrutadora, fue leyendo los votos de los 21 magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, STJE, y el nombre se repitió en cada ocasión: Miguel Valadez Reyes.

Se cerraba así el período electivo más intenso, por la publicidad alcanzada, que haya vivido el Poder Judicial.

Se trató de una “transición de terciopelo” de la presidencia del STJE de las manos de Alfonso Fragoso Gutiérrez a las de Valadez. Sólo ellos, además de Elisa Jaime, hablaron. No se expresó disidencia alguna. Las formas se conservaron con disciplina de hierro.

La ceremonia apenas duró 15 minutos. No había candidatos. Los magistrados podían poner libremente el nombre que quisieran en la papeleta de votación. 

Por eso Miguel Valadez pudo contestar muy fácilmente al cuestionamiento que quedó como resabio de la competencia que hubo: ¿Intervino el gobernador Miguel Márquez a su favor?: “Yo me atengo a lo que acaba de suceder, y los votos, insisto, son de los magistrados”.

Ya en su discurso de toma de posesión, Valadez, con sus cuidadas formas, de forma sutil pero directa, se hizo cargo de las circunstancias en las que llega: “…les demando colaboración”, dijo a sus compañeros, luego de solicitarles “la luz y la orientación que siempre me han brindado”. La autoridad quedó anunciada.

A la conclusión de la ceremonia, un muy relajado Alfonso Fragoso le comentaba a Raquel Barajas, quien lo antecedió en el cargo: “Siento como si me hubiesen quitado una losa de encima, ¿tú no lo sentiste así? Por supuesto, cuando te nombran es un gran honor…”.

La magistrada Claudia Barrera Rangel, quien aspiró fuertemente a la presidencia del STJE, y casi la tuvo en sus manos, tuvo una discreta presencia. “Institucional”, suele decirse.

También el otro magistrado aspirante, José Luis Aranda Galván, aunque se mostró más sociable, dando muestra de haber superado el lance que lo dejó al margen.

“Dios sabe por qué hace las cosas. No me tocaba a mí, ni a otra compañera o compañero”, comentó. Y agregó que ayudará a Valadez en las áreas mercantil y familiar.


Miguel Márquez

2.- Márquez, el reinicio

Con una “Rosca de Reyes” como postre, el mandatario estatal Miguel Márquez y su gabinete entraron de lleno a sus labores anuales. 

La muy cordial y relajada reunión mañanera incluyó el capítulo del “Niño Dios” que le tocó a la directora del Instituto de  Ecología, Ana Carmen Aguilar. Le desearon que le trajera suerte, para que no se decida fusionar o desaparecer a su dependencia.

Aparte el momento de relajamiento, se trató de una sesión intensa de trabajo. El gobernador exhortó a sus colaboradores a que trabajen para ser recordados por cambiar la vida de los guanajuatenses para bien, porque “desde el poder”, les dijo, “es fácil perder el piso”.

Total que todos salieron con muy buen ánimo para trabajar. Entre otros, “Toño” Salvador García López, secretario de Gobierno, quien sostendría ayer mismo una reunión con diputados locales, entre los cuales estaba Felipe Orozco, del PRI, presidente de la Comisión de Derechos Humanos.

Más tarde, Márquez y varios de sus secretarios agasajaron a directivos y jugadores del Club León por su campeonato. La velada se extendió por varias horas. Y tanto, que los futbolistas no podían ocultar su impaciencia y fatiga, derrotados, no por goles, sino por los interminables discursos.


Claudia Navarrete Aldaco

3.- “Grilla” en la delegación

Cual caballito de Troya, Edgar Castro Cerrillo, el delegado de “Oportunidades”, aprovecha todos los huecos que le deja hacer su jefa, la delegada de la Sedesol, Claudia Navarrete Aldaco, para, literalmente, “tenderle la cama”.

Su objetivo, ahora ya se supo, es hacer méritos para que lo tomen en cuenta como un hipotético “candidato de unidad” a la presidencia estatal del PRI. 

Lo anterior, bajo el supuesto de que la pugna entre los candidatos fuertes, Santiago García López y Alejandro Lara Rodríguez, se recrudezca al grado de hacer inviable la elección.

Castro Cerrillo nunca ha ocultado su aversión a Navarrete, como tampoco su queja de que no lo deja “lucir”.  

Muy elemental, considera los ataques a Navarrete como un servicio al grupo priista al que pertenece, que es el mismo de Lara Rodríguez. Casi lo considera un “deber”, pues a esa afiliación debe su puesto.

Ahora, sin embargo, se ha propuesto hacer méritos mediante un logro mayor: promover la caída de Navarrete. Y lo que sorprende es que lo haga a ciencia y paciencia de la delegada.

Leopoldo Torres Guevara.

Demasiado fácil, y demasiado rápido, el alcalde de Valle de Santiago pretende dar vuelta a la negra página del suceso de violencia contra su esposa por parte de su director jurídico, Raúl Maciel Martínez.

Como si no acabáramos de pasar un intenso período de sucesos de violencia contra las mujeres, que ha incluido un par de solicitudes de Alerta de Violencia de Género.

Y como si no, para tratar de solventar ese problema, los tres poderes de Gobierno de Guanajuato hubieran realizado diversas modificaciones legales e instrumentado diversos programas.

Torres Guevara dice que a Maciel lo defiende su eficiencia, que va a llamarlo a la “cordura” y que es suficiente que ya esté “reconciliado” con su esposa. Aunque ella dice que aún analiza la posibilidad de acudir al Ministerio Público.

Al sentirse apoyado, Maciel ahora acusa a los medios, y dice que la publicación del hecho de haber golpeado a su esposa es “violatoria”. Y que se siente “agredido”.

Su argumento de defensa es muy pobre, de que se trata de un asunto “personal”. Dejó de serlo cuando los policías acudieron a su domicilio a detenerlo, para remitirlo a barandilla.

Al invocar su condición de abogado, sin embargo, incurre en un olvido flagrante: que está sujeto a la Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos. Entre otras. 

 

[email protected]

Califica este artículo
5.00

Más de Opinión

Más de Don Giovanni

  • disqus
  • facebook