Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  27° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 29° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  25° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  29° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  29° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  29° C
Inicio | Opinión |

Itinerario Político

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Monedas de cambio para las reformas

¿Qué pensaría usted si el día de hoy –o en cuestión de horas o días–, un juez federal decide otorgar la li-bertad a “maestros” de la CNTE, confesos por el delito de secuestro, cometido contra dos sobrinos del dirigente de la Coparmex, Gerardo Gutiérrez Candiani?

¿Qué pensaría usted si se entera que un Tribunal Unitario otorgó un amparo a los secuestradores, a pesar de que todas las evidencias los involucran como criminales? ¿Qué pensaría si recuerda que uno de los reclamos centrales que hoy aún tienen a la CNTE en el Monumento a la Revolución era, precisamente, la liberación de esos maestros secuestradores? ¿Y qué pensaría usted si se entera que en cuestión de horas pudieran ser liberados los secuestradores de la CNTE, porque un juez pudiera consi-derar que “se violentó el debido proceso”?

Sin duda que serían muchas y muy variadas las opiniones de condena y reproche sobre la posibilidad de que en horas pudie-ran ser liberados los secuestradores de los niños Candiani, pero también es cierto que abundan los indicios de que se trate de una liberación pactada. ¿Por qué?

Porque no sería la primera ocasión –y acaso tampoco la última–, en donde el gobierno de Enrique Peña Nieto utiliza la ley y el derecho como monedas de cambio, con fines políticos y/o diplomáticos. Y el caso emblema lo vimos con la secuestradora Florence Cassez, en donde una Suprema Corte poco honesta se prestó a una negociación político diplomática.

En este caso –y a decir de líderes de la CNTE que pregonan la negociación–, el gobierno fe-deral habría aceptado liberar a los secuestradores, a cambio de “bajar el tono” de las protestas en las reformas educativa y energética. Y, en efecto, hoy las protestas de la CNTE son casi simbólicas, en espera “de que se cumplan los acuerdos”, entre los que también aparece la recontratación de más de 500 “profesores” despedidos con motivo de la reforma educativa.

Por lo pronto, en las próximas horas o días podrían ser liberados Damián Gallardo Martínez y otros ocho “profesores” de la CNTE, involucrados en el secuestro de los hijos del empresario oaxaqueño, Juan José Álvarez Candianio. Vale recordar que según la averiguación previa, los “maestros” utilizaban el dinero de los secuestros para financiar campañas políticas y a grupos extremistas, como el EPR. Según los mismos documentos oficiales, los “maestros” fueron detenidos en flagrancia.

Sin embargo, de producirse la liberación de los “maestros” implicados en el secuestro del “caso Candiani” –como lo presumen líderes de la CNTE–, asistiríamos a la confirmación de una negociación política de la ley y la justicia. Por eso la pregunta. ¿Quién, en el gobierno federal, habría realizado esas negociaciones? Y es que son contundentes las pruebas de que las reformas constitucionales aprobadas en 2013 fueron posibles gracias a groseras negociaciones e insultantes acuerdos. ¿Tienen dudas? Van ejemplos que están a la vista de todos.

Entre buena parte de especialistas en materia educativa, es lugar común que la desaparición de la “Prueba Enlace” habría sido “moneda de cambio” con la CNTE y el SNTE para lograr la aprobación de la reforma educativa. Para nadie es nuevo que un sector del magisterio se ha dicho acosado y hostigado por los resultados de Enlace, sobre todo porque la deficiencia de los “maestros” es exhibida de manera pública y sirve para el escarnio y el ridículo a los profesores. Tampoco es nuevo que desde que nació Enlace, tanto la CNTE como el SNTE se opusieron a una evaluación elemental. Más aún, la nueva evaluación que sustituirá a Enlace, no se hará pública. ¿Es o no la desaparición de Enlace otra moneda de cambio?

Por otro lado, es público que la reforma político electoral –y el nuevo Frankestein en que se convertirá el INE–, son una insultante moneda de cambio entregada al PAN de Gustavo Madero, a cambio de que los azules se sumaran a la reforma energética, que era la “joya de la corona” para el gobierno de Peña Nieto. Dicho de otro modo, que el gobierno de Peña habría aceptado la desaparición del IFE y la creación del poco claro INE, a cambio de que el PAN aceptara avalar la reforma energética. En pocas palabras, destruyeron al IFE para construir la reforma energética. ¿Cuántas monedas de cambio no conocemos? Al tiempo.

EN EL CAMINO

También en horas se presentará la estrategia federal contra el secuestro; flagelo incontenible en todo el país. ¿Más palos de ciego? Valdría la pena que voltearan a Yautepec, Morelos, un pueblo secuestrado e ignorado por el poco eficiente gobierno perredista de Graco Ramírez. 

 twitter-@Ricardo Aleman Mx |www.ricardoaleman.com.mx 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Ricardo Alemán

  • disqus
  • facebook