Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  31° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 31° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  27° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  31° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  31° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  31° C
Inicio | Opinión |

Por los estadios del mundo

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Un campeón inédito

Inédito, sorpresivo, intenso y lleno de jugadas asombrosas. Así calificaría lo que junto a miles de aficionados viví el domingo en Nueva Jersey, donde la experiencia de Peyton Manning fue nulificada por la juventud de Russell Wilson. 

El marcador final decretó 43-8 a favor de unos Halcones Marinos que por fin pueden presumir tener en sus manos un Vince Lombardi y que con base en un juego perfecto siempre de la mano de la acción oportuna de su defensiva inquebrantable, lograron descifrar a la mejor ofensiva de la temporada y dejar claro que, como sucedió en cinco ocasiones anteriores, las defensivas ganan los grandes juegos. 

La semana no pudo tener un cierre con mejor broche de oro, aunque ello significara ver caras largas y de absoluta tristeza en la banca de los Broncos, quienes al perder este Super Bowl se convierten en la escuadra con mayor cantidad de derrotas en el episodio final de la NFL con cinco. 

Nadie imaginó un comienzo de partido con un safety, derivado del error del hombre que se había convertido en la mano derecha de Peyton, pues Manny Ramírez equivocó el pase en la primera jugada a la ofensiva para provocar que Seattle sumara los dos primeros puntos. A partir de ahí, una blanqueada a Denver hasta pasado el medio tiempo, mientras en el reloj las manecillas corrían bajo la mirada desesperada de un Peyton Manning que no lograba mostrar su potencial. 

Lejos de lo pensado, el novato Wilson nunca dejó que su poca experiencia lo rebasara y por el contrario, su equipo hizo eco de su gran defensiva y receptores que simple y sencillamente lo atraparon todo. Fue una noche redonda, con intercepciones, recuperaciones y anotaciones que provocaron una inmensa alegría en sus fanáticos. 

Seattle se encargó de humillar a Manning, de poner en entredicho a sus jugadores y no permitir más que yerros de su rival. Nunca en todo el encuentro Denver mostró reacción, ni siquie-ra cuando llegaron los primeros puntos, pues éstos aparecieron demasiado tarde. A lo largo de los cuatro cuartos los nombres de Wilson, Percy Harvin, Jermaine Kearse y el que fuera elegido MVP, Malcolm Smith, tomaron fuerza, mientras que los de Broncos eran mencionados por su baja de juego o equivocaciones desafortunadas. 

Hoy los Halcones Marinos pueden presumir una victoria como pocas, un primer Super Bowl en la historia de la franquicia habiendo dejado atrás a un grande como Denver, convirtiendo la anotación más rápida de un Super Bowl —a los 12 segundos—; anotando de todas las maneras posibles en un partido; logrando la tercera diferencia de puntos más grande en un Súper Tazón y coronándose bajo la guía de Rusell Wilson, quien se une a Kurt Warner, Tom Brady y Ben Roethlisberger como los únicos mariscales de campo en ganar el Super Bowl en apenas su segundo año en la liga, pero sobre todo, mos-

trando el coraje y ahínco dignos de un Campeón.  Aquí termina un capítulo más de este libro llamado Super Bowl, hasta el próximo año. ¡Felicidades al nuevo Campeón de la NFL y a todos sus seguidores! 

Califica este artículo
5.00

Más de Opinión

Más de Inés Sainz

  • disqus
  • facebook