Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  17° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 16° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  15° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  16° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  16° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  16° C
Inicio | Opinión |

Pólvora e infiernitos

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font


PARQUES INDUSTRIALES LEÓN: ENTRETELONES DE LA COMPRA DE LA TIERRA

 

LA APUESTA. En el trayecto para su concreción, el proyecto para consolidar dos parques industriales en León tendrá que librar algunos obstáculos que pondrán a prueba la sinergia y voluntad política que hoy hace coincidir a los gobiernos estatal y local en ese municipio.

CONTEXTO. Son 2 los proyectos en marcha; uno en la zona de Las Joyas en donde el predio donde se asentaría es de una sola persona (el empresario Óscar Flores) y otro, en la comunidad de Santa Ana del Conde en donde algunos empresarios locales ligados a exliderazgos del PAN, son los que consolidan un predio a partir de la adquisición de terrenos ejidales.

ADVERSIDADES. Y justo lo que se libra es el reto que representa en León, el alto precio de la tierra como principal obstáculo para crear parques industriales; la alianza de los gobiernos de Bárbara Botello y Miguel Márquez tiene que librar varias aduanas.

A ESCENA. Y sin duda, el principal desafío para ambos gobiernos está en el proyecto de Santa Ana del Conde en donde incluso ya apareció la secretaría de Gobierno estatal, un poco para ser intermediario pero  también para presionar a una salida a los conflictos.

EL BALANCE. De las 450 hectáreas que ahí se pretenden adquirir para el parque, hay unas 120 que todavía no tienen ni siquiera pactado un convenio de promesa de venta. Se da el clásico estira y afloja por los precios y el escenario no es nada sencillo.

EL MOMENTO. Los ejidatarios buscan vender al precio más alto y como suele suceder, sacar la mayor ventaja posible sobre quienes ya lo hicieron inicialmente.

DINERO, TRÁMITES Y PROPUESTAS INDECOROSAS

ANTECEDENTES. En el lado de la parte compradora, la empresa Ben Terra está encabezada por los empresarios Jesús Aguilar y José Gallardo, como le comentaba aquí, los mismos que demandan al Municipio el pago de una indemnización por predios aledaños a la prolongación del bulevar Morelos, una de las arterias más importantes de esta ciudad.

EL REPARTO. Ben Terra quiere consolidar la compra de las 120 hectáreas que le faltan. Los empresarios citados saben de este negocio. Hay ejidatarios que han salido respondones y hace algunos días apareció por el lugar, el subsecretario de Gobierno Arturo Navarro para abonar a la conclusión de negociaciones.

LA SALIDA. Persuaden para que los ejidatarios acepten el precio que se ofrece por los predios y como no queriendo la cosa, advierten que si no se aceptan las condiciones, el gobierno estatal empleará el recurso de la expropiación.

EL PANORAMA. Datos que no dejan de hacer ruido: los empresarios antes citados, con el antecedente de la pugna con el gobierno municipal por una indemnización que la autoridad juzga excesiva y ahora la intervención de la secretaría de Gobierno estatal que sin querer queriendo, presiona para que vendan a la brevedad posible.

EL FONDO. Y todo para dar apenas el primer paso que es la autorización de uso de suelo por parte del gobierno municipal. En sentido estricto, los gobiernos de Botello y Márquez tienen que actuar como facilitadores porque se trata de proyectos privados que en el mediano plazo generarán empleo y desarrollo en León.

PROPUESTA INDECOROSA. Nomás por dar un dato, desde el gobierno leonés quieren revisar con lupa los documentos que acrediten la propiedad de la tierra para ese parque. Incluso le sugirieron al gobierno estatal que para tener garantía plena de seriedad, la administración de Márquez funja como la solicitante del uso de suelo.

BATEADOS. Y el gobierno de Márquez dijo “imposible, la ley no lo permite”; pero eso sí, en otro flanco, intervienen para persuadir por decirlo elegantemente y los ejidatarios acepten los ofrecimientos de los compradores.

 

¿A QUÉ JUEGA MARTÍNEZ TAPIA?

DUDAS. Confirmada la decisión de Jaime Martínez Tapia de registrarse como candidato a la dirigencia estatal priista, en las dos tribus que se disputan el relevo tricolor, dos preguntas flotan en el ambiente.

COYUNTURA. La primera es qué pretende el actual integrante del CEN priista en una batalla donde le conceden escasas posibilidades y la segunda, a quién le beneficiaría y a quién le perjudicaría su ingreso a la contienda.

OPCIONES. En otras palabras, la clásica suspicacia en torno a si hay pacto, para engordar el caldo a uno de los otros dos contendientes o entra para sacar raja de la polarización entre los dos grandes grupos.

PREMISA. ¿Qué rentabilidad en esta contienda puede sacar un personaje que hoy tiene un cargo de cierta importancia en una subsecretaría del CEN del PRI si no aparece en el papel con posibilidades de triunfo?

LA INCÓGNITA. Martínez Tapia ya anuncia en redes sociales que su compañera de fórmula será la exregidora leonesa Lupita Tavera (compañera por cierto en el cabildo 2003-2006, del líder del MT Alejandro Arias). No parece lógico que aparezca en calidad de kamikaze, arriesgando lo que hoy tiene por una calentura electoral.

19 AÑOS DEL IEEEG: CLAROSCUROS DE UN ÓRGANO ELECTORAL

 

A la vanguardia en lo que se refiere a la ciudadanización de órganos electorales en el país, adelantado en su perfil como garante de comicios equitativos, con argumentos para presumir autonomía durante buena parte de su historia, el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato cumplió ayer 19 años de existencia.

Y los cumple en un momento complejo, cuando parece recuperar la verticalidad que llegó a perder en recientes épocas aciagas en donde, como fruto de la hegemonía del PAN en el estado, fue víctima de ese empanizamiento que agobió a varias instituciones en el estado que están llamadas a mantenerse al margen de las disputas partidistas.

Y complejo también porque justo hoy, ante la reforma electoral federal, sus integrantes avizoran que este instituto, de vanguardia comparado con el perfil de sujeción al Poder Ejecutivo que hay en otros estados, podría perder algo de lo que se ha cosechado.

No se puede olvidar que el Instituto Electoral del Estado es producto de la crisis política que desencadenó en Guanajuato tras la traumática elección de 1991 que trajo como consecuencia una de las muestras más contundentes del centralismo en el caso de Guanajuato: la solicitud de licencia de Ramón Aguirre y el interinato del panista Carlos Medina.

El 15 de enero se integró el primer consejo del Instituto Electoral de Guanajuato, encabezado por el empresario leonés Hugo Villalobos González que contra viento y marea llevó a buen puerto las elecciones de 1995 que marcó un parteaguas en Guanajuato porque se materializaba la alternancia política.

Vino después la gestión de Ángel Córdova que también se portó a la altura en un cargo que sería el precedente para su incursión en la política partidista a través del PAN primero como diputado federal y luego como secretario de estado.

Roberto Hernández en su momento, capoteó bien el temporal mientras que a Santiago Hernández Ornelas le tocaron las horas más bajas del Instituto en los tiempos en los que al PAN se le pasó la mano en la partidización del consejo que llevó al IEEG a ser blanco de cuestionamientos inéditos.

Hoy, con Jesús Badillo Lara a la cabeza y su consejo, el órgano electoral parece recobrar la sobriedad e independencia de los buenos viejos tiempos. Una buena noticia frente al avasallamiento político que reinó en el estado hace varios años y que llegó a afectar la imagen de lo que se presumió como un ejemplo de autonomía y equilibrio.

 

 

 

La imagen del día

Álvar Cabeza de Vaca: la prueba de fuego.

Todos los integrantes del irregular gabinete de Miguel Márquez están obligados a mostrar mucho más de lo que ahora han exhibido desde el cargo que ostentan pero el secretario de Seguridad, Álvar Cabeza de Vaca, tiene retos añejos y coyunturales que lo ponen entre los que se deben seguir con lupa.

Ayer, en la red social Twitter en la que suele ser muy activo, quiso ser muy ilustrativo de su presencia en el atribulado estado de Michoacán en una reunión de coordinación con autoridades estatales y federales.

Una acción que quiere dar consistencia al discurso del gobernador Miguel Márquez que un día lanzó el natural pronunciamiento esperado luego de la enésima crisis michoacana: el blindaje de la frontera guanajuatense.

Pero más allá del glamour de las redes sociales, Álvar Cabeza de Vaca tendrá otros escenarios en los que tendrá que demostrar de lo que está hecho  y si su personalidad, desafiante y generalmente echada para adelante resulta efectiva.

Uno de los retos fundamentales es sin duda el proyecto Escudo que tras un largo (y por momentos tortuoso) proceso de incubación en donde la información pública se dio a cuentagotas y que ahora parece selectivamente difundida, en unos meses estará en fase plena de operación.

Una de las demandas principales de los ciudadanos, sea cual sea la ciudad que habiten y el partido que los gobierne es seguridad y lo que se espera de Escudo es que justifique las expectativas generadas en el discurso del propio Cabeza de Vaca y la altísima inversión que se realizó para su concreción.

Cabeza de Vaca quien incluso, en ciertos momentos se enfrascó en el debate con el gobierno de Bárbara Botello en las repetidas crisis que se han vivido en este municipio en materia de seguridad, pasa ahora al terreno de los que tienen que rendir cuentas y dar resultados.

No hay que olvidar que fue uno de los primeros secretarios que recibió el respaldo de Miguel Márquez, antes de tomar posesión. La vehemencia y arrojo mediático mostrados en lo que va del actual sexenio sólo exigen un resultado: eficacia. Ni más, ni menos.

 

 

Más comentarios a las 8:45 en Pólvora Radiofónica de 

El Poder de las Noticias en el 93.9 de FM y 1270 de AM. 

Más de la Pólvora en Twitter: @MiguelZacarias

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Miguel Zacarías

  • disqus
  • facebook