Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  20° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 21° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  18° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  21° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  21° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  21° C
Inicio | Opinión |

Palabras Mayores

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

“No hemos tomado ni un peso, no hemos condicionado a nadie”, Lorenzo Chávez  Zavala (En defensa propia… y aún así se fue)

 

Desde la tercera cuerda

Vaya momento el que escogió el “Bronx” panista en Guanajuato para volver a mostrar el músculo en estas tierras.

Hoy por la mañana en León, el polémico coordinador de los diputados federales del PAN Luis Alberto Villarreal se erige como el comandante en jefe de este bloque del partido en el gobierno que se recompone para dar la batalla al grupo hegemónico en el terruño.

Es él quien convoca a un almuerzo cuyo principal objetivo será presentar cartas credenciales de su tribu de cara a las contiendas que se avecinan en el PAN.

Y no reaparece este grupo en una circunstancia cualquiera. Hay ingredientes de sobra para darse una vuelta hoy y revisar cómo andan los ánimos en ese frente azul.

Habrá reflectores nacionales para Villarreal que ha estado en el ojo del huracán durante los últimos meses por el asunto de los famosos “moches”. El pronunciamiento al respecto será inevitable.

Veremos hoy quienes le acompañan. Hace unos años Villarreal era uno más del cuarteto que conformó el llamado Pacto de la Loma. Hoy, Córdova ya no está en el PAN y suena para ser candidato opositor en León; Ricardo Sheffield sigue fiel a la causa y es de esperar que Javier Usabiaga, encuadrado en el gabinete estatal, no aparezca hoy en este acto.

Hoy el exalcalde de San Miguel de Allende aparece como la cabeza de este bloque que quizá sigue siendo minoría frente al grupo hegemónico panista.

Pero hoy, la alianza que tiene Villarreal con el cuestionado líder nacional de su partido Gustavo Madero, le da otro cariz a su presencia, al acto y a su mensaje.

En el maderismo se mofan de las encuestas que circulan sobre la contienda por la dirigencia nacional que ubican al exsesenador en tercero detrás de Josefina y Ernesto Cordero. Presumen control de estructuras y operación en la base.

Y justo hoy querrán dar un mensaje en ese tenor porque se contempla el arribo de contingentes de todo el estado transportados, según la invitación que fue distribuida.

En fin, hoy veremos en escena las lealtades con las que cuenta el villarrealismo en Guanajuato. Cuántos alcaldes, cuántos legisladores se toman la foto a su lado.

Y es que el coordinador de los diputados federales panistas también ya picó la cresta a sus adversarios internos.

A algunos ayatolas del grupo hegemónico no les hace ninguna gracia que Gerardo Trujillo o Miguel Márquez se sienten a pactar con el sanmiguelense.

Pero justo esa es la fortaleza de Villarreal en Guanajuato. En lo institucional, en las tareas de gobierno, Márquez y Trujillo lo necesitan en función del cargo que ocupa.

Viene la elección del consejo nacional, el relevo en el CEN y más adelante, el relevo en la dirigencia estatal.

Quizá no con la crudeza y nivel de confrontación del escenario nacional pero, en el PAN guanajuatense, la guerra de tribus hoy inicia una nueva era.

Villarreal inmerso en el escándalo pero con poder de interlocución con el oficialismo panista. Poder político y el poder que dan los recursos económicos.

 

Gancho al Hígado

 Por cierto, si algo le faltara a la crisis panista qué tal la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que ordenó la fiscalización del padrón de militantes pues presumen afiliaciones corporativas.

¿Pero cómo? ¿Afiliaciones corporativas en el PAN? ¿Es posible semejante desviación entre quienes hicieron de la crítica al corporativismo del PRI, una bandera?

Por supuesto, la respuesta es positiva y hasta extraña que sea hasta hoy cuando se entra formalmente en materia.

Estamos frente a un vicio que en distintos momentos y lugares el PAN adquirió y Guanajuato no es la excepción en materia de denuncias.

Porque la resolución del tribunal tiene como fundamento una queja originada en el Distrito Federal pero por supuesto que se pueden encontrar botones de muestra a lo largo y ancho del país.

Guanajuato da mucho de qué hablar en ese tenor.

Remontémonos a 1999 cuando se libró la contienda por la candidatura a gobernador entre Juan Carlos Romero y el exalcalde leonés Eliseo Martínez.

Este último hizo acusaciones directas a Juan Manuel Oliva, entonces dirigente estatal y a Refugio Camarillo por echar a andar la operación “Sombrero rodante” mediante la cual se habría afiliado al vapor a decenas de campesinos.

Oliva siempre y hasta la fecha, ha mostrado proclividad a las alianzas con organismos sociales por lo que la crítica cayó en tierra fértil.

Pero en todos lados se cuecen habas porque hace 3 años los papeles se voltearon con la famosa reafiliación panista.

Cómo no recordar al entonces jefe estatal azul Fernando Torres y a su homólogo leonés Miguel Salim denunciando en el CEN la presunta afiliación masiva de sus adversarios internos.

En aquella ocasión los señalamientos llegaron a tocar a personajes cercanos a Madero.

No sabemos hasta dónde llegará la revisión al padrón panista pero si a alguien se le ocurre llegar hasta el fondo, encontrará que en ese partido casi nadie tiene autoridad moral para denunciarlo o quejarse.

En otras palabras, se parecen tanto, que no pueden engañarse o lo que es lo mismo, a puñaladas iguales, llorar es cobardía.

 

La imagen del día


Momento de ver al dúo dinámico

Las voces se multiplican y la exigencia aumenta. Es tiempo de que el secretario de Seguridad Álvar Cabeza de Vaca y el propio procurador de Justicia Carlos Zamarripa salgan de la madriguera en la que parecen encontrarse sino para explicar sí para lanzar un mensaje más contundente ante el incremento de los asesinatos en la entidad.

En este y en otros espacios, el tema viene siendo recurrente desde hace semanas cuando se cumplió un año de que estalló lo más álgido de la polémica por el proyecto Escudo.

Uno de los asuntos tiene que ver con la intensidad y oportunidad de las apariciones. Hace algunos meses, cuando se daba la primera de las varias crisis que ha padecido la Policía leonesa, los 2 solían aparecer para hablar de las cifras negativas que entregaba León en ese momento.

El problema en León sigue latente. No ha menguado la adversidad: de ahí que los rumores sobre la salida del general Miguel Pizarro no cesen y vivan un nuevo pico porque los números no mejoran y la cotidianeidad lo pone contra la pared.

Pero en el ámbito estatal, la situación está lejos de ser el paraíso, ya se torna preocupante y se ocupan nuevas señales.

Uno de los problemas radica en las expectativas que se promovieron en torno al proyecto Escudo y hoy, con razón o sin ella, desde los partidos de oposición y algunos dirigentes empresariales se piden los primeros resultados.

El gobierno estatal ya dijo que el programa se echa a andar en abril pero es obvio que los resultados no se verán de un día para otro.

Tan sincronizados a la hora de tuitear algún logro en materia de detenciones, ahora es cuándo toca ver su reacción en los momentos de apremio.

Pero no sólo en lo que toca a asesinatos o acciones que tienen que ver con el crimen organizado sino (es el caso concreto del procurador de Justicia) en la resolución de denuncias de delitos del fuero común.

Plausible que el gobernador Miguel Márquez haya tomado el toro por los cuernos cuando se agravó la situación en Michoacán y anticipar los efectos que esto podría acarrear en Guanajuato.

Es momento de ver a la dupla Zamarripa-Cabeza de Vaca en situaciones adversas y ver si están a la altura de las circunstancias.

 


Chachis, cuando era antibarbarista

La política y los políticos suelen dar virajes espectaculares. Para eso están las hemerotecas que nos recuerdan la consistencia del discurso de quienes se dedican a los asuntos públicos.

Hace exactamente un año, el regidor priista en León Aurelio Martínez Velázquez tenía una cara radicalmente distinta a la que hoy muestra.

A principios de febrero, directo, sin andarse por las ramas no encontraba límites para cuestionar y mostrar sus desacuerdos. No importaba que la destinataria de sus críticas se llamara Bárbara Botello.

Fue él, uno de los principales críticos de la forma descuidada en que se contrató una pista de hielo que se instaló en el Parque Explora.

Esos cuestionamientos pegaban primero en la regidora Verónica García Barrios, una de las más cercanas a la alcaldesa y en el tesorero Roberto Pesquera responsable directo de cualquier erogación.

Recordemos las palabras del regidor Martínez Velázquez para pulsar el cambio radical que ha experimentado.

“Soy regidor por Bárbara Botello y agradezco la invitación… yo creo que cuando estás ahí y la gente confió en ti y ves que hay algo mal, es nuestra obligación señalarlo, no importa qué sea o que las cosas se estén haciendo mal, en casa o en el mismo equipo; hay que hablarlo y yo no soy perfecto yo también me equivoco, pero algo que yo no soporto y no estoy de acuerdo en validar o avalar es la corrupción, sea de quien sea”.

En aquella entrevista con Correo, el priista lamentaba que el tradicional grupo que apoyó a Botello estuviera desplazado por algunos personajes como el propio tesorero Pesquera. Sin tapujos, Chachis embestía.

“Yo no puedo decirte, no acuso que tengamos corrupción en el Municipio o sea si yo veo cosas malas o cosas sospechosas, lo que sea, tengo que señalarlo aunque sea del PRI, aunque sea un compañero de partido (decirle) oye ven para acá, qué pasó, esto no se hace”.

Hoy, las cosas son totalmente distintas. Aurelio Martínez cambió diametralmente su discurso, está muy lejos de ser incómodo para el barbarismo y en el camino hasta tuvo que enfrentar polémicas como su viaje a Santander, ampliamente criticado por el PAN.

Volvió al redil o lo volvieron aunque en el camino haya perdido el perfil que tanta fama le dio en el sector empresarial.

Palabras en la radio. Más comentarios a las 8:45 am en Pólvora Radiofónica de El Poder de las Noticias en el 93.9 de FM y 1270 de AM. 
Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Miguel Zacarias

  • disqus
  • facebook