Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Soleado  /  17° C
Clima-Leon     León
  Soleado  / 24° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Soleado /  19° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Soleado  /  24° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Soleado  /  24° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Soleado  /  24° C
Inicio | Opinión |

Yerbamala

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font


Lucero

1.- “Caso Lucero”, el regreso

Luego de un par de meses sin noticias del emblemático “Caso Lucero”, éste volverá a ser tema. Ello, a pesar de que con el “Código Naranja” las cosas parecían haber quedado encauzadas para el gobierno estatal, y que, confiada en esto, la directora del IMUG, Adriana Rodríguez Vizcarra, no ha vuelto a tocar el asunto.

La fecha fatal es el 30 de enero. Una vez agotadas todas las diligencias, ese día se cumple el plazo para que la justicia federal determine si concede o niega el Amparo solicitado por los abogados de Lucero Salcedo Palacios.

También entonces se cumplirán los tiempos para que la Agente del Ministerio Público, Lucía Berenice Acosta, presente en el juicio regular la reclasificación de lo que se acusa a Miguel Ángel Jasso.

Hay que recordar que la demanda de Lucero es porque la acusación contenga: intento de violación, intento de homicidio y privación ilegal de la libertad, lo cual no fue considerado originalmente por la Procuraduría de Justicia.

En cuanto a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, sigue incumpliendo el compromiso de emitir su recomendación, que había prometido, como “fecha fatal”, para diciembre. Lucero valora la necesidad de  dirigirse al “ombudsman”, Raúl Plascencia, para saber del retraso.

La solicitud de “Alerta de Violencia de Género” también es un tema abierto. La directora de “Las Libres”, Verónica Cruz Sánchez, la tiene lista, y sólo está a la espera de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, publique en el Diario Oficial la integración del Comité de Especialistas, lo cual, por cierto, podría ocurrir antes de que termine enero.

En ese Comité, por Guanajuato se integrarán representantes de las universidades de Guanajuato e Iberoamericana de León.


Ismael Pérez Ordaz

2.-  Ismael en su laberinto

Ismael Pérez Ordaz no es del PAN, aunque es el coordinador de los alcaldes de este partido. Y acaso su mayor virtud es que no es político, sino empresario, lo cual le permitió ganar la difícil elección de Celaya y conservar su prestigio. 

Hasta ahora… que se ve envuelto en el lodazal de políticos en que se ha convertido la carrera sucesoria por la presidencia nacional del PAN, con graves riesgos para su imagen.

Por lo pronto, ya sufre una dura vapuleada, luego de la grabación divulgada por el periódico “Reforma”. Ahí, Ismael refiere cómo la “cúpula de diputados del PAN” le ofreció 160 millones de pesos para obras, mediante el “moche” del 35 por ciento, el cual, dijo, logró se redujera al 20 por ciento…

Ante eso, un panista histórico como Juan de Dios Castro dice que está obligado a decir quién le propuso lo del “moche”, pues de no hacerlo se convertiría en cómplice.

Más duro todavía es el coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado. Lo tilda de “muy cobarde” por no decir quién fue el del “moche” y por no denunciar.

Incluso el obispo de Celaya, Benjamín Castillo Plascencia, lo conmina a denunciar…

Entre la espada y la pared, Pérez Ordaz resiste los embates, atrincherado en… el silencio. A ver si con eso le alcanza. Por lo pronto, la lección es cruel: el que con políticos se junta…


Álvar Cabeza de Vaca

3.- La inseguridad

Mientras el presidente municipal de Irapuato, Sixto Zetina Soto, hacía lo que podía para ofrecer alguna solución ante las justificadas quejas de un grupo de estudiantes del ITESI que había sido víctima de otro asalto en la zona de la exhacienda “El Copal”, el secretario de Seguridad Pública Estatal, Álvar Cabeza de Vaca, estaba muy relajado en Guanajuato.

Consumía una tarde larga, disfrutando las viandas que ofrece un conocido restaurante italiano de la capital del estado. En una mesa vecina, el director del Sistema Estatal de Seguridad, Francisco Mijangos, hacía lo propio. Luego se saludaron.

En la zona de “El Copal” hay otros centros escolares y de investigación. Como el Campus Irapuato-Salamanca de la UG, el Cecyteg Irapuato III, la Universidad Liceo Cervantino y… el Cinvestav, que el año pasado fue víctima de un robo importante en sus instalaciones. En lo que va del mes, se refieren otros dos asaltos.

Es probable que con la anuencia del gobernador, Miguel Márquez, Álvar haya cancelado la conferencia de prensa que había prometido para la semana pasada. Iba a hablar de los avances de “Escudo” y de su estrategia de seguridad.

Ante casos como el aquí referido, el ejercicio hasta podría ser ocioso. Lo que se requiere son acciones, pues la inseguridad es una realidad que se extiende por todo el estado.

 

José Manuel Cabrera Sixto.

Al rector general de la Universidad de Guanajuato se le alinearon los astros, y finalmente fue escuchada su reiterada petición de más recursos. Incluso después de las definiciones presupuestales. 

Apenas a tiempo, pues está en medio de las negociaciones salariares y en revisión del Contrato Colectivo de Trabajo con los sindicatos, ASPAAUG y ASTAUG.

Son 250 millones de pesos más. No un apoyo extraordinario, sino una puesta al día del subsidio federal. Esto da la ventaja de que será el piso para el siguiente año.

Este dinero extra está relacionado con un compromiso del secretario de Educación, Emilio Chuayffet, quien en noviembre dio la razón a Cabrera de que la UG tenía menos subsidio que otras universidades.

Ironías del destino. El gestor más dedicado ante la Federación fue el senador Juan Carlos Romero Hicks, a quien el actual rector general no guarda mayores simpatías.

Son recursos que vienen condicionados, para invertirse en plazas para académicos, en mantenimiento de infraestructura, gasto ordinario, Red Médica y Fondo de Pensiones.

El compromiso expreso, “una política de austeridad”. Con una prohibición: no aumentar salarios a los mandos directivos. Y otra: no abrir más plazas a directivos. Son “vicios ocultos” de los que no se habla, aunque lastran financieramente a la institución.

Ya con los recursos extra, no queda más que incrementar el rendimiento.

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Don Giovanni

  • disqus
  • facebook