Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Soleado  /  17° C
Clima-Leon     León
  Soleado  / 24° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Soleado /  19° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Soleado  /  24° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Soleado  /  24° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Soleado  /  24° C
Inicio | Opinión |

Itinerario Político

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Peña Nieto, ¿el enemigo está en casa?

Unos dicen que es “fuego amigo”, otros que se trata de una mera casualidad y los mal pensados señalan que Enrique Peña Nieto convive con el enemigo. Nos referimos a dos eventos que hablan de una crisis al interior del equipo de trabajo del presidente mexicano.

El primero caso tiene que ver con un encuentro nada casual de Alfredo Castillo –el comisionado para Michoacán–, con Juan José Farías, (a) “El Abuelo”, lugarteniente del cártel de Los Valencia; matarife y traficante que fue preso y que está libre gracias al impecable desempeño del sistema mexicano de justicia. Y el segundo se desprende de una visita de Emilio Chuayffet a Michoacán, en donde el comboy del titular de la SEP fue agredido por una turba que lanzó proyectiles que iban dirigidos a dañar al mexiquense.

Y si bien los dos eventos tienen características completamente distintas, lo cierto es que también tienen muchos puntos en común que por lo menos, prenden los focos rojos sobre la vulnerabilidad del gobierno federal y, sobre todo, de los secretarios de Estado. Y no se requiere un prodigio de memoria para recordar que en los años recientes tres secretarios de Estado perdieron la vida en eventos nada convencionales; Ramón Martín Huerta, titular de Seguridad Publica en el gobierno de Fox, y los secretarios de Gobernación, Juan Camilo Mouriño y Francisco Blake.

En el “affaire Castillo” son muchos los indicios de que manos poco o nada bien intencionadas “pusieron” en suerte al “Abuelo” frente a Alfredo Castillo. Y es que no es posible que si en la Tierra Caliente todos conocían a Juan José Farías –quien además de ser criminal fue presidente municipal de Tepalcatepec–, nadie haya sido capaz de advertirle al comisionado de quién se trataba; qué riesgos corría al entrevistarse con él y, sobre todo, si es cierto que “El Abuelo” está detrás de grupos de “autodefensas”.

 

¿Por qué nada dijo Estanislao Beltrán (a) “Papá Pitufo” –jefe de “autodefensas”–, si conoce a la perfección a “El Abuelo”? ¿Por qué nada dijeron los encargados de inteligencia militar de la zona? ¿Por qué nadie le dijo a los periodistas de Televisa que el hombre al que filmaban junto a Alfredo Castillo era el lugarteniente del cártel de Los Valencia? ¿Dónde esta el Cisen, que no identificó para el comisionado a “El Abuelo”? ¿Qué intentaba la mano que filtró a Reforma, el dato sobre el hombre que apareció en un video de Televisa? ¿Quién intenta desacreditar o tumbar a Alfredo Castillo? ¿Y dónde está el gobierno estatal en todo esto? ¿De verdad es creíble que cualquier persona puede acercarse a Alfredo Castillo y, sin más presentarse y pedirle que si lo detiene no lo haga a partir de testigos protegidos? ¿Y si se acercan para matarlo? ¿De quién es la mano que alertó a Reforma sobre la imagen del diálogo del “Abuelo” con Alfredo Castillo? ¿Cuántos matarifes más habrán estado al lado de Alfredo Castillo? ¿Cuántos serán “autodefensas”?

En cuanto a las agresiones a Emilio Chuayffet, el tema no es menor. ¿Por qué? Porque se produjo en Michoacán; porque queda claro que además de la crisis de violencia e inseguridad que provocaron los Templarios y del alzamiento de las “autodefensas”, existe un tercer ejército dispuesto a utilizar la violencia por encima de todo; el sector magisterial y, en especial, la mafia de la CNTE.

¿Dónde estaban los responsables de cuidar la integridad del titular de la SEP? ¿Por qué nadie pudo detener a la turba de maestros? ¿De verdad nadie sabía que se presentarían los mafiosos de la CNTE a los eventos de Emilio Chuayffet? ¿Y los servicios de inteligencia? ¿Dónde estaban los militares, los policías federales, los marinos? ¿Dónde estaba la Policía estatal? ¿Cuántos maestros de la CNTE y del SNTE se han alistado en las filas de los matarifes Templarios? ¿No es cierto que “la Tuta” es maestro del SNTE y que de ahí saltó a otras mafias como La Familia y los Templarios? ¿De quién es la mano que empuja una agresión contra Emilio Chuayffet? ¿A quién le estorba Chuayffet?

Está claro que en Michoacán el secretario de Gobernación, Miguel Osorio, hace su mejor trabajo en lo que va de la administración. Sin embargo, abundan los indicios de que manos mal intencionadas pretenden descarrilar ese trabajo. Y es que es muy grave que se exponga de esa manera el trabajo y la integridad de Alfredo Castillo y de Emilio Chuayffet; es de una gravedad mayor que existan manos dispuestas a desacreditar ese trabajo. Pero las sirenas de alarma deben alertar al máximo si es que el gobierno de Peña Nieto conviva con sus propios enemigos. Al tiempo.

twitter-@Ricardo Aleman Mx |www.ricardoaleman.com.mx

 

 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Ricardo Alemán

  • disqus
  • facebook