Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  28° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 31° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  26° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  31° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  31° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  31° C
Inicio | Opinión |

Itinerario Político

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Templarios en Davos; influenza en México

El fantasma de la banda criminal de “Los Caballeros Templarios” –y de sus perseguidores, “las autodefensas”–, apareció en el Foro Económico de Davos para deslucir “la corona” de presidente reformista que los mercados y las economías avanzadas le entregaron al mandatario mexicano.

Y es que podrán decir misa los genios de la casa presidencia de Los Pinos –al tratar de negar que el tema de la violencia en Michoacán opacó los logros de las reformas–, pero lo cierto es que se confirmó una máxima que en éste y en muchos otros espacios se ha repetido hasta el cansancio; “que la violencia y el crimen mata reformas”.

Eso explica que en la memoria de no pocos asistentes al Foro Económico anual –rea-lizado en Suiza–, siguen frescas las imágenes de grupos civiles, conocidos como “autodefensas”, que combaten con sus propios medios a las bandas criminales michoacanas; a Los Templarios, que son exhibidos como fanáticos cuya religión es el dinero y la violencia.

Y no es novedad que esas imágenes y su narrativa dieran la vuelta al mundo y que se difundieron de manera global. ¿Por qué? Porque además de que son imágenes e historias extraordinariamente periodísticas, resultan reveladoras de la debilidad institucional de un Estado –el Estado mexicano–, en donde combatientes civiles –pertrechados con costosas armas de alto poder–, hacen justicia por su propia mano, detienen a los matarifes y se ven obligados a arrebatar a punta de balazos, las lujosas propiedades en manos de los criminales templarios.

Y para los países civilizados y las economías desarrolladas resulta difícil entender las razones por las que un Estado, que se dice fuerte, democrático y moderno, no fue capaz de enfrenar esa crisis en el primer año del gobierno de Enrique Peña Nieto –mientras negociaba las reformas estructurales–, al grado que en ese año “las autodefensas” se organizaran, armaran, prepararan en el uso de armas y estrategias elementales para combatir a sus enemigos. Claro, al menos que haya sido una estrategia deliberada. 

VIOLENCIA MATA REFORMAS

Todas esas dudas –y muchas otras como el surgimiento de “autodefensas” en Guerrero y Puebla–, rondaron el Foro de Davos. Pero también resultó evidente que el gobierno mexicano se quedó corto en la respuesta que esperaban los grandes inversores globales y los gobiernos desa-rrollados. Y es que el mandatario mexicano se concretó a lanzar “la papa caliente” de la violencia, la inseguridad y el crimen, a herencias y errores del pasado.

Y sin duda que Peña Nieto tiene toda la razón. Es cierto que la violencia y el crimen en todo el país y en Michoacán vienen de lejos. Tan lejos como los gobiernos priistas de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, además de las gestiones de Vicente Fox y Felipe Calderón. Pero también es cierto que durante el primer año de su gobierno, Peña Nieto no hizo lo suficiente en Michoacán para detener el fenómeno de la violencia. O si se quiere, falló en sus estrategias a lo largo de un año.

Pero los errores también aparecieron entre los asesores presidenciales. ¿Por qué? Porque si bien delitos como el secuestro y tráfico de drogas casi se generalizan en el territorio nacional, lo cierto es que la violencia extrema y el estado fallido no va más allá de 30 municipios de Michoa-cán, en donde se localiza la zona de influencia de los Templarios.

En rigor, se puede decir que frente a más de dos mil 500 municipios de todo el país, en 32 entidades federativas, la violencia que vive Michoacán sólo se concentra en el 20% de sus municipios. Es decir, que no vivimos en México una violencia general y la existente está bien focalizada en una pequeña zona en donde –por cierto–, empiezan a dar resultado las estrategias del gobierno.

Bueno, por increíble que parezca y por extraño que resulte, ninguno de “los genios” que abundan en el costoso equipo presidencial fue capaz de resu-mir esa realidad contundente a los alarmados inversionistas de Davos. Todos se conformaron con el acto reflejo presidencial de lanzar “la papa caliente” al pasado.

Sin embargo, es muy probable que fueron aprendida las lecciones por el presidente Peña Nieto. Es decir, que de poco servirán las importantes reformas estructurales mientras la violencia y el crimen no sean atendidos de manera frontal y con estrategias exitosas. Hasta es previsible que, por eso, en Michoacán, Guerrero, Puebla, Oaxaca y otras entidades se pongan en marcha verdaderas acciones contra el crimen, no “mejoralitos” que de nada sirven.

EL FANTASMA DE LA INFLUENZA

Pero en donde queda claro que el gobierno de Peña Nieto nada parece haber entendido –y menos aprendido las lecciones del gobierno de Calderón–, es en el tema de la salud pública. Hace diez días El Universal dio la alerta sobre un potencial brote epidémico de la mortal influenza AH1N1 que hoy evolucionó una peligrosa epidemia. Hasta el momento que el gran diario dio la voz de alarma, en el sector salud nadie había dicho nada sobre un potencial agravamiento del contagio y, lo peor del caso, que la titular de la SSA, Mercedes Juan, hizo todo por ocultar la realidad.

A poco más de una semana de esa alerta –el pasado viernes–, la cifra de muertos se había disparado a 135 y más de mil 500 contagiados. Fuentes no oficia-les estiman que hoy domingo el número de muertos por in-fluenza puede alcanzar los 200, debido a la evolución geométrica de la epidemia.

Y el problema es mayor a causa de un cambio irresponsable en la política de comunicación social. Resulta que desde Los Pinos se controlan todas las campañas publicitarias y se compactaron en todo el sector salud. Ello impidió que la SSA, el IMSS y otras instituciones del sector realiza-ran las campañas anuales de prevención. Hoy nadie previene sobre la influenza y sólo se escuchan los malos spots de “Chécate, mídete, muévete…”. ¿Eso previene la influenza?

Lo cierto es que en un país democrático, que se respete, la muerte de 130 personas –más las que se acumulen en lo que ya es una epidemia–, sería motivo suficiente para despedir a todos los involucrados en la deficien-te y criminal respuesta a una epidemia como la influenza. ¡Lo bueno es que Peña Nieto ya está de vuelta! Al tiempo.  

EN EL CAMINO

Por cierto, en Davos uno de los más activos fue Emilio Lozoya, director de Pemex. Mañana estará en la plenaria de los diputados del PRI. Dicen los que saben que trae todo el pulso de las leyes secundarias en materia energética… Alfredo Cristalinas Kaulitz, director de la Unidad de Fiscali-zación del IFE, acudirá como observador de la OEA a la elección de Costa Rica, el 2 de febrero. No lo pierda de vista, es un potencial consejero del neonato INE y muy probable presidente. 

twitter-@Ricardo Aleman Mx |www.ricardoaleman.com.mx 
Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Ricardo Alemán

  • disqus
  • facebook