Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  26° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 28° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  29° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  28° C
Inicio | Opinión |

Otras voces

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Un horno para San Felipe

Cuando hace unos meses se me acercó el director de desarrollo económico del municipio de San Felipe para presentarme el proyecto de un horno continuo  para la fabricación de tabiques de barro y artesanías no pude evitar darme cuenta del gran reto y de la formidable oportunidad que presentan las tabiqueras en cuestiones de medio ambiente, desarrollo económico e impulso a las artesanías, no sólo en San Felipe sino para prácticamente todo el Estado.

Por una parte el tabique rojo constituye el material de construcción por excelencia en México y en Guanajuato, no hay casa habitación, bodega industrial, barda o edificio que no se haya construido con este noble, sólido y duradero producto, por otra, al calor del horno no le importa si el producto es un rudo tabique, una loseta, una teja, un azulejo o una exquisita pieza de artesanía. 

Fabricar tabiques de forma artesanal es y ha sido una tradición de cientos de familias de escasos recursos en todo el Estado, para cocer el barro es necesario elevar la temperatura a unos mil grados centígrados y conservarla por varias horas a fin de lograr un cocido uniforme por dentro y por fuera, para lograr esto es necesario quemar cantidades importantes de algún tipo de combustible. 

Considerando que el gas, el diesel y los quemadores requeridos son caros, que el producto está sobre ofertado y las necesidades económicas de los productores son apremiantes, los precios y los márgenes hacen de esta una actividad productiva prácticamente de sobrevivencia, lo que obliga a los productores a quemar cualquier tipo de basura como combustible. El desperdicio del calor, la merma por tabiques sancochados y mal cocidos y el impacto ambiental que ocasionan a las vecinas zonas urbanas hacen de esta industria un desastre social, económico y ecológico de significativas proporciones que debe ser debidamente atendido.

San Felipe cuenta con arcillas de muy buena calidad y la propuesta del director es organizar a unos 100 productores entre tabiqueros, tejeros, loseros y artesanos sanfelipenses para reubicarlos en un solo lugar en el que puedan compartir un horno continuo que trabaje las 24 horas y que les permita secar y cocer sus productos de barro pagando tan solo la cantidad procesada a un costo por kilo que prorratee entre todos los gastos de combustible y operación del mismo. 

Las ventajas de un modelo como este son verdaderamente interesantes: reducción del costo por tabique, mejora notable de la calidad, disminución del desperdicio por sancochado y mal cocido, reducción de la contaminación ambiental,  posibilidad de detonar la fabricación de artesanías de alto valor agregado mediante lazos con escuelas de diseño, generación de empleos que mitiguen la migración, posibilidades para centralizar la compra de insumos para obtener mejores condiciones y la comercialización para vender los productos en mercados nacionales y extranjeros sin necesidad de deprimir los precios.

El principal problema que es el social (poner de acuerdo a los productores) ya ha sido prácticamente allanado en San Felipe, sin embargo el obstáculo para la realización de este noble proyecto es económico ya que no encuentran como financiar  los aproximadamente 10 millones que se requieren para construir y poner en marcha el horno y equipar el lugar con la infraestructura básica. En lo que se ponen de acuerdo las dependencias de gobierno para ver quien es la responsable de estos asuntos, siento que un buen plan de negocio fácilmente sustentaría un crédito de un banco privado o de un inversionista y destrabaría el asunto. Lo fascinante de este proyecto es que, de llevarse a cabo con éxito como piloto en San Felipe, podría sentar las bases para replicar el modelo en varias comunidades del Estado fomentando toda la gama de ventajas y beneficios mencionados arriba. 

Tomando inspiración de la frase de la célebre ceramista: ….Cuando tienes un proyecto como este entre las manos es difícil evitar que vuele la imaginación.

 

* Presidente del Iplaneg

Califica este artículo
5.00

Más de Opinión

Más de Javier Hinojosa

  • disqus
  • facebook