Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  23° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 19° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  20° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  19° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  19° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  19° C
Inicio | Opinión |

Astillero

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

¿La “unidad” es primero?

Cúpulas de la izquierda mexicana libran una feroz batalla en busca de precisar a quién le corresponde la mayor responsabilidad en la derrota histórica frente al reformismo peñista, en especial en cuanto a lo petrolero. Con el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas como punta de lanza, el flanco perredista ha hecho una invitación taimada al dirigente de la otra porción principal en contienda, la encabezada por el moreno Andrés Manuel López Obrador, para que acepte sumarse a una peculiar marcha del sol azteca, por las soberanías alimentaria y energética, que se realizará hoy del Ángel de la Independencia al zócalo capitalino tan súbitamente disponible para este tipo de protestas que la tradicionalmente ina-movible Secretaría de la Defensa Nacional accedió amablemente a suspender las tareas instaladoras de la exposición “Fuerzas armadas, pasión por servir a México” que se estrenará el 8 del mes en puerta pero que desde ahora mantenía ocupada con personal y materiales la plancha de la plaza pública más significativa del país, sustraída con múltiples justificaciones durante la administración mancerista a su condición histórica de punto de convergencia de manifestaciones y caminatas de corte político.

La invitación a AMLO para “reencontrarse” con sus antiguos compañeros de partido fue firmada por Ifigenia Martínez y Porfirio Muñoz Ledo, aparte del exgobernador de Michoacán. El plantea-miento parece contundente: en las circunstancias actuales es necesario dar un mensaje contundente de unidad. “Vamos a unirnos, vamos a sumarnos más allá de nuestras diferencias, guiándonos con lo que decía Vicente Guerrero: la patria es primero”, exhortan los tres fundadores del PRD a quien ahora concentra sus mejores esfuerzos en la construcción de un partido, Morena, que desde ahora pelea membresía y posiciones a la organización presidida por Jesús Zambrano.

Ya se verá hoy si tan sentida propuesta unitaria constituyó un adelanto concertado, una suerte de avanzada epistolar, proveniente de negociaciones discretas, para abrir paso a ese reencuentro de personalidades en larga pugna (lo que sentaría antecedentes de convergencia pragmática rumbo a las elecciones de 2015, todo adscrito a la máxima izquierdista tan famosa como promotora y encubridora de múltiples aberraciones, la de conseguir “Unidad a toda costa”). Pero, si no hay tales entendimientos, entonces la invitación mencionada constituiría una envenenada maniobra en busca de poner en evidencia a López Obrador como responsable de la división de la izquierda que, según eso, habría facilitado los golpes peñistas y ahora estaría dificultando la instauración de proyectos de reversión del entreguismo petrolero.   

Los indicios disponibles hasta la víspera mostraban a un AMLO reacio a volver a marchar con quienes ha señalado tajantemente como corresponsables de los avances peñistas, etique-tación genérica que no cambia por el hecho de que tácticamente los dirigentes del PRD hubiesen votado en contra de una reforma energética que de manera sesgada han seguido apoyando aunque en ese paquete de simulaciones a modo se incluyan marchas, manifestaciones y declaraciones tan incendiarias en apariencia como intrascendentes en el fondo (la consulta popular es una bandera de índole electoral para 2015 más que una oportunidad verdadera de echar abajo lo que Los Pinos ya está consolidando jurídica y políticamente por gobiernos y empresarios extranjeros).

Aún cuando hablaba sobre 2015, López Obrador dijo ayer en Tabasco que a esas andanzas electorales no irá con el PRD, pues los dirigentes de éste “nos entregaron, nos vendieron al gobierno de Peña Nieto, y le abrieron la puerta al cobro de los impuestos, nosotros no queremos corruptos en Morena”. El dirigente perredista Zambrano, por su parte, advirtió que se habrá de caminar “con los que quieran” y adelantó que “nosotros no somos, en todo caso, los responsables de que no haya plena unidad en este esfuerzo unitario” (http://bit.ly/1fmYmji).

En Jalisco, luego de cuatro horas de operaciones militares y policíacas en el municipio de Zapopan, conurbado con el de Guadalajara, fue detenido Rubén, el hijo del máximo jefe de la plaza, Nemesio Oseguera, apodado Mencho (de tal manera que al junior se le identificaba ayer mediática y extraoficialmente como Menchito). Según esas primeras versiones, el aprehendido ocupaba el segundo lugar en el organigrama de trabajo del Cártel Jalisco Nueva Gene-ración, que se hizo del pulverizado mando regional del negocio del narcotráfico luego del asesinato de Ignacio Coronel, el anterior gerente general de la zona.

El CJNG se mantiene asociado al Cártel de Sinaloa pero ya no en los términos de dependencia institucionalizada que en Jalisco se vivía con Coronel respecto a las directrices del bando encabezado por Joaquín Guzmán, el Chapo. Esos aires de relativa independencia le han permitido a los jaliscienses emprender planes de expansión como los realizados en Michoacán (suministro de armas, financiamiento, logística), combatiendo a sus enemigos, los Caballeros Templarios. El firme asentamiento del CJNG no contó en su momento con un firme combate (sino todo lo contrario, dicen muchos tapatíos) por parte del gobierno estatal panista encabezado por el panista Emilio González Márquez.

Esa reducida vocación persecutoria se ha mantenido en la administración del priista Aristóteles Sandoval, a quien han involucrado en denuncias relacionadas con esos negocios, y en su gabinete están Arturo Zamora, como secretario general, a quien el gobierno federal panista cerró el paso a la gubernatura en 2006 manejando presuntos expedien-tes oscuros, y el fiscal general del estado, Luis Carlos Nájera, quien fue secretario de seguridad pública con el panista González Márquez y adquirió más poder con el priista Sandoval, en una especie de pacto transexenal de continuidad de las cosas tal como ha convenido que estén. Ahora, luego de la detención del templa-rio tío Loya, se ha encarcelado al hijo del líder del CJNG, en una decisión arbitral en busca de empatar el marcador, para que el juego siga adelante. ¡Feliz fin de semana!

 

 twitter-@julio astillero |facebook- julio astillero 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Julio Hernández López

  • disqus
  • facebook