Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  22° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 21° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  20° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  21° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  21° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  21° C
Inicio | Opinión |

Parentalidad

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Hola amigo, adiós amigo

Duele cuando fallece una persona cercana. Duele más cuando esa persona contribuía a hacer el bien a la sociedad a la que pertenecía. Este es el caso de José Antonio Reinoso, conocido como “Jose” (sin acento).

“Hola amigo” fue algo más que un saludo que me ofreció cuando lo conocí. No era una muletilla sino que así saludaba a las personas, y así las trataba.

Nos conocimos a través de un proyecto que hoy es un programa de educación en valores a través del futbol para niños, niñas y adolescentes en desventaja social que se lleva a cabo en el Centro de Fomento Social al Deporte y Valores Vibra, organización de la sociedad civil impulsada por un consejo directivo muy activo, organización de la cual Jose fue pionero y gerente general.

Su liderazgo permitió identificar a niños, niñas y adolescentes de zonas marginadas y de casas hogar a los cuales ofrecer una experiencia deportiva y recreativa digna. La suya fue una labor comprometida por la causa de este sector de la población. Por eso hoy son cientos los que cada semana pisan sus canchas.

La violencia familiar, la pobreza, la falta de oportunidades, el dolor de la orfandad y de los malos tratos, elementos presentes en las historias de estos niños, le indignaban, le dolían, sentimientos que transformaba en acciones para que la experiencia deportiva ofrecida por cada profesor de Vibra, pudiera hacer algún contrapeso a sus vidas trastocadas.

“El tejido social se está rompiendo” es una frase recurrente para describir el deterioro que la sociedad mexicana padece. Tejido que se rasga por la acción de individuos destructivos, irresponsables o pasivos, pero que se vuelve a tejer en las manos de individuos constructivos, proactivos, deseosos de dejar un lugar mejor que como lo encontraron.

Jose era uno de éstos, de los constructivos. Era una de esas personas cuyas actitudes y acciones contribuyen a la humanización al transmitir calma, optimismo y entusiasmo, era una de esas personas que con su trabajo y proceder abonaba al bienestar del prójimo. 

De sus circunstancias hacía algo útil. Cuando lo conocí ya tenía cáncer. Sin embargo, de eso me enteré mucho tiempo después porque su actividad y proceder era natural y constante y no había visos de queja, ni de desánimo, tampoco de resentimiento por su cuadro. Ante dicha enfermedad decidió no padecerla sino integrarla a su vida.

“JO.D.T.CÁNCER”, fue su expresión para vencer a una enfermedad cuya victoria se instala cuando la persona decide morir en vida ante la noticia de su llegada; así pensaba Jose, el cual optó por seguir viviendo a plenitud hasta el último momento.

De él aprendí que el cáncer gana no cuando acaba con la vida física de la persona sino cuando la gente se muere en vida, cuando pierde su humanidad y se torna hosca, indolente, irresponsable, indiferente, egoísta e individualista, déspota… Desde esta perspectiva existen muchos tipos de cáncer y no sólo el que ataca al cuerpo sino también aquel que ataca la manera de pensar, de ver la vida, a las relaciones humanas, a las sociedades y las destruye, por ejemplo, la corrupción, la pobreza, los monopolios, la indiferencia… 

Jose no negaba su enfermedad, la respetaba, hizo todo lo posible para recuperar la salud. Pero tampoco se paralizó ni se aterró ante ella sino que la trascendió en vida al hablar sobre ella con los demás, al compartir su testimonio con otros portadores y sus familiares, al compartir un mensaje de vida.

Lo mejor que podemos hacer los vivos es honrar la memoria de aquéllos que dejaron huella desde su accionar cotidiano, desde su labor humanitaria lejos de los reflectores, desde su trabajo intencionado. Valgan estos renglones como un homenaje para Jose y como una manifestación de aliento y solidaridad para sus familiares y gente cercana.

Adiós amigo.

 [email protected]

 

Califica este artículo
3.00

Más de Opinión

Más de Gaudencio Rodríguez Juárez

  • disqus
  • facebook