Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  14° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 18° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  13° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  18° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  18° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  18° C
Inicio | Opinión |

Itinerario Político

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

 

“¡Me vale madre el 2018!”

 

No era una reunión común, de las muchas que todos los días sostiene Miguel Ángel Osorio Chong. No, el titular de Gobernación había convocado a sus principales colaboradores para analizar la crisis que se vive en Michoacán.

Por eso, el clima de la reunión era tenso. El desarme de “autodefensas” había provocado un primer choque entre grupos de inconformes y militares –con un saldo de dos muertos-, y el doctor José Manuel Mireles había ridiculizado a la Secretaría de Gobernación, cuando el líder de las “autodefensas” apoyó en un primer momento la estrategia de Osorio Chong, para luego cambiar de opinión y advertir que no dejarán las armas.

Las opiniones y puntos de vista iban y venían cuando, repentinamente, uno de los asistentes advirtió sobre el riesgo de lastimar la imagen de Osorio. Sugirió evitar acciones extremas, a riesgo de debilitar la imagen, popularidad y futuro del titular de Gobernación, sobre todo a la luz de la sucesión presidencial de 2018.

La advertencia paralizó por segundos a los convidados al encuentro hasta que Miguel Osorio descargó un manotazo en la mesa y casi a gritos… “¡No entienden que me vale madre el 2018..! hoy lo urgente es resolver la crisis de Michoacán..!”

El manotazo le dio otro rumbo a una reunión en la que se analizaban las distintas caras de una crisis de gobernabilidad que vive Michoacán y que, contra lo que muchos suponen, viene de lejos, se gestó a lo largo de cuatro décadas y no se resolverá en uno, dos o tres años. Al final el gobierno de Enrique Peña Nieto recurrió al viejo expediente de imponer a un enviado desde el centro –al estilo del viejo centro despótico-, para sustituir al debilitado y poco eficiente gobierno estatal.

Y es tan viejo el recurso como el utilizado por el entonces presidente Manuel Ávila Camacho, quien ordenó la salida del gobernador de Guanajuato, Ernesto Hidalgo, luego de la matanza del 2 de enero de 1946. En esa fecha, una manifestación contra el cochinero electoral fue atajada a balazos, con un saldo de 26 muertos. Días después de la matanza fue nombrado como gobernador enviado del centro, Nicéforo Guerrero.

Hoy el gobernador Fausto Vallejo es un gobernador de utilería –lo mismo que su gabinete-, y el verdadero gobernador se llama Alfredo Castillo, al que las redes sociales motejaron como “#bomberodeEpn”. Y es que Alfredo Castillo apagó el fuego de la crisis de la desaparición y muerte de la niña Paulette; preparó el expediente para llevar a prisión a la profesora Elba Esther Gordillo y rescató la Profeco, luego del escándalo de “Ladyprofeco”.

Pero más allá de especulaciones –en el fondo-, el trabajo de Alfredo Castillo no sólo será coordinar a las fuerzas federales en la lucha contra los criminales organizados de los Templarios –y de otros cárteles-, sino que literalmente será el trabajo de bombero. ¿Y por qué de bombero?

Porque además de coordinar las acciones federales en Michoacán, el extitular de la Profeco tendrá como tarea fundamental desmontar el complejo tejido político que hizo posible la impunidad de La Familia Michoacana, primero, y luego los Caballeros Templarios. ¿Y eso qué quiere decir? Casi nada, que expedientes en mano, el nuevo “mandamás” de Michoacán quitará del camino a los políticos del PRI, el PAN y del PRD que deben sus carreras políticas a los criminales y que hasta hoy hicieron posible la impunidad de los cárteles que mantienen el control de Michoacán.

Sin embargo, el mensaje más importante de la designación de Castillo es el mensaje político. ¿Por qué? Porque si bien el PRI se negó a la desaparición de poderes en Michoacán –gobierno en manos del PRI-, el gobierno federal manda a Michoacán como enviado del centro al operador político más cercano al presidente Peña Nieto. Dicho de otro modo, que si bien no han desaparecido los poderes en Michoacán, el político de mayor confianza de Peña será el encargado de la reconstrucción de Michoacán.

Sin embargo, poco se ha dicho de las facultades legales que sostendrán el encargo de Alfredo Castillo. Y curiosamente, luego de buscar y rebuscar, las mujeres y los hombres de Miguel Osorio encontraron una joya legal. Resulta que un decreto de Felipe Calderón será la base legal que sustente el encargo del nuevo “mandamás” de Michoacán.

El 23 de abril de 2012 se publicó en el diario oficial de la federación el acuerdo (04/2012) del secretario de Seguridad Pública, en el que se emiten los lineamientos generales para la regulación del uso de la fuerza pública por las instituciones policiales de los órganos desconcentrados en todo el país.

Por lo pronto, Alfredo Castillo no va contra las “autodefensas”. Al tiempo.

 Twitter: @Ricardo Aleman Mx | www.ricardoaleman.com.mx 

 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Ricardo Aleman

  • disqus
  • facebook