Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  15° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 14° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  13° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  14° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  14° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  14° C
Inicio | Opinión |

Sobremesa Educativa

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

La lectura en familia

La lectura inició en civilizaciones como la china y la egipcia, siendo un proceso oculto utilizado por los gobernantes o los sacerdotes poseedores de la información. Fueron los escribas quienes tenían el control completo de los datos, que se conformaron en secreto de Estado.

Con el transcurso del tiempo, ya entre los griegos, la lectura pasó a la población con un carácter público, esto es, se leía en grupos y en voz alta. Sin embargo, quienes más leían eran los que tenían a su cargo el cuidado de los niños. 

La lectura pública aparece durante la época victoriana en forma generalizada, en las casas se leía en la sobremesa, en las tertulias y todo el tiempo. Retomar la lectura pública como hábito tiene muchas posibilidades de desarrollo. 

La lectura en familia promueve que:

Se mecanice la lectura, pues el grupo requiere de una lectura pausada, con buena pronunciación y de ser posible con ciertos tonos de dramatización.

Los menores de edad adquieren nuevo vocabulario, pues se sabe que esa etapa es el momento idóneo para la adquisición de nuevas palabras.

La lectura en sí misma se convierte en instrumento de juego, se lee en parejas, se compite, se aprende y especialmente se despierta el placer de leer. 

Se conforman parámetros de identificación entre los miembros de la familia a partir de los gustos y juegos de recreación lectora.

Se comenta la lectura, por lo que se tienen diversas formas de representación de las comprensiones del grupo sobre el texto.

Se conforme una antología de lecturas selectas para compartir. 

Si se lee en familia, sus miembros datan cómo la lectura permite diferenciar entre lo dicho por el autor y la interpretación, pues al comentar se exponen los diferentes modelos o escenarios que se construyeron en la mente y con ello inician las diferencias de interpretación, pues cada lector refiere a partir de sus conocimientos previos. Cada uno de los miembros percibe situaciones distintas, a cada persona la evoca diversos hechos. Con ello se aprende que la comprensión se ciñe a los datos del escrito, mientras la interpretación al pensamiento del lector. 

La familia que lee en diferentes tiempos y en forma constante, asegura la evolución cultural del grupo, le conforma múltiples esquemas de pensamiento y especialmente le configura esquemas de organización por la exposición al grupo a diversos acontecimientos, a situaciones que suponen la relación de hechos causales. 

Quien lee, piensa y el pensamiento en grupo permite el desarrollo de actitudes de respeto ante la alteridad. Es importante recordar que una de las motivaciones para leer se genera en la calidad del texto que en sí mismo rico en escenarios, valores y contenido.

Si piensa iniciar tertulias o sobremesas de lectura, le aconsejamos utilizar variados textos, cortos y completos. La página de Internet Ciudad Seva es un muy buen recurso. 

 

*Docente de la UPN 111 

Guanajuato

 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Enriqueta Ojeda

  • disqus
  • facebook