Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  17° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 23° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  18° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  23° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  23° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  23° C
Inicio | Opinión |

Pólvora e infiernitos

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

LA RESACA TRAS EL CESE FULMINANTE DE CHÁVEZ ZAVALA

BALANCE. Luego del traumático cese del ahora exdelegado de Infonavit Lorenzo Chávez Zavala, los priistas desde el gobierno pueden admirar en toda su majestuosidad la clase de monstruos que crean cuando politizan hasta el extremo las designaciones de delegados federales.

¿POR QUÉ NO? Nada que no haya hecho tampoco el PAN pero que en el caso de paraestatales como Infonavit matizó, poniendo ahí a personajes con un perfil mucho más técnico que político.

RÉFERI INVOLUNTARIO.- La escandalosa salida de Chávez Zavala hace pagar un alto costo no sólo al arroyismo como tribu política que impulsó al exlíder campesino sino a la propia institución y a su director general Alejandro Murat que esta semana tendrá pesadillas con los medios guanajuatenses porque las circunstancias lo dejaron mal parado.

APRENDER DEL PASADO. Si en el gobierno federal aprendieron la lección que dejó esta polémica salida de un delegado, lo mejor que podrían hacer es ponerse por encima del pleito de callejón que se traen los grupos en pugna en Guanajuato y nombrar a alguien no sólo neutral sino que sepa y le entienda al tema de la vivienda sin que esto implique falta de experiencia política.

ANTECESORES. Sabrá Dios si ese frankestein existe pero ahí está el reto. Antes de Chávez Zavala estuvieron en Guanajuato Jorge Burguette Torrestiana y Edith Martínez Cebreros, ambos funcionarios con trayectoria dentro de la paraestatal.

LAS FORMAS. A ellos también les tocó cabildear por fondos para la Cruz Roja pero entendían los usos y costumbres del Infonavit en ese y otros temas; particularmente en la relación con los grupos de interés, llámense notarios, desarrolladores de vivienda y valuadores.

EL ERROR. Los defensores en el PRI de “para lo mismo sirve un roto que un descosido”, minimizaron las críticas que hubo al poner a un exlíder cenecista que nunca en su vida tuvo que ver con el tema de la vivienda en la delegación de Infonavit.

SIN DARLE VUELTAS. Y al final, fue esa falta de tacto político y descuido de las formas lo que significó la perdición del ahora exdelegado. Creer que los colmilludos miembros de los gremios con los que dialogaba podían recibir cualquier tipo de propuesta o trato sin chistar, fue un gran error.

 

TÉCNICOS Y POLÍTICOS: ¿APRENDERÁ EL PRI LA LECCIÓN?

PECULIAR. Se puede improvisar con personajes sin perfil en delegaciones menos delicadas o que no rocen intereses tan claros como los inmobiliarios. En Infonavit hay que andarse con pies de plomo y aprender a nadar entre tiburones.

EN PLATA. Chávez Zavala y su grupo no pueden alegar que los grillaron y que el despido tiene un trasfondo eminentemente político. Se equivocó y pagó caros sus errores.

COLATERAL. De pasada, también resultó damnificada la jefa de crédito de la delegación aunque dentro de todo no le fue mal con su sanción. Sólo 5 días de inhabilitación en el cargo.

ESCENARIOS. Por lo pronto, apenas se conoció la destitución del delegado, ya han brotado de todas las coladeras posibles, los suspirantes a estar en la delegación. Hay quienes sueñan con la posibilidad de alguien con perfil técnico. Que incluso podría ser una mujer.

VA DE NUEZ. Más nos vale ser cautos en la materia porque los priistas tranquilamente se pueden tropezar con la misma piedra; ya sea mandando a otro improvisado o cediendo nuevamente a la interminable guerra de tribus que sigue siendo su dolor de cabeza. No entienden.

PARQUES INDUSTRIALES LEÓN: LA CLAVE DE SUMAR Y NO DIVIDIR

PAREJITOS. Aunque la sensación que queda con los pronunciamientos mediáticos de los protagonistas y las decisiones que se asumen en el Ayuntamiento, pareciera que entre los tres parques industriales que se cocinan en León, el de Las Joyas avanza más rápido que los otros dos, lo cierto es que ese y el de Santa Ana del Conde van a la par.

DATO CLAVE. Y eso lo puede corroborar el propio titular de Desarrollo Urbano, Óscar Pons González porque en ambos casos, el documento que tiene es el de factibilidad de uso de suelo pero todavía no tienen ni de cerca las respectivas licencias de construcción.

ACCIONES. Es cierto que el gobierno de León, echa toda la carne al asador por el proyecto de Las Joyas pero esto también porque, a comparación del de Santa Ana del Conde, casi todas las obras de acceso a ese parque se tienen que construir mientras que en el otro, ya están casi hechas.

OBSTÁCULO SERIO. El problema en Santa Ana del Conde está en la consolidación de la propiedad porque no se han podido adquirir todas las tierras ejidales. Una vez que se libre ese obstáculo, ese proyecto despuntará irremisiblemente.

MODUS OPERANDI. Y en ese caso, el balón está en la cancha del gobierno estatal que ya intercedió para “motivar” a los ejidatarios a aceptar los que les ofrece la autoridad o de lo contrario enfrentarían el fantasma de la expropiación.

COMPLEJO. En el caso de Las Joyas, el panorama no es tan sencillo porque las obras de infraestructura (construcción de accesos, una avenida de 7 kilómetros de longitud entre otros), ocupan disponibilidad de recursos y voluntad política.

PENDIENTES. Recursos que en este momento (se habla de más de 200 millones) no están en la Tesorería municipal. Y es ahí donde habrá un desafío importante para la alcaldesa quien en diciembre anunciaba con bombo platillo que el gobierno federal le enviaría 350 millones de pesos para completar lo que el PAN no le respaldó en materia de deuda.

PUNTO NEURÁLGICO. Será interesante cómo es que se aterrizan ambos proyectos desde las posiciones paralelas que ocupan pero sobre todo, que en el camino no sean ocasión de rivalidad o pleito entre gobiernos estatal y municipal.

MÁS LES VALE. Parece una frase muy sobada pero siempre es más redituable sumar que restar o dividir. Ojalá se imponga el sentido común y el pragmatismo. Podríamos estar hablando de 2 parques y no de uno solo o incluso de ninguno, si los astros no se alinean y los recursos no caen.

LEÓN: A UN AÑO DE LA PÉRDIDA DE RECURSOS POR 3 MILLONES DE PESOS

Hace un año se daba a conocer que el Municipio de León perdía 3 millones de pesos de la Federación por no ejercer el recurso en tiempo y forma en la ejecución de una minideportiva cerca del Parque Metropolitano.

La cancelación de esta obra, que en su momento habían anunciado con bombo y platillo el exalcalde Ricardo Sheffield y quien, en ese entonces fungía como titular de la Conade, Bernardo de la Garza desató una gran polémica no sólo por lo que implicaba la devolución de recursos federales sino porque fue otro frente de discusión con el partido Verde.

Una controversia salpicada en varios frentes. Ningún gobierno puede vanagloriarse de perder recursos sobre todo cuando se lamenta su insuficiencia.

En su momento, el gobierno leonés argumentó que el proyecto se canceló porque el terreno elegido para desarrollar la unidad deportiva estaba en la zona de amortiguamiento de la presa del Palote; en otras palabras, que era una zona inundable.

El asunto revivió la polémica por la compra conjunta que en su momento hicieron los gobiernos municipal y estatal de Ricardo Sheffield y Juan Manuel Oliva de los predios aledaños al parque a empresarios inmobiliarios en 221 millones de pesos.

No obstante, en medio de la pugna, el partido Verde quedaba como un convidado incómodo.

Resulta que uno de los impulsores de la gestión de esos recursos fue el exregidor de este partido Daniel Olaf Gómez  (actual director del Parque Metropolitano) ante De la Garza, su compañero de partido.

Unos meses después, se anunciaba que en lugar de la unidad deportiva, se desarrollaría una preparatoria pública lo cual ponía en tela de juicio la tesis de la inviabilidad de los terrenos por tratarse de zona inundable.

 

La imagen del día

Corderistas y maderistas: una tregua antes del diluvio que viene

Por lo visto ayer en la plenaria de senadores panistas realizada en Morelia, las tribus en pugna pactaron una especie de tregua unilateral al fuego amigo.

Ahí estuvo el presidente nacional del PAN Gustavo Madero y se saludó civilizada (aunque fríamente) con su más acérrimo crítico Ernesto Cordero Arroyo.

Fue apenas un signo que según las versiones de los ahí presentes, marcó la reunión de los integrantes de la cámara alta del blanquiazul. Hasta ayer, no aparecieron los clásicos gritos y sombrerazos que se dan en estas reuniones panistas.

Esas catárticas discusiones en donde corderistas y maderistas se critican a placer no tuvieron ayer un nuevo episodio. Entre los ponentes que escucharon los senadores panistas estuvo Roy Campos que entre otras cosas les dijo que sus pleitos internos no permean en la opinión pública.

Que el PAN puede perder bonos ante los votantes por otras circunstancias pero lo de sus batallas internas no impacta entre los votantes. También supieron que según una encuesta, poco le importan a la sociedad los cambios que han traído las reformas en materia de telecomunicaciones o la política.

En el caso de la energética, hay división de opiniones aunque más motivadas por posiciones ideológicas que por la coyuntura de ese debate.

Y claro, cómo era de esperarse, más le importa y preocupa a los encuestados, temas como la inseguridad o los efectos de la reforma fiscal aprobada para este año.

Sin embargo, la cortesía política que mostraron Cordero y Madero solo durará un suspiro. En el PAN velan armas para la batalla que viene; la de la dirigencia nacional será cruda y sin cuartel.

 

 

Más comentarios a las 8:45 en Pólvora Radiofónica de 

El Poder de las Noticias en el 93.9 de FM y 1270 de AM. 

Más de la Pólvora en Twitter: @MiguelZacarias

 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Miguel Zacarías

  • disqus
  • facebook